El pleito entre TV Azteca y Gil Díaz del 2005; ahora serán socios
La alianza que se concretó este miércoles entre Iusacell y Telefónica Movistar, recuerda los conflictos de antaño por intereses entre la televisora del Ajusco y el ex secretario de Hacienda
Francisco Gil Díaz y Ricardo Salinas Pliego, antes enemigos, ahora socios. (Foto: Notimex - Telefónica Movistar)

La alianza anunciada entre Iusacell y Telefónica Movistar recuerda el pleito hace 7 años, cuando el ahora presidente de Telefónica México, Francisco Gil Díaz era Secretario de Haciendo del gobierno de Vicente Fox y protagonizó momentos difíciles por el ataque de TV Azteca en su contra.

Este miércoles, las dos empresas anunciaron que unen sus redes de telecomunicaciones para beneficiar a más de 27 millones de usuarios y alcanzar una cobertura de entre 85 y 90 por ciento a nivel nacional.

En el 2005 el dueño de esa televisora, Ricardo Salinas Pliego, enfrentaba un juicio iniciado por la autoridad bursátil norteamericana, acusado de fraude en perjuicio de los accionistas de Unefon. Por ello se enfrascó en una pelea mediática, con quien lo sancionaría, Gíl Díaz.

Para no perder la memoria de lo que pasó en ese año,  se retomaron artículos y las columnas de medios cubrieron el caso como Reforma, El Universal, Etcétera y Proceso, como una muestra del impacto y la virulencia que pueden desplegar las televisoras cuando afectan sus intereses.

Etcétera reproduce el guión:

La revista etcétera publicó que la noche del 26 de abril, la televisora inició una campaña contra el titular de la Secretaría de Hacienda con el objeto de evitar las sanciones por las presuntas irregularidades financieras en las que ha incurrido el dueño de la empresa, junto con otros socios suyos, en el caso de Unefon-Codisco. Por eso la CNBV sancionó a la empresa por un monto de 2.3 millones de dólares. Aquí lo publicado:

Según el guión que leyó el conductor -repetido, íntegro, por sus demás colegas como si fueran palabras suyas-, \”el secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz amenazó con utilizar toda la fuerza del Estado en contra de los ejecutivos de TV Azteca\”.

El motivo de la supuesta amenaza del funcionario sería la transmisión, esa noche, del programa Mitos y hechos sobre la venta de Banamex a Citigroup.

\”En una clara intención de coartar la libertad de expresión de nuestra televisora, el secretario de Hacienda le mandó el siguiente recado a nuestro presidente, el señor Ricardo Salinas Pliego: \’Si hoy en la noche transmiten el programa de Lilly Téllez, mañana mismo voy a presentar una denuncia penal ante la PGR por violación a la Ley del Mercado de Valores\’.\” (…)

El 27 en la noche, mediante un boletín, la dependencia desmintió las acusaciones formuladas en contra de Francisco Gil Díaz. \”La acusación del señor Ricardo Salinas Pliego (…) no sólo es falsa sino que, increíblemente, es una versión exactamente al revés de lo que en realidad ocurrió.

\”La conducta del señor Salinas Pliego (…) tiene su origen en las posibles consecuencias derivadas de las imputaciones hechas por las autoridades financieras de los E.U.A., ya que presuntamente habría realizado transacciones no reveladas adecuadamente y en perjuicio de sus accionistas minoritarios.\”

 El comunicado añade que las acusaciones en contra de la televisora obligaron a las autoridades mexicanas a \”realizar una investigación, que se inició desde hace un año y medio, y no hace unas cuantas semanas que fue cuando empezó la difusión de su campaña, desprestigiando a las autoridades financieras a través de los canales de Televisión Azteca\”.

\”Dicha investigación ha sido entorpecida por el señor Salinas Pliego mediante maniobras jurídicas para retrasar las notificaciones que se le han formulado para requerir información. ¿Qué tiene que ocultar el señor Salinas Pliego?\”. La secretaría informó que en varias ocasiones el presidente de TV Azteca envió a Jorge Mendoza \”a tratar de negociar la investigación y evitar así, según dijo \’un choque de trenes\’\”. Y el boletín concluía: \”Ahora ya sabemos qué quería decir con esta frase el señor Mendoza\”.

En voz de Granados Chapa:

También se presenta un texto retomado del periodista Miguel Ángel Granados Chapa quien publicó al respecto en su columna Plaza Pública, del diario Reforma el 3 de mayo del 2005. Ahí  explica que el origen del escándalo:

Inició cuando “TV Azteca denunció penalmente al secretario de Hacienda, por amenazas, intimidación, chantaje, tráfico de influencias y extorsión. Por su parte, Hacienda desmintió la especie y dijo que había ocurrido lo contrario”.

“La reyerta en curso comenzó el martes pasado, cuando en el principal noticiario del canal 13 fue presentado un memorándum, sin membrete ni firma, que Gil Díaz habría entregado a Jorge Mendoza, el rudo vicepresidente de TV Azteca que hasta octubre presidió la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión.

Contagiada por el afán ninguneador entonces vigente en el gobierno federal, la oficina de Gil Díaz dijo que “un señor de apellido Mendoza” había presentado ese papel como ayuda de memoria para gestionar asuntos pendientes, y en representación de Ricardo Salinas Pliego, el principal accionista de TV Azteca.

