“La razón de los maestros”, artículo de Carlos Herrera de la Fuente
"El gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto prefiere construir un chivo expiatorio para explicar por qué no funcionan las cosas en el sector...".
Conmemoracin_10_de_desalojo_seccin_22_4
Foto: Arturo Pérez Alfonso/ Cuartoscuro

Por Carlos Herrera de la Fuente*

Los maestros de la CNTE tienen razón. No es algo que se afirme dogmáticamente ni que se quiera imponer a base de gritos o de movilizaciones sin argumentos. Los argumentos los han dado en múltiples ocasiones y en todas ellas han explicado por qué la contrarreforma que quiere imponer el gobierno en todo el territorio nacional (imponer, porque nunca se discutió con los propios maestros ni se trató de consensar mínimamente con ningún trabajador del sector educativo) no es una reforma educativa, sino laboral.

Una reforma que afecta los derechos laborales de los profesores y trata de imponer un examen de evaluación homogéneo (sin tomar en cuenta las profundas diferencias económicas, sociales y culturales de cada estado y región del país) como parámetro para contratar y despedir maestros; una reforma que en nombre de una supuesta autonomía de gestión (que involucra a padres de familia, directivos y maestros) abre las puertas al cobro interno de cuotas, a la vinculación con empresas particulares y, finalmente, a la privatización de facto (ver Luis Hernández Navarro, “Las mentiras sobre la reforma educativa”, La Jornada, 15 de enero de 2013). Esto es lo que el actual gobierno, en voz del Secretario de Educación Pública, Arturo Nuño, se niega a discutir. Sobre esto es sobre lo que el gobierno no quiere dialogar en lo más mínimo.

En lugar de reconocer que la política educativa de las últimas cuatro décadas ha sido un fracaso rotundo, el gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto prefiere construir un chivo expiatorio para explicar por qué no funcionan las cosas en el sector. Algo típico de los regímenes autoritarios.

Con un cinismo descarado, culpa a los maestros de la CNTE (fundamentalmente concentrados en los estados de Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Chiapas) de dañar el progreso educativo de México y poner en riesgo el futuro de los niños, cuando sólo lo contrario es lo real: la aplicación de la reforma tal como se está haciendo significa la continuación de una política nefasta y perjudicial que, por lo menos desde la época de Miguel de la Madrid, ha llevado a México a tener pésimos niveles de educación en todos los rubros. ¿Qué se podría esperar de un régimen económico cuya tesis central y explícita consiste en deslindar al Estado de sus responsabilidades presupuestales en los sectores de educación y seguridad social con la finalidad de abrir paso al financiamiento privado en dichas áreas? ¿Quién es el que no se preocupa en lo más mínimo por el desarrollo de la educación en México y por el futuro de sus niños?
En lugar de infiltrar al movimiento magisterial y acusarlo de actos vandálicos que no cometió (los maestros agredidos en Chiapas hace un par de semanas reconocen que no fueron los miembros de la CNTE los que los atacaron y humillaron), el gobierno debería hacerse un examen de conciencia y revisar los datos principales que sintetizan la desgracia educativa del país. ¿Cuáles son estos?

Comencemos con algunas cifras extraídas de un artículo de José Carlos García Cosco, “Matrícula y gasto nacional en educación en México, 1976-2000” (El Cotidiano 117, enero-febrero de 2003). Resulta importante considerar el aspecto económico del asunto, porque es desde ese mirador que podremos comprender el desinterés del Estado mexicano en el proceso de desarrollo e impulso de la educación en el país. Como se ha mencionado en varias ocasiones, el comienzo de la crisis educativa en todos sus niveles comenzó con el primer gobierno neoliberal: el de Miguel de la Madrid Hurtado.

