El ministro José Ramón Cossío analiza la Reforma Energética
El ministro de la Suprema Corte publica ‘Estado de Derecho y Reforma Energética en México’.
(Tirant lo blanch).

Los primeros efectos de la Reforma Energética están a la vista. El ministro de la Suprema Corte de Justicia, José Ramón Cossío junto con Tony Payan y Stephen P. Zamora, publican el libro Estado de derecho y Reforma Energética en México (Tirant lo Blanch, UANL, Universidad de Houston), volumen donde analizan el proceso jurídico que analiza la reforma.

En su momento, Cossío fue el único ministro que apoyó la consulta pública en relación a la nueva legislación, promovida por el Morena y el PRD, ahora sin querer emitir un juicio sobre la norma, analiza sus implicaciones.

En su libro analiza qué viene con la Reforma Energética, ahora apenas empezamos a sentir sus efectos.

En el libro no decimos si estamos de acuerdo o no; nos dedicamos a explorar lo que quedó y lo que podemos esperar. Es una reforma compleja, con muchos artículos transitorios para crear órganos, procesos y fideicomisos. Apenas estamos comenzando a ver una reorganización muy grande. En el país teníamos empresas del Estado, organismos públicos descentralizados y organismos concentrados, a partir de la reforma se creó una nueva figura llamada Empresa Productiva del Estado. Pemex y la CFE lo son. Además, no está prevista en la Ley Orgánica de la Administración Pública ni en la Ley de las Entidades Paraestatales. Veremos mucha legislación en energía, petróleo, gas, electricidad; órganos reguladores de distinto tipo; órganos que pueden intervenir para proteger el medio ambiente; fondos; formas de proyectos de conversión. Es una reforma de gran magnitud y dada la importancia del petróleo en las finanzas nacionales, merece la pena que nos lo tomemos en serio.

¿Cómo será ese ordenamiento jurídico?

Pemex era un organismo administrativo, cuando se negociaba con el monopolio, en realidad se negociaba con el Estado, que como sucede en todo el mundo, tiene condiciones preferentes de negociación. Actualmente las cosas ya son diferentes. Una parte mínima de las negociaciones tendrán naturaleza administrativa y una parte amplia será de naturaleza mercantil. El primer cambio es que cuando alguien se siente negociar con Pemex o CFE, será de tú a tú. Otro tema importante es, si anteriormente Pemex quería hacer un oleoducto o CFE tirar unas líneas de transmisión, con la posición preferente del Estado se podía hacer a través de derecho administrativo, ahora con la implementación del componente mercantil, hay que negociar con los afectados, algunos serán pequeños propietarios, otros ejidos o terrenos de bienes públicos. Una tercera circunstancia es que mientras anteriormente Pemex y CFE estaban bajo la condición general regulatoria de los organismos normales en materia medioambiental, hoy en día tienen una agencia especializada para ver de qué manera afectan al medio ambiente y de qué manera lo reparan. Todo en su conjunto nos genera nuevas disposiciones; es decir si es todo un cambio, insisto, más allá de si estamos o no de acuerdo.

¿Las facultades del gobierno mexicano son considerablemente menores?

Se redujeron en el paso del derecho administrativo al derecho mercantil. Recordemos que lo administrativo corresponde a concesiones, permisos, licencias, autorizaciones; derecho mercantil es el que se realiza entre comerciantes.

¿Siguen siendo bienes nacionales?

Siguen siendo bienes nacionales y la reforma expone que lo que se obtenga seguirá entrando a arcas públicas, pero las condiciones de negociación tienen una naturaleza jurídica distinta.

¿Hasta dónde el Estado podrá regular los precios de energéticos?

La parte del mercado es difícil calcular porque no depende del Estado. Si el Estado mexicano quisiera, podría mantener precios bajos de gasolina, pero a costa de un subsidio. Alguien puede poner a cinco pesos el litro de gasolina, pero las autoridades saben el costo real.

¿Qué plantea la reforma energética en término de energías alternativas?

La reforma realmente estuvo hecha para el petróleo y la energía eléctrica. Hay algunos temas en los artículos transitorios, sobretodo en la parte de las energías regulatorias, pero el impulso de energías alternativas o verdes se podría lograr a través de los subsidios o incentivos económicos.

La energía eléctrica recibe un subsidio importante, ¿con la reforma desaparece como sucedió con la gasolina?

No está previsto, lo que se dice es que puede haber distintas personas participando en los procesos de producción de energía eléctrica. Los procesos de transmisión posteriores no están diseñados en la ley; es decir, se abre a la inversión privada en producción de energía eléctrica.

En principio se manejó que, dada la lógica de oferta y demanda, los precios podrían, pero estamos viendo que no es así.

Cierto, un podría pensar que en cierto momento podrían bajar, pero los rangos los estipula el mercado, cuya lógica es mundial. La Comisión de Competencia Económica impide llegar a acuerdos de precio entre los productores y cuida que existan precios más o menos unitarios.

¿Está Comisión podría poner un límite a los precios de gasolinas?

Tanto como precios entiendo que no, salvo que sean cuestiones de emergencia. Lo que sí puede hacer es detectar si dos o más personas se están poniendo de acuerdo para subir los precios o mantenerlos deliberadamente altos.

Después de analizar la reforma energética, ¿qué balance hace?

No me quiero meter al tema específico de si me gusta o no la reforma. Hubo una consulta en la Suprema Corte de Justicia, los partidos de izquierda nos preguntaron si tendría que haber una consulta pública para llevarla a cabo y yo voté por la consulta, pero la votación quedó 10 a 1. Simplemente le puedo decir que en términos técnicos quedó bien porque quienes la hicieron estaban interesados en recibir mayor inversión privada; donde ya me confunde es en términos de los artículos transitorios, son muchísimos, entiendo que eso garantiza cosas, pero simultáneamente me parece que la Constitución no está para ponerle esa enorme cantidad de detalles. Con toda franqueza me parece excesivo, pero entiendo la intención política, todos desconfían de todos. Otro tipo de opinión es mera ideología.

libros







    Contenido Relacionado


  1. Libros de la semana: Sor Juana Inés de la Cruz, Jean Meyer, Vonnegut
    Enero 13, 2017 1:35 pm
  2. ‘El primer libro de cuentos que leí fue ‘Born in the USA’ de Bruce Springsteen’: Alberto Fuguet #Letrasynotas
    Enero 12, 2017 2:24 pm
  3. Joselo, Javier Sinay y Jeremías Gamboa, tres crónicas de los Stones en Cuba
    Enero 12, 2017 2:01 pm
  4. Premian relato sobre las últimas horas de Francisco I. Madero
    Enero 11, 2017 2:36 pm
  5. La nueva aplicación del Diccionario de la RAE, disponible sin internet
    Enero 11, 2017 2:27 pm
  6. El FCE realizará homenaje a Ricardo Piglia
    Enero 11, 2017 1:30 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]