La televisora del Ajusco al día siguiente informó que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores multó a funcionarios de TV Azteca, Salinas Pliego incluido, como parte de la porción mexicana de una investigación iniciada en Estados Unidos por una operación ilícita que permitió al dueño de la televisora del Ajusco ganar en un santiamén más de 100 millones de pesos.

Por ello, dar cuenta pública de ese género de sanciones sólo puede hacerlo la autoridad, y eso cuando la sanción sea inatacable, la Procuraduría Fiscal de la Federación (es decir, Hacienda) denunció a Salinas Pliego por uso indebido de información privilegiada.

Granados Chapa, un día después, volvió a tocar el tema en su columna en Reforma:

Como bien se sabe, el dueño de esa televisora, Ricardo Salinas Pliego, enfrenta un juicio iniciado por la autoridad bursátil norteamericana, a causa del uso de información confidencial que sirvió al propio empresario y su socio Moisés Saba para ganar más de 200 millones de dólares en dos meses, en perjuicio de los accionistas de Unefon. La deuda de esta empresa telefónica fue adquirida por Codisco, que poco después la revendió a mayor precio. Los accionistas minoritarios de Unefon descubrieron que los dueños de Codisco eran Salinas Pliego y Saba.

Sus propios abogados en Estados Unidos, en aplicación de la rigurosa legislación suscitada por los abusos simbolizados en Enron, dieron cuenta de la maniobra a la SEC y ésta emprendió una investigación al cabo de la cual pueden generarse severos efectos corporativos, financieros y hasta personales contra el propietario de Azteca.

Cuando estaban a punto de emitirse sanciones administrativas por 27 millones de pesos contra el dueño de TV Azteca y socios y ejecutivos de sus empresas, la televisora inició una batida contra autoridades financieras y contra competidores vinculados a aquellas, para traslucir un contubernio que efectivamente ocurrió.

Banamex fue escogido como caso emblemático por la elusión fiscal de su venta al extranjero, porque el secretario de Hacienda dirigió una empresa filial de ese banco, y porque participa en el mercado de transferencias de dinero desde Estados Unidos en que Elektra y Banco Azteca tienen una posición relevante. El enfrentamiento llegó ya al ámbito de las denuncias penales, pero se configura sobre todo en la pantalla.

La revista Proceso publicó del caso como “Choque de intereses” el 1 de mayo del 2005:

De una rentable y pública luna de miel con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Ricardo Salinas Pliego pasó, en tan sólo un año, a un abierto enfrentamiento para desacreditar las sanciones de las comisiones de valores de México y Estados Unidos por incurrir en delitos y prácticas contrarias a los intereses de los inversionistas, expone Proceso en su edición de este domingo 1 de mayo.

El presidente de TV Azteca arremetió contra Hacienda mediante notas televisivas sobre la manera en que Hacienda ha protegido a los beneficiarios del Fobaproa y sobre la estrecha relación del secretario Francisco Gil Díaz con el expropietario de Banamex, Roberto Hernández
En respuesta, el funcionario federal intentó frenar esas transmisiones tras lo que calificó como “descrédito” a las autoridades, a las instituciones bancarias, a sus accionistas y al Fobaproa.

Salinas Pliego prepara ya una denuncia por defraudación fiscal en contra de Citibank y Banamex, para lo cual contrató, desde enero pasado, a 10 despachos jurídicos que sustentarán los alegatos judiciales en contra del banco estadunidense, de Roberto Hernández y de los funcionarios del gobierno federal involucrados en la venta del principal banco del sistema nacional de pagos.

Abogados que participan en esta tentativa confirmaron a Proceso que Salinas Pliego cuenta con evidencias documentadas que confirman la simulación fraguada por los accionistas de Citibank y Banamex para exentar de impuestos la transacción de compra por 12 mil 500 millones de dólares, pues no se trató –como hicieron aparentar– de una oferta pública a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), sino de un cruce pactado y cerrado que impidió la participación de terceros inversionistas, dice el reportaje que aparece este domingo 1 de mayo en Proceso.

Un año después El Universal critica la pipa de la paz

El diario capitalino publicó en su columna Bajo Reserva,  el 23 de febrero del 2006, un texto futurista:  “Se reconcilia Gil Díaz con TV Azteca” que decía:

El pleito entre el secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz , y TV Azteca estaba por cumplir un año. La conductora Lilly Téllez denunció en abril de 2005 un alud de presiones en contra de su trabajo reporteril, amenazas de muerte y numerosas intimidaciones por un reportaje sobre el rescate bancario. La televisora puso el dedo sobre el encargado de las finanzas nacionales.

Todo quedó en el olvido. El titular de Hacienda y la televisora del Ajusco parecen haber borrado todas las ofensas de las cintas de video y de los programas transmitidos por la pantalla.

Gil Díaz acudió ayer a los estudios de grabación de TV Azteca, para conceder una entrevista para el Proyecto 40. La noticia fue doble: por un lado, la reconciliación con Ricardo Salinas Pliego y, por el otro, el anuncio de que al terminar el sexenio foxista, se irá a tomar un año sabático a Stanford.



Temas relacionados:
Finanzas
Granados Chapa


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]