Antes de él, en el sexenio de López Portillo (1976-1982), el crecimiento del gasto federal en educación en términos reales representó un 91.24%. En el de Miguel de la Madrid, en cambio, sufrió una caída de 47.31%. Ciertamente, el sexenio de López Portillo terminó con una gran crisis económica y un endeudamiento brutal de la nación con la banca extranjera. Pero lejos de intentar proteger a los sectores más débiles y en proceso de desarrollo, el gobierno de la Madrid decidió dedicar gran parte del presupuesto al pago del servicio de la deuda, sacrificando de esta manera el desarrollo de la educación y la seguridad social. De esta manera, si entre 1976 y 1982 la matrícula de la educación pública creció en un 44%, en el periodo de 1982 a 1988 el crecimiento fue apenas de 8.05%. Esto sin tomar en cuenta el hecho de que, en todo el decenio de 1980-1990, la matrícula total en educación primaria se desplomó en 1.8% (datos de la Organización de Estados Iberoamericanos).

En el sexenio de Salinas de Gortari (1988-1994) la tendencia pareció variar, ya que efectivamente creció el gasto público en el sector educativo (en gran medida, gracias a un crecimiento económico del PIB), pero la realidad es que, en términos comparativos, apenas en 1992 el gasto federal en educación alcanzó los niveles de 1980 y para 1994 representaba tan sólo el 80.2% del ejercido en 1982. Por su parte, la matrícula total creció aún menos que en el sexenio de Miguel de la Madrid: únicamente 3.5%.

Finalmente, durante el gobierno de Ernesto Zedillo (es ahí donde se queda el análisis de García Cosco) las cosas no resultaron tampoco muy halagüeñas. A consecuencia de la crisis económica que hizo retroceder al PIB en un 6% en 1995, el gasto federal en educación disminuyó 9.3% en ese mismo año (es decir, a una tasa inferior a la de la propia caída económica, lo que nos dice mucho sobre las prioridades del Estado neoliberal mexicano a la hora de ejercer el presupuesto). Si bien la tendencia se revirtió y finalmente hubo un crecimiento real del gasto federal en educación, lo cierto es que para el año 2000 “el gasto por alumno fue menor en 0.54% al destinado en 1994 términos reales”.

Todas estas cifras se complementan magníficamente con el informe que en 2015 presentó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre México (Panorama de la educación 2015). Como resultado de la continuación de las políticas neoliberales en el terreno educativo durante los sexenios panistas, para el año 2012 “la población de 25 a 34 años en México que habían alcanzado la educación media superior” representaba el 46% del total, mientras que el promedio de la OCDE (conformada por 34 países) era de 86%. En pocas palabras, México ocupaba el puesto más bajo de todos. Por si fuera poco, la OCDE informó también que nuestro país tenía el último lugar en el rubro de jóvenes de entre 15 y 19 años inscritos en el sistema educativo (menos del 60%).

Ahora bien, a pesar del tan promocionado incremento del gasto público en educación en los dos primeros sexenios del presente siglo, la OCDE no deja lugar a dudas de los resultados: “En términos absolutos, el gasto anual de México por estudiante es similar al de Turquía y es uno de los menores de los países de la OCDE. En 2012 México gastó USD 2 600 por estudiante (el promedio de la OCDE fue de USD 8 200) en instituciones primarias, USD 3 000 en instituciones secundarias (el promedio de la OCDE fue de USD 9 500), y USD 8 100 en instituciones terciarias (el promedio de la OCDE fue de USD 15 000)”. A su vez, el gasto privado en educación no ha dejado de crecer desde 1982.

Finalmente, en lo que corresponde específicamente a la situación de los maestros en el país, es necesario señalar que, según la OCDE, México tiene el peor coeficiente estudiante-personal docente de toda la organización (con 32 estudiantes por personal docente, más de la mitad del promedio de la OCDE). En contrapartida, el costo del personal docente en educación pública en México es el menor en educación secundaria y segundo menor en educación primaria. Así dice el informe: “Por ejemplo, en México, el costo del sueldo de docentes por estudiante fue de alrededor de USD 1 100 en educación secundaria (…), en comparación con USD 3 200, en promedio, en todos los países de la OCDE”.

