Televisa detrás de expropiación de banda ancha de MVS: Sosa Plata
El autor afirma que es "evidente" que la decisión tiene que ver con las presiones de algunos operadores fueron determinantes para la expropiación de la banda
(MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM)

El experto en telecomunicaciones Gabriel Sosa Plata, publicó este viernes en El Universal y en el portal de información estratégica Media Telecom una columna titulada “MVS y la expropiación de la banda 2.5” donde afirma que la decisión de no prorrogar las concesiones en la banda de 2.5 GHz de MVS está relacionada con Televisa.

A continuación se reproduce la columna completa:

Un par de oficios, uno de Cabelevisión y otro de la Cámara Nacional de la Industria de las Televomunicacoines por Cable (Canitec), en agosto del 2008, bastaron para cambiar el rumbo de los acontecimientos.

Desde entonces, el gobierno federal, aun en contra de sus primeras resoluciones de 2007, atendió las “sugerencias” de una empresa de Televisa y de un órgano de representación empresarial que defiende sus intereses, de no prorrogar las concesiones en la banda de 2.5 GHz y, posteriormente, rescatar las frecuencias con el fin de licitarlas para nuevos operadores, no obstante que la empresa con más concesiones en esa porción del espectro radioeléctrico, MVS, había presentado un proyecto de banda ancha móvil, acorde a las recomendaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

“El discurso gubernamental es que la decisión se tomó con la mira puesta en el ‘interés nacional’ y que MVS no quiso aceptar ninguna de las propuestas de la SCT, pero lo evidente es que las presiones de algunos operadores fueron determinantes para la expropiación de la banda. Para no ir más lejos, el anuncio de este miércoles se produce después de la publicación, en la misma semana, de una serie de artículos y columnas de actores ligados a Televisa, en los que exige al gobierno no ceder a las pretensiones de MVS de quedarse con sus frecuencias en esa banda, cuyo valor, según cálculos gubernamentales, es de unos 2 mil millones de dólares”.

El acto del pasado 8 de agosto, presidido por el mismo titular de la SCT, tuvo más una connotación política que de otra índole. Da la impresión que el gobierno de Felipe Calderón tenía prisa en no dejar a la nueva administración la resolución de uno de los asuntos pendientes más relevantes del sector de las telecomunicaciones, a pesar de que tuvo mucho tiempo para llegar a un buen arreglo con MVS y el resto de los operadores que todavía prestan el servicio de TV por microondas.

¿Por qué la prisa? No tengo respuesta, pero algo sucedió en los últimos días que da pie a las especulaciones. Además de la coincidente publicación de artículos en contra de las “ambiciones” de MVS, se generó la salida del analista John Ackerman de Noticias MVS y, días antes, el 27 de julio, el presidente de MVS Comunicaciones, Joaquín Vargas, cuestionó la ausencia de una política pública de telecomunicaciones, pero confió que durante la actual administración se podría alcanzar un acuerdo para la prórroga de las concesiones en la banda 2.5 GHz.

El presidente Calderón heredará el conflicto al nuevo gobierno. Y es muy probable que ante la imposibilidad de llegar a una negociación en los próximos meses, el diferendo jurídico se prolongue por mucho tiempo más. En la Suprema Corte de Justicia se encuentran algunos de los amparos de MVS en contra de la decisión de la SCT de no prorrogar sus concesiones vencidas y, como consecuencia del procedimiento de rescate de sus frecuencias cuyas concesiones no han vencido, vendrán más recursos jurídicos.

Ante un escenario así, la banda de 2.5 Ghz permanecerá ociosa durante mucho tiempo más, sin inversiones ni generación de empleos. Nada para nadie, lo que reduce las posibilidades de ampliar la cobertura y penetración de banda ancha y servicios móviles de nueva generación y el objetivo de fortalecer la competencia en el sector de las telecomunicaciones. México seguirá así con números mediocres en acceso a internet (23.3% de los hogares) y a la banda ancha (12 de cada 100 personas), con sus efectos adversos en el desarrollo económico y social.

Los planes de Televisa de eliminar por ahora a un competidor como MVS —que aliado con las empresas Alestra, Clearwire e Intel han pretendido poner en marcha un proyecto ambicioso denominado “Banda ancha para todos” con tecnología LTE—, parece lograrse, mientras el conglomerado de Emilio Azcárraga se fortalece con empresas de tv por cable, fibra óptica y 50% de Iusacell, bajo la complacencia gubernamental. Por eso ha sido un sexenio totalmente favorable a los intereses de Televisa.

También, paradójicamente, la estrategia de Televisa de entorpecer el crecimiento de MVS Comunicaciones beneficia a su acérrimo competidor: las telefónicas Telmex-Telcel, de Carlos Slim, que dominan el mercado de la banda ancha fija y móvil en México. Como dice el clásico: nadie sabe para quién trabaja. Sin embargo, esta situación es coyuntural. Televisa va por la banda de 2.5 GHz, una vez que sea liberada y puesta a disposición de los nuevos jugadores, si antes no ocurre algo extraordinario.

AMPARO POR ERROR

De los amparos presentados por filiales de Televisa en contra del Programa de Concesionamiento de frecuencias de TV, este miércoles la Cofetel reconoció que uno de ellos fue consecuencia de un error en el listado de los canales a licitar en la ciudad de Aguascalientes. En lugar del canal 32, asignado a Radiotelevisora de México Norte, S.A. de C.V., debió anotarse el canal 42. El órgano regulador publicará la aclaración respectiva, por lo que el amparo quedaría sin efectos. Hay otros amparos vigentes sobre los que no se han dado a conocer detalles.

RAFAEL DEL VILLAR

Sobre el rescate de la banda de 2.5 GHz, recomendable releer el documento “Necesidad de Despliegue de una Nueva Red de Banda Ancha en México (archivo PDF)”, elaborado por el ex comisionado de la Cofetel, Rafael del Villar. En este texto, el investigador del Banco de México propone “otorgar a un consorcio privado” la concesión en la banda 2.5 GHz con obligaciones de cobertura específicas a cambio de facilitar el espectro y otro recursos del Estado (como infraestructura de la CFE), con participación accionaria de gobierno. Con ello se podría desplegar, en tres años, una red de cobertura nacional que atendería a 89% de la población en el país. Si se hubiesen atendido estas recomendaciones, hoy la penetración de banda ancha móvil en México sería mayor, pero se privilegiaron otros intereses.







    Contenido Relacionado


  1. Televisa detrás de expropiación de banda ancha de MVS: Sosa Plata
    Agosto 12, 2012 8:33 am
  2. Notifica SCT a MVS Comunicaciones retiro de banda 2.5 Ghz
    Agosto 11, 2012 9:35 am
  3. Quitar concesión a MVS parece “decisión de Calderón”: diputado del PRD
    Agosto 10, 2012 2:20 pm
  4. Banda ancha de MVS valuada en 700 mil millones de pesos
    Agosto 10, 2012 11:59 am
  5. Rescate de banda 2.5 Ghz llevaría 4 meses: SCT
    Agosto 9, 2012 7:01 pm
  6. Banda 2.5 GHz: cronología de una concesión retirada a MVS
    Agosto 9, 2012 3:30 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]