‘El primer libro de cuentos que leí fue ‘Born in the USA’ de Bruce Springsteen’: Alberto Fuguet #Letrasynotas
El autor de ‘Sudor’ y ‘Juntos y solos’, hace un recorrido por su biografía musical.
(Redacción AN).

En su momento, el chileno Alberto Fuguet (1964) encabezó el movimiento McOndo, cuyo objetivo era desmarcarse abiertamente de la sombra del realismo mágico. A partir de entonces comenzó a publicar textos que dialogaron de manera directa con el cine, la música y la cultura pop. Frontal, el andino no le huye a la polémica y para muestra está Sudor (Literatura Random House), novela de múltiples lecturas y que involucra tangencialmente a Carlos Fuentes. Su bibliografía incluye también Mala onda, Tinta roja, Missing y la recién publicada antología de cuentos Juntos y solos (Almadía).

¿Qué música escuchaban en su casa cuando era niño?

En casa sonaba la televisión, pero al barrio llegaban los Top 40; tenía un tío que nos ponía a Jimi Hendrix y cosas así, sin embargo, oíamos lo que salía en la tele, recuerdo ‘Ben’ de Michael Jackson o Sony & Cher.

Vivió en Estados Unidos, pero a su regreso a Chile ¿le tocó la música de protesta?

Sí, pero eso fue después. Cuando regresé a Chile había de dos: la música disco o folclórica; otras alternativas eran la música mexicana y española, y algo de rock. A partir de los 18 años tuve contacto con más música.

¿Tiene placeres culpables?

Sí, claro. Para mi novela Sudor, hice unos playlists culpables, cada libro tiene su soundtrack. Mala onda, es un libro disco; Missing, es más de música americana como Ry Cooder. En Sudor hay una discusión sobre cuál es la mejor versión de ‘Yo no te pido la Luna’, si la de Xaviera Mena o Daniela Romo.

¿A usted cuál le gusta más?

La de Javiera Mena, aunque la voz de Daniela Romo es mejor.

El primer disco que se compró…

El lado oscuro de la Luna, de Pink Floyd, creo que lo compré porque me gustaba un tipo y nos íbamos a su casa a escuchar música depresiva. Tuve algunos discos de Queen, otros de Chicago.

¿Alguna vez fue a un concierto sólo por ligar?

No, pero una vez fui a ver a Miriam Hernández. No sé cómo llegué pero lo pasé bien. En Chile durante muchos años los conciertos estuvieron prohibidos. Se podía escuchar incluso música de protesta, pero los recitales ya era otra cosa. Los mega conciertos de artistas internacionales llegaron hasta después de Pinochet, y fui a los primeros que dieron Rod Stewart y Cindy Lauper. Un concierto que recuerdo mucho fue el de Amnistía Internacional dedicado a Chile, se hizo en Mendoza, Argentina porque no los dejaron entrar al país. Miles de personas cruzamos la cordillera, lo cubrí para una revista. Me recuerdo escribiendo como loco a mano en un bar y dándole las hojas a un amigo que se la llevó en sobre a Chile, no había fax. Me tocó ver a Sting, Tracy Chapman, Peter Gabriel, Los Prisioneros, y alguien que para mí era muy importante, Bruce Springsteen. Fue curioso porque por aquellos años mucha gente pensaba que era un artista pro americano y por lo tanto lo despreciaban. Creo que nunca fui totalmente de izquierda por miedo a que no dejaran entrar al país a gente como Springsteen y nos quedáramos sólo con Pablo Milanés o Silvio Rodríguez, que me parecían un infierno.

 ¿Le sigue pareciendo?

Sí, pero quizá por trauma no más. Para mi Born in the USA fue una clase; bien podría decir que ese disco fue el primer libro de cuentos que leí. El último relato de mi libro Sobredosis, se llama ‘No hay nadie allá afuera’, y el lazo entre dos amigos son las canciones de Springsteen.

¿Víctor Jara qué le dice?

Me dice cosas, pero tampoco demasiadas. Obviamente tiene temazos, pero yo no los puedo procesar. Cuando estudié periodismo en la Universidad de Chile, entre 1982 y 1986, todo lo que ligara inglés, gay o alegría estaba prohibido. Y Víctor Jara, al menos para mí, estaba ligado a la dictadura del Partido Comunista que reinaba en la escuela de periodismo. Cuando empezó a llegar el brit pop, tipo Bowie, Thompson Twins, Bryan Ferry o The Smiths, fue despreciado. Una de mis deudas pendientes, es la de escribir un libro sobre la dictadura de la estética.

¿Por ese prejuicio no habrá pegado tanto Bruce Springsteen en Latinoamérica?

Sin duda, es un gran letrista. Poco antes del anuncio del Nobel, me pidieron del periódico peruano El Comercio, una quiniela para el premio y puse a Dylan, Cohen, Springsteen y Michael Stipe, de REM.

Ninguno en español…

Uno que sí me decía mucho era Cerati, gracias a él me di cuenta que el español podía ser super pop o sexy; tiene grandes poemas o arengas.

¿Tiene una buena colección de discos?

No, ahora todo es digital. Tuve una buena colección de cassettes nada más; opté más por el cine, tuve mucho dvd, libros y vhs’s.

¿El último el concierto al que fue?

Fui a ver a los Pet Shop Boys, en Chile, me pareció divertidísimo.

¿Qué músico está sobrevalorado?

Fito Paéz, no entiendo su estima; en cambio Justin Timberlake, me parece más interesante.

Su descubrimiento más reciente es…

Un disco de Harry Dean Stanton, el actor, se llama Partly Fiction y canta canciones clásicas; es una interesante mezcla de country con rock, suena como a Leonard Cohen.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros
Música




    Contenido Relacionado


  1. “Silvio Rodríguez tiene tanta habilidad que podría tocar death metal”: Felipe Ríos #Letrasynotas
    Enero 5, 2017 5:06 pm
  2. “Fletcher Memorial Home de Roger Waters, presente en mis cartones”: Hernández #Letrasynotas
    Diciembre 22, 2016 1:17 pm
  3. “Me encantaría que mi literatura sonara a David Lynch”: Bernardo Esquinca #Letrasynotas
    Diciembre 15, 2016 2:00 pm
  4. ‘Si pudiera, todos los días dirigiría una sinfonía de Haydn’: Jorge F. Hernández #Letrasynotas
    Diciembre 8, 2016 5:11 pm
  5. ‘Bowie equivale a Bolaño y Cohen a Ribeyro’: Edmundo Paz Soldán #Letrasynotas
    Diciembre 1, 2016 10:08 pm
  6. ‘Ruby Tuesday’, la canción que describe mi vida: Mónica Lavín #Letrasynotas
    Noviembre 24, 2016 2:53 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]