EU, China, Japón y Corea del Sur condenan nuevo lanzamiento de misil norcoreano
China pidió a las partes moderación y que ninguna haga nada para exacerbar la tensión después de que Corea del Norte disparó un misil balístico, desafiando las llamadas para controlar su programa de armas.
Foto: Reuters

Estados Unidos condenó el lanzamiento de un misil balístico por parte de Corea del Norte y pidió que la comunidad internacional sancione al régimen de Pyongyang.

“Que esta última provocación sirva como un llamado a todas las naciones para implementar sanciones mucho más fuertes contra Corea del Norte”, manifestó el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, en un comunicado.

“Con el misil impactando tan cerca del suelo ruso -de hecho, más cerca de Rusia que de Japón- el presidente (Donald Trump) no puede imaginar que Rusia esté satisfecha”, señaló.

El ensayo fue detectado por el Comando estadunidense del Pacífico en Hawai y una declaración a la prensa de un oficial estadunidense indicó que el cohete disparado “no era un misil balístico intercontinental”.

“La evaluación estadunidense de la amenaza no ha cambiado desde el punto de vista de la seguridad nacional”, refirió un funcionario estadunidense a la prensa.

Pese a que las tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte han sido más altas de lo habitual en los últimos meses, un diplomático norcoreano dijo a la agencia de noticias Yonhap de Corea del Sur que el régimen de Pyongyang está abierto a conversaciones con Washington “en las condiciones adecuadas”.

A principios de este mes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que estaría dispuesto a reunirse con el líder norcoreano Kim Jong-un “en las circunstancias adecuadas”.

Ningún presidente estadunidense en funciones se ha reunido con el líder de Corea del Norte y la idea es extremadamente polémica.

“Corea del Norte ha sido una amenaza flagrante por mucho tiempo, Corea del Sur y Japón han estado observando esta situación muy de cerca con nosotros“, apuntó Spicer en su declaración.

El régimen de Kim ha buscado avanzar en sus programas de misiles nucleares y balísticos, mientras que el gobierno de Trump ha realizado una demostración de fuerza en la región para disuadir el desarrollo de esos programas.

Japón y Corea del Sur también condenaron la acción de Corea del Norte y la calificaron como una grave amenaza para la región y una violación de las resoluciones de Naciones Unidas (ONU) sobre los programas de armas.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ordenó a su gobierno “prepararse para todas las posibles contingencias”, según su oficina.

Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de China, Xi Jinping, también expresaron su preocupación por la escalada de tensión en torno a la península de Corea.

Corea del Norte ya disparó el 12 de febrero desde la misma base aérea de Kusong un misil balístico de medio alcance Pukguksong 2 (Estrella polar-2, en coreano), prueba que fue calificada de éxito por el régimen que lidera Kim Jong-un.

Posteriormente realizó otras tres pruebas fallidas con misiles balísticos a lo largo del mes de abril, la última de ellas el día 29 desde Bukchang, en la provincia de Pyeongan del Sur (centro del país).

Estos ensayos desencadenaron un período de máxima tensión en la península de Corea, unidos a la posibilidad de que Pyongyang realizara una prueba nuclear.

China también condena lanzamiento

China, tradicional aliado de Corea del Norte, expresó también su oposición al lanzamiento de un misil balístico por parte del régimen de Pyongyang, que viola las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

En un comunicado, el gobierno chino que mantiene relaciones con el Norte, pero cada vez toma distancia ante las provocaciones de Pyongyang, protestó enérgicamente por la prueba e instó a todas las partes a evitar tensiones regionales cada vez mayores.

“En la actualidad, la situación en la Península (coreana) es compleja y delicada, y todas las partes interesadas deben moderarse y abstenerse de agravar aún más las tensiones en la región“, señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores en una declaración enviada por fax a Kyodo News.

Es la primera respuesta oficial de China después de que Corea del Norte probara lo que podría ser un nuevo tipo de misil balístico el domingo por la mañana que cayó en el Mar de Japón después de volar unos 800 kilómetros.

“En la actualidad, la situación en la península es compleja y sensible, y todas las partes pertinentes deben ejercer moderación y no hacer nada para agravar aún más las tensiones regionales”.

“Las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad tienen reglas claras sobre Corea del Norte que usa la tecnología de misiles balísticos para llevar a cabo lanzamientos, y China se opone a las actividades de lanzamiento por parte de Corea del Norte que son contrarias a las resoluciones del Consejo de Seguridad”, indicó.

El régimen norcoreano lanzó el misil a las 05:27 horas locales (20.27 GMT del sábado) desde la localidad de Kusong, al norte de Pyongyang, según ha informado el Estado Mayor Conjunto (JCS) de Corea del Sur en un comunicado.

Las autoridades surcoreanas añadieron que el misil recorrió más de 700 kilómetros antes de caer en aguas del Mar de Japón, por lo que se trataría de una prueba completada con éxito con un proyectil balístico. (NTMX)

 







    Contenido Relacionado


  1. Presidente surcoreano puede poner fin a confrontación: diario de Corea del Norte
    Mayo 11, 2017 12:59 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]