Rodolfo Stavenhagen, el científico social más importante que teníamos: Meyer (Video)
Denise Dresser considera que la mejor forma de homenajear al antropólogo y sociólogo es luchando por los derechos humanos de los mexicanos. Fue un hombre firme que defendía sus puntos de vista con una sonrisa: Aguayo.

Durante la Mesa Política de Aristegui Noticias, Sergio Aguayo, Denise Dresser y Lorenzo Meyer coincidieron en reconocer la trayectoria de Rodolfo Stavehagen quien recibió hoy, post mortem, el Premio Nacional de Derechos Humanos 2016. 

Meyer lamentó que un personaje como Stavenhagen no haya podido encabezar una institución como el Colegio de México por no ser nacido en nuestro país. “No nació en México, él se adaptó y adoptó a México (…)  y el Colegio de México debió ser dirigido por Rodolfo Stavenhagen que en su momento era el científico social más importante que teníamos ahí, no pudo serlo porque no había nacido en México”, reveló.


Abundó que “esto nos debe de dejar claro que un montón de gente nacida en México, no tiene ningún compromiso con este país y que su memoria puede ser maldecida por los mexicanos y que el hecho de haber nacido en Europa pero con una carrera, una dedicación en torno a México, muchísimo mejor millones de otros, entonces ya deberíamos haber dejado atrás esta forma tan tonta de nacionalismo rupestre y epidémico de impedir a alguien porque nación fuera no ser el responsable de estructuras e instituciones dentro de México cuando por su conducta, por su ética debería de haberlo sido”.

Finalmente, “me despido con una disculpa hacia la memoria de Rodolfo porque era uno de los nuestros y debió haber tenido no nada más el reconocimiento de Naciones Unidas donde le dieron el lugar que merecía, sino nosotros debimos de habérselo dado”.

Denise Dresser por su parte opinó: “Lo mejor a lo que puede aspirar cualquiera que transita por este mundo es haber dejado una buena huella y deja tras de sí una buena huella y la mejor manera de honrarlo en esta coyuntura tan crítica para el país es insistir en que el gobierno debe retomar las recomendaciones de la oficina del alto comisionado de los Derechos Humanos en México, e ir orientada a que el ejército regrese de forma paulatina y responsable a los cuarteles”, sostuvo.

A su vez, Sergio Aguayo destacó el poder de la sonrisa de Stavenhagen. “Puedo decir que fue un hombre con un firme compromiso que manifestaba con una sonrisa, lo cual lo hacía ser difícilmente rebatido, tenía claridad intelectual, firmeza ética y una enorme capacidad para comunicar sus ideas y defenderlas con una sonrisa que desarmaba hasta a sus peores enemigos (…) lo vamos a extrañar pero me parece que tuvo una vida plena que hizo mucho bien y es una pena que se haya ido pero en fin así es la biología y da gusto poder recordar de esta manera a alguien de esa estatura”, declaró.





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]