“Situación potencialmente explosiva” para el gobierno de Trump: Aguayo (Video)
Rusia les metió un gol o un autogol a los Estados Unidos: Lorenzo Meyer. Denise Dresser opina que la Unión Americana se está enfrentando a "una crisis política de dimensiones desconocidas".

Denise Dresser, Lorenzo Meyer y Sergio Aguayo opinaron que la revelación hecha por el Washington Post sobre los resultados de una investigación de la CIA que concluye que Rusia intervino en la elección presidencial de Estados Unidos para favorecer a Donald Trump, pone a ese país ante “una crisis política de dimensiones desconocidas” y demuestra que “no son tan excepcionales como creen”.

Durante la Mesa Política de Aristegui Noticias, el académico Aguayo destacó la parcialidad con la que actuó el gobierno ruso; “la irregularidad está muy bien detectada, es cibernética, viene de Rusia y está demostrándose se utilizó para favorecer el triunfo de Donald Trump al difundir sólo los correos robados al equipo de Hillary Clinton y no los correos robados al equipo de Trump”.

Consideró que es “una prueba de fuego para la democracia estadounidense” y recordó que no es la primera vez en que se dan fraudes electorales; sin embargo, “el sistema y el interés de la mayoría prevaleció” a diferencia de esta vez en que se trata de “irregularidades gravísimas porque supone una intencionalidad de un país extranjero para intervenir en la democracia estadounidense y recordemos que a ellos les gusta intervenir pero no les gusta que intervengan en sus asuntos”.

El académico del Colegio de México manifestó que esta situación no la van a dejar pasar los demócratas en medio de un país que de por sí se encuentra polarizado y que “el proceso electoral estadounidense está lejos de haber terminado (…) sí veo muy posible una judicialización del proceso y una profundización en la división que vive ese país, la historia de las elecciones en Estados Unidos está lejos de estar terminada y Trump no puede darse por tranquilo”.

“Es una situación potencialmente explosiva” y el gobierno de Trump “empieza bajo los rayos y centellas de una campaña muy irregular”, concluyó.

A su vez, Dresser coincidió en la gravedad de la situación por la que atraviesa Estados Unidos: “Está enfrentando una crisis política de dimensiones desconocidas, una situación en la que el presidente electo está cuestionando, está deslegitimando las propias agencias de seguridad de su país (…) generales importantes han salido a cuestionar la trivialización que Trump y su equipo están haciendo de la acusación de la intervención rusa”.

“Ahí está el héroe de guerra, senador, ex candidato John McCain, subrayando la gravedad del asunto y mientras tanto los demócratas exigen una investigación de fondo, exigen que toda la información que posee la CIA sea presentada ante todos los miembros del Colegio Electoral antes de que voten para ratificar el triunfo de Trump el 19 de diciembre, y de manera paralela están surgiendo todos los lazos y el acercamiento histórico que ha habido de Donald Trump con el gobierno ruso que celebra vía Twitter y otras comunicaciones, cada nombramiento que Donald Trump ha hecho, incluyendo la posibilidad de quien sería el próximo secretario de Estado ex CEO de Exxon, Rex Tillerson, que fue condecoraco por el propio gobierno ruso”, abundó.

La politóloga añadió que “los fieles de la balanza van a ser los miembros del partido republicano, si están dispuestos a aceptar una investigación más profunda que podría llevar incluso a descarrilar la presidencia de Trump, o si, en aras de protegerlo y de proteger su propia llegada al poder, tratarán de tapar, minimizar y de colocar esto en un cajón ante lo que se está convirtiendo en una crisis que se le está saliendo de las manos al presidente electo”.

Por último, Lorenzo Meyer recordó que después de la desaparición de la Unión Soviética, Estados Unidos se convirtió en “la única gran potencia en el mundo” y que analistas norteamericanos veían ya a Rusia como un país subdesarrollado que ya no contaba “y ahora con esta elección en EU nos damos cuenta que esa antigua gran potencia, que ha sido marginada por una buena cantidad de los analistas observadores y políticos norteamericanos, interviene en el corazón de la decisión política más importante que es la elección y que Estados Unidos está prácticamente indefenso, pasmado”.

Apuntó que lo que le abrió una brecha a Rusia fue la división interna que existe en Estados Unidos y ahora reemerge, “mostrando su capacidad tecnológica” y aunque “no hay claridad de cuál será el papel de Rusia en este siglo XXI, por lo pronto ya les metió un gol” y que si se demuestra que se involucró en la elección “entonces ahí está un frente de una nueva guerra”.

“Si es cierto es un gol ruso, si no es cierto es un autogol norteamericano, que duda de sí mismo y enfrenta a la administración demócrata saliente con la entrante y el público norteamericano yo supongo ha de estar con un signo de interrogación enorme, ser o no ser la gran potencia del siglo XXI y andar con que intervienen sus elecciones los rusos que se supone ya quedaron al margen de la historia de las grandes potencias”, concluyó.





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a comentariosyquejas@aristeguinoticias.com