Restauran mamut descubierto en Galeana, Nuevo León
El proceso podría tardar hasta un año. El público tendrá acceso al espacio donde se efectuarán los trabajos de limpieza y consolidación del cráneo y sus dos defensas de metro y medio.
Foto: INAH

En el interior del Museo Regional de Nuevo León “El Obispado” se montó un laboratorio de paleontología, en el cual será limpiado y restaurado el mamut descubierto en 2016 por pobladores de la comunidad de San Rafael, en el municipio de Galeana, y trasladado a Monterrey para su conservación.

“Desde este domingo 12 de marzo, el público podrá presenciar el proceso para recuperar el cráneo completo del fósil”, se indicó en un comunicado.

El laboratorio abrió a los visitantes en el marco del Día del Patrimonio de Nuevo León que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) celebrará en el Museo de El Obispado.

 

Especialistas del INAH, dirigidos por la arqueóloga Araceli Rivera, han comenzado la limpieza de los restos fósiles del mamut de Galeana.

La especialista mencionó que la intervención comienza con el retiro de las cápsulas de poliuretano, de hasta 20 centímetros de espesor, que envolvieron las frágiles piezas óseas para evitar su fractura durante el traslado. Este trabajo se hace de manera manual y es muy lento para evitar un daño a los materiales óseos, detalla la especialista.

A partir del 12 de marzo y hasta el 31 de agosto, el público tendrá la oportunidad de presenciar dicho proceso, así como la limpieza, que consiste en retirar todo el sedimento que cubre el hueso hasta que recobra la forma anatómica correcta, y luego el tratamiento de conservación con el que se regresa la solidez de la materia ósea, evitando que se desintegre.

El laboratorio estará abierto a todo público los días martes, jueves y viernes, de 11:00 a 16:00 horas, y todos los domingos, de 11:00 a 15:00 horas.

El mamut de Galeana es el más completo descubierto hasta la fecha en Nuevo León, dado que sus dos defensas han permanecido unidas al cráneo, dijo Iván Alarcón, el paleontólogo del INAH que apoyó en la excavación para recuperar los restos del animal.

El científico explicó que el esqueleto del mamífero tiene un aproximado de 200 huesos, en el caso del ejemplar hallado en Galeana se ha recuperado 10 por ciento de su sistema esquelético: cráneo, tres cotillas completas, entre 70 y 90 por ciento de diez costillas fragmentadas y restos de otras, y la cabeza de un fémur.

Destacó que el cráneo está completo, al parecer en un cien por ciento, con sus defensas unidas: “Si se pone en peso los huesos del esqueleto con el cráneo entonces se puede hablar de que tenemos 50 por ciento del animal porque el cráneo es la pieza anatómica de mayor relevancia dado que concentra las características diagnósticas de un animal vertebrado”.

Iván Alarcón explicó que en virtud de que el mamut aún está lleno de tierra, no se le han podido hacer estudios comparativos que permitan afirmar aspectos como su edad, sexo y dimensiones, así como verificar si en las mandíbulas se conservaron los molares; pero una vez que se termine el proceso de limpieza será posible rectificar lo que hasta ahora se ha manejado: es un macho adulto que debió morir por causas naturales como vejez o enfermedad, o bien empantanado o arrastrado por una corriente de agua.

De acuerdo con Araceli Rivera, el mamut de Galeana aporta datos sobre un nuevo sitio al norte de México con este tipo de megafauna y permitirá estudiar su ubicación temporal a través de fechamientos, así como su alimentación.



Temas relacionados:
Cultura


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]