“El piso se hizo líquido; parecía escena del Titanic”: mexicana sobre el terremoto en Nepal
"En un país tan pobre y con condiciones catastróficas, cualquier cantidad que aportemos hace una diferencia en la vida de otro ser humano. Quizá sea la diferente entre tener un poco de comida y una tienda de campaña para vivir y no tener nada", comenta.
(Foto: reginamarco.com)

La mexicana Regina Marco vivió en Nepal el terremoto de 7.8 grados Richter, ocurrido el pasado 25 de abril, sobre el que contó: “el piso se hizo líquido y en un instante parecía una escena del Titanic”.

En su página reginamarco.com, relató que “llevaba 2 semanas de retiro y enseñanzas en un monasterio budista en Kathmandu; habían sido días bastante profundos e intensos. Finalmente estaba llegando a su fin y estaba feliz de tener unos días para relajarme y prepararme para mi visita a México”.

De pronto “escuché gritos… salir era casi imposible, ni siquiera podía permanecer de pie. Así que me agarré de una columna, abracé a una amiga y el tiempo se hizo eterno”.

Marco detalló que “finalmente el terremoto paró, salí del templo, vi el estado del edificio y las grietas en el pisono podía creer que no se hubiera derrumbado sobre nosotros“.

Dijo que jamás pensó “que un día viviría días y noches de tanta incertidumbre y con condiciones tan difíciles. Le di prioridad a asegurarme que mi práctica de meditación me acompañara durante cada momento, a tener claridad mental y tratar de tomar decisiones acertadas.

La mexicana también mencionó que “una vez que el terremoto terminó empezaron las réplicas, algunas de ellas fuertes y seguían advertencias de que podría haber un terremoto más fuerte. Las instrucciones eran que deberíamos permanecer por lo menos 40 horas en el exterior, además, había 90% de probabilidades de lluvia en los siguientes 6 días y llovió”.
“La primera noche la pasé en un terreno dentro del monasterio de Shechen protegiéndome de la lluvia con una cortina de baño, la segunda en el invernadero del hotel Hyatt (juntó con un azotador que me dejó más de 100 ronchas de recuerdo) y la tercera en el estacionamiento del mismo hotel”.

Para poder salir de aquél país, indicó que “la segunda noche nos dieron la oportunidad de hacer llamadas internacionales en el lobby del hotel (el internet no servía)”.

“Finalmente pude llamar a mi papá y pedirle que me consiguiera 2 boletos para salir de Nepal (misión casi imposible ya que después leí que ese lunes salieron 80,000 personas del país).

“En unas horas mi papá nos consiguió 2 boletos de avión a Delhi para salir 30 horas después y una visa para entrar a la India. Nada como el amor y la efectividad de mis papás para ayudarme y sacarme de cualquier emergencia”.

Regina Marco afirmó que “tristemente, no todos han sido tan afortunados y esto es solo el comienzo. En un país en donde la mayoría de la gente vive en condiciones de extrema pobreza con un gobierno totalmente corrupto e ineficiente las tragedias y sus consecuencias son todavía peores”.

“En las próximas semanas las noticias sobre Nepal irán desapareciendo pero las necesidades básicas de la gente que está sobreviviendo, seguirán ahí”. 



Temas relacionados:
Asia




    Contenido Relacionado


  1. Así se vivió el sismo en Nepal, dentro del parlamento (video)
    Mayo 12, 2015 12:54 pm
  2. Más miedo y angustia en Nepal, tras nuevo sismo (fotos)
    Mayo 12, 2015 10:38 am
  3. Nuevo sismo de 7.3 sacude a Nepal
    Mayo 12, 2015 7:19 am
  4. Nepal: suman más de 7 mil 200 muertos, tras terremoto
    Mayo 4, 2015 7:17 am
  5. 415 millones de dólares pide la ONU para apoyar a Nepal
    Abril 29, 2015 4:51 pm
  6. El terremoto en Nepal sacudió Twitter (video)
    Abril 28, 2015 9:08 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]