Paradójicamente, esto contrasta con el porcentaje de gasto público que México utiliza para la educación (alrededor de 19%) y que llega a estar por encima del promedio de la OCDE. La paradoja se resuelve cuando se entiende que, desde 1982, el gasto público ha pasado de representar alrededor de 44% del PIB a 26 o 27% en la actualidad.

Tomando en cuenta lo ya expuesto, no es de sorprender que los jóvenes mexicanos obtengan algunas de las peores calificaciones en las pruebas de evaluación organizadas por la misma OCDE (México sigue ocupando el último lugar de rendimiento de todas las naciones que conforman la organización en los rubros de matemáticas, comprensión de lectura y ciencias).

Conclusión: la crisis educativa en el país no es culpa de los maestros que justamente protestan por la destrucción de un sector que tanto ha costado organizar a los mexicanos, así como por la defensa de sus derechos laborales, sino de una serie de gobiernos ignorantes y al servicio de intereses privados que desde hace más de tres décadas eliminan la posibilidad de un verdadero desarrollo de la educación nacional.

Culpar a los maestros por el fracaso de nuestro sistema educativo (como lo hace el mediocre documental De panzazo, 2012, codirigido por Juan Carlos Rulfo y Carlos Loret de Mola) es el resultado de una mala fe desproporcionada que tergiversa a propósito la realidad histórica del país en los últimos 35 años. Ciertamente, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE, no la CNTE) ha sido un aliado estratégico del gobierno y de sus políticas neoliberales en todo este tiempo y ha acaparado gran parte de los recursos que el Estado dedica a la educación. Pero ésta es una institución corrupta que no representa a los maestros, sino a los intereses de la élite política. Curiosamente, al final del documental arriba mencionado, se muestra simpatía por el apoyo que este sindicato ha expresado en todo momento al examen de evaluación docente.

Querer someter a los maestros a una prueba punitiva y homogeneizadora, sin antes darles los elementos materiales y pecuniarios para desarrollar de la mejor manera sus actividades docentes y continuar su formación, es el colofón de una actitud violenta e incomprensiva que, de aplicarse, agudizaría más la crisis educativa del país.

Para resolver de fondo el problema de la educación en México es necesario cambiar radicalmente el enfoque gubernamental que de ella se tiene desde hace más de tres décadas. Se necesita un Estado rector que invierta fuertemente en infraestructura (edificios, aulas, pizarrones, bibliotecas, computadores etc.), en preparación docente, en mejores salarios para los maestros y en tecnología; que atienda los rezagos económicos de los niños y los padres, más allá de paliativos demagógicos, infestados de corrupción, como el que significó “La cruzada contra el hambre”; que sea capaz de sensibilizarse con los reclamos sociales y que atienda las diferencias sociales y culturales de cada área del país a la hora de formular sus planes sexenales y sus proyectos específicos; que no apueste a la educación privada y a los esquemas competitivos y elitistas como paradigma del desarrollo cultural de la nación, sino que entienda que sólo una concepción pública, solidaria y fraternal entre las generaciones de niños y jóvenes es la única capaz de formar ciudadanos participativos, críticos y generosos. Apostar por un sistema de educación de alta calidad con perspectiva social.

Sí, los maestros organizados alrededor de la CNTE tienen razón al protestar contra la mal llamada “reforma educativa”.

*Carlos Herrera de la Fuente (México, D. F., 1978) es un filósofo, poeta y ensayista. Licenciado en economía por la UNAM y doctor en filosofía por la Universidad de Heidelberg, Alemania. Ha publicado dos poemarios (Vislumbres de un sueño, 2011 y Presencia en fuga, 2013) y un ensayo de filosofía (Ser y donación. Recuperación y crítica del pensamiento de Martin Heidegger, 2015). Ha colaborado en las secciones culturales de distintos periódicos y revistas nacionales: El Financiero, De largo aliento, El Presente de Querétaro, etc. Actualmente escribe la columna Excursos en el periódico cultural La Digna Metáfora, donde aborda temas relacionados con la estética y la literatura.





