Policía argentina reprime a trabajadores despedidos de Pepsico
Atacaron a los manifestantes con gases lacrimógenos, balas de goma y los golperaron con bastones en un operativo realizado en plena madrugada.
(Twitter)

Fuerzas de Seguridad de Argentina reprimieron  a trabajadores de Pepsico, la segunda empresa multinacional de alimentos más grande del mundo, que protestaban por el cierre de una planta sin previo aviso, lo que dejó sin trabajo a 600 empleados.

Efectivos policiales atacaron a los manifestantes con gases lacrimógenos, balas de goma y los golperaron con bastones en un operativo realizado en plena madrugada.

El pasado 20 de junio, los trabajadores llegaron como todos los días a la planta en donde la firma internacional fabrica botanas (papas fritas embolsadas y otros), pero en la entrada se encontraron con un breve mensaje que les impedía el ingreso.

El cartel avisaba el cierre del lugar y el traslado de la fabricación de sus productos a la ciudad de Mar del Plata, ubicada a 400 kilómetros de esta capital, lo que dejó automáticamente en la calle a 600 personas.

Los trabajadores comenzaron jornadas de lucha en reclamo de sus fuentes de empleo, pero la empresa advirtió luego en un comunicado que la decisión era irreversible y comenzó a ofrecer indemnizaciones.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, desligó al gobierno de la búsqueda de solución de un conflicto que crecía en tensión con el paso de los días y que incluyó la toma de la planta por parte de cientos de trabajadores.

Esta madrugada, el lugar fue rodeado por efectivos de Gendarmería que destrozaron las casas de campaña que los trabajadores habían instalado a las puertas de la fábrica y atacaron a los manifestantes para forzar un desalojo.

La represión comenzó en las primeras horas de este jueves, por lo que algunos de los trabajadores, para defenderse, se subieron a los techos de la planta y desde ahí arrojaron ladrillos a los policías, varios de los cuales terminaron heridos.

Los trabajadores fueron apoyados por vecinos de la zona que salieron a las calles a hacer ruido con sus cacerolas en protesta por la represión mientras el gas lacrimógeno ya afectaba incluso a alumnos de una escuela primaria cercana.

También fueron apoyados por los dirigentes de izquierda Nicolás del Caño, Myriam Bregman, Christian Castillo, y Luis Zamora, quienes ayudaron a negociar un cese del ataque. (NTMX)



Temas relacionados:
Argentina


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]