Actividades en Argentina, por 30 aniversario luctuoso de Borges
Jorge Luis Borges murió el 14 de junio de 1986, en Ginebra, Suiza, donde residen sus restos.
Foto: Paulina Lavista/ INAH

Por su 30 aniversario luctuoso, el escritor Jorge Luis Borges, pilar fundamental de la literatura universal, será recordado tanto en Argentina como en México.

En su natal Buenos Aires, habrá conciertos, recitales de poesía, exposiciones fotográficas y ciclos de cine que comenzarán a partir del miércoles.

De acuerdo con la Fundación Internacional que lleva su nombre, el homenaje incluye la develación de una placa en el recinto, a cargo de funcionarios argentinos.

En Buenos Aires, el Centro Cultural Néstor Kirchner (CCK) inaugura el miércoles una ambiciosa muestra sobre el autor.

En Ginebra, donde reposan sus restos, su viuda, María Kodama, dijo que el escritor consideraba ese lugar como un ejemplo de lo que el mundo debería ser y por eso la escogió para pasar sus últimas horas.

Jorge Luis Borges Acevedo, poeta, ensayista y escritor, nació en Buenos Aires, Argentina, el 24 de agosto de 1899.

Desde pequeño mostró singular talento lingüístico, pues cuentan que a los cuatro años ya sabía leer y escribir, antes de los 10 años ya había escrito su primer relato y traducido al castellano “El Príncipe Feliz”, de Oscar Wilde.

La familia Borges se mudó en 1914 a Europa para radicar en Ginebra, aunque Jorge Luis después se establecería en España, donde participó en el movimiento literario ultraísta, que de acuerdo con sus biógrafos, después dirigió en Argentina.

Además, comenzó a colaborar en distintas revistas literarias con poemas y críticas, antes de su regreso a Buenos Aires, donde se dedicó de lleno a la escritura, la traducción y la docencia universitaria.

Iniciador del movimiento vanguardista ultraísmo, fundó junto con otros escritores la revista “Prisma” y años después, en 1922, la segunda época de la revista “Proa”, con Macedonio Fernández y sus otros amigos, por esta misma época también editó su primer libro “Fervor de Buenos Aires”.

Su consagración como escritor reconocido internacionalmente vino después de la publicación de sus célebres relatos recopilados en “Ficciones” (1944), obra con que se inicia su madurez literaria.

Borges se distinguió por utilizar un singular estilo literario, basado en la interpretación de conceptos como los de tiempo, espacio, destino o realidad, muchos de éstos abordados en formato de cuento fantástico, destaca por ejemplo la Biblioteca Cervantes.

En medio de una ajetreada época política y social en Argentina, Borges fue nombrado presidente de la Sociedad Argentina de Escritores en 1950, poco después de publicar su libro más conocido “El Aleph” (1949), hecho que desató una serie de reconocimientos añadidos a su prestigio nacional.

Entre ellos recibió el Premio Nacional de Literatura, fue condecorado con la Medalla de las Artes y las Letras de Francia, reconocido como el director de la Biblioteca Nacional de Argentina y destacado miembro de la Academia Argentina de las Letras.

Aunque algunas publicaciones apuntan a que el Premio Nobel de Literatura le fue vedado por sus implicaciones y comentarios políticos, lo cierto es que no se puede pensar en la literatura en castellano sin la mítica maestría de Borges.

Entre volúmenes y volúmenes de cuentos, ficciones, ensayos y críticas y conferencias se devela el talento de un hombre fantástico que hurgó por las redes metafísicas de la vida en busca de un sentido propio. (Con información de Agencias)



Temas relacionados:
Cultura


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]