Analistas critican fusión Televisa-Iusacell
Expertos consideran que a pesar de las condiciones impuestas por la CFC, a la autorización para que Televisa compre 50% de la telefónica, la decisión es sólo un “paliativo” que confunde y crea un monopolio en el mercado de la televisión abierta
(Foto: Archivo)

La autorización de la Comisión Federal de Competencia (CFC) para que Televisa adquiera el 50% de las acciones de Iusacell representa un retroceso en materia de concentración, con lo cual México pasa de un duopolio a un monopolio en el mercado de la televisión abierta comercial, consideró la Asociación Mexicana del Derecho a la Información (Amedi) en un comunicado.

En opinión de la Amedi, la fusión entre estas empresas a cambio de que no se interpongan a la existencia de una “tercera cadena” de televisión abierta, muestra una incapacidad del gobierno “para limitar el poder de las televisoras”.

La CFC autorizó el jueves, con cuatro votos a favor y uno en contra, la concentración Televisa-Iusacell siempre y cuando se logre la licitación de TV digital abierta en dos años, se elimine la discriminación en venta de publicidad, ventas atadas en televisión de paga y que la administración de Iusacell se deslinde de los negocios de TV abierta y de paga de Televisa y TV Azteca.

Al respecto, la organización señaló que las condiciones impuestas por la comisión son las obligaciones mínimas que se debieran cumplir en un mercado competitivo, pero no rompen la concentración en la producción y distribución de contenidos audiovisuales.

Para la Amedi, la CFC ha pretendido equilibrar el mercado de las telecomunicaciones, pero erradicó de un plumazo la escasa competencia que existía en radiodifusión, fusionando a las dos televisoras que concentran la casi totalidad del mercado audiovisual.

Subraya que “no hacía falta autorizar la fusión Televisa-Iusacell para comprobar el daño que el duopolio le ha infligido a la democracia mexicana, ahora ese poder se ve fortalecido y acrecentado por resoluciones tomadas bajo presiones políticas”, opinó.

Por su parte, Irene Levy, presidenta de Observatel,  consideró que las obligaciones impuestas por la CFC a la concentración Televisa-Iusacell son medidas paliativas que no evitan la “colusión” entre las dos empresas.

En entrevista al diario El Norte, señaló que las condiciones que hasta ahora se han dado a conocer respecto a TV abierta y TV restringida, no evitan la posible colusión entre las empresas.

“Lo que se hace es paliar algunos efectos nocivos de la colusión independientemente de la alianza, pero no evitan la colusión, sólo es paliar algunos efectos nocivos”, indicó la presidenta de Observatel.

Resulta preocupante que se sujete al éxito de la licitación de TV digital abierta ya que se desconoce a qué se refiere, mencionó Levy. “No sabemos a qué se refiere, ¿qué pasa si queda desierta, si hay amparos de otros y se retrasa?”.

Por su parte, Purificación Carpinteyro, analista en temas de telecomunicaciones, señaló en su cuenta de Twitter que  “Las condiciones de Cofeco son una confesión de sometimiento a las TV’s. Ahora resulta que tienen q dar permiso”.

(Con información de Notimex y El Norte)

Más información:

Resuelve CFC recurso de reconsideración Televisa-Iusacell

CFC aprueba alianza Televisa-Iusacell; impone condiciones

Iusacell y Televisa analizarán las condiciones de la CFC para fusión

CFC da a Televisa y Iusacell 5 días para ‘aceptar’ las condiciones de la fusión



Temas relacionados:
Telecomunicaciones


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]