    Contenido Relacionado


  1. image_131 erhSecretario de Organización de CNTE pide ampliar plazo para su defensa legal
    junio 14, 2016 7:07 pm
  2. Premio_Santander-2Anuncia SEP auditorías a las nóminas educativas del país
    junio 14, 2016 5:43 pm
  3. Conferencia_CNS-4De ser necesario, gobierno federal aplicará “uso moderado de la fuerza” contra la CNTE: CNS
    junio 14, 2016 4:29 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
América derribó al menos 18 árboles para "Cancha del Centenario",
Lo hizo sin permisos ni trámites.
lolshtoli Дианочка
- so how do you like America so far? - loved it before you started talking to me Или еще один хороший способ отшить парня в юс
0 retweets less than a minute ago
AntonioLyons Antonio David Lyons
It struck me that we have: slavery,colonization, prison industrial complex, the terror of being black and brown in America or poor anywhere!
0 retweets less than a minute ago
herlyynda HERLYNDA ROCHA M
TEST: ¿qué puntuación obtendrías en las pruebas PISA? https://t.co/J1T1LClVQ0
0 retweets less than a minute ago
bishopdsbrister Darryl S. Brister
Our 1st morning n assignment here n Columbia, South America! We're headed 2 devotion n I'm… https://t.co/W5c8wBgbZR
0 retweets about a minute ago
Acumen Acumen
.@TheAtlantic takes a cue from #StudsTerkel & talks with #America's working class: https://t.co/QdIEvdmAP9 @bourreelam @adriennengreen
0 retweets about a minute ago
MINISTRYOFWALLS MINISTRY OF WALLS
Gritty is Pretty: Street Art + Graffiti in Ecuador - Travel Outlandish https://t.co/imleto0OOF https://t.co/uY1BjewONt
0 retweets about a minute ago
Shannon_Haworth shannon m haworth
Shawn: How can you say make America great again without including PWD in that greatness? #AUCD2016 @AUCDNews https://t.co/NvqSZJvVsT
0 retweets about a minute ago
ArrrananAdam Camille Kelly
#sexy home movies ethiopian in america teen porn pornteen hard brunete
0 retweets about a minute ago
yahomied Daniel Fairclough
Conservatives were worri d about Hilary and Russia, but Trump has managed to piss off China and Iran. America about to get double teamed smh
0 retweets about a minute ago
dcexaminer Washington Examiner
Ditching Electoral College would allow California to impose imperial rule on a colonial America… https://t.co/bSGCmacKso
4 retweets about a minute ago
USDA_ERS USDA_ERS
Family farms comprise 99% of U.S. farms. America's Diverse Family Farms, 2016 Edition. https://t.co/X9P8bUDdtU https://t.co/bmX0kiBQa2
0 retweets about a minute ago
VitoConte02 V.C.I.
Republicans, The Political F*** Boys of America https://t.co/abWj4PQqSr via @blackvoices #notmypresident #TrumpleThinSkin #TrumpRiots
0 retweets about a minute ago
ShaparNapash Shapar Napash
TRIBAL AFRICAN ADMITS NEGROES IN AMERICA ARE NOT AFRICANS - ISUPK HEBREW... https://t.co/nII0Px6Laq via @YouTube
0 retweets about a minute ago
fuegorojo4 Squarey Christmas
There should only be need for 4 continents based on structure of land. Afroeurasia, America, Oceania, and Antarctica.
0 retweets about a minute ago
blair_parker Blair Parker
"Snapshot of America in December 2016" https://t.co/eFtdQQmxZq #science #feedly
0 retweets about a minute ago