Fotos: El Caballito, del esplendor al “daño irreversible”

  • Antes de los daños (Foto: www.inah.gob.mx)
  • Diferentes localizaciones de la escultura, en la Ciudad de México.
  • La escultura de bronce fundida por Manuel Tolsá sufrió desaleación y pérdida irreversible de elementos (estaño y zinc) por el uso del material ácido, corrosión en bronce y abrasión de la superficie por el uso de cardas metálicas.(Foto: www.inah.gob.mx)
  • Detalle del rostro de la escultura, dañado por la intervención con ácido nítrico al 30 por ciento. (Foto: www.inah.gob.mx)
  • Detalle de escurrimientos en el manto de la escultura Carlos IV. (Foto: www.inah.gob.mx)
  • El Fideicomiso del Centro Histórico de la Ciudad de México del Gobierno del Distrito Federal pretendió tardíamente obtener una autorización para los trabajos ya iniciados. (Foto: www.inah.gob.mx)
  • Como en toda escultura monumental en bronce, durante el proceso de fundición y vaciado la pieza presentó imperfecciones que se tradujeron en zonas con poros o faltantes. (Foto: www.inah.gob.mx)
  • A la escultura se le colocaron parches y rellenos aplicados con diferentes técnicas. (Foto: www.inah.gob.mx)
  • Se perdió de manera irreversible el 50 por ciento de la capa estable que protegía al bronce original y el metal quedó expuesto a nuevos y más agresivos procesos de corrosión. (Foto: www.inah.gob.mx)
  • Microfotografías (3.5x) del estado actual de la superficie intervenida. (Foto: www.inah.gob.mx)
  • Detalle de escurrimientos en el costado izquierdo de la escultura. (Foto: www.inah.gob.mx)

Redacción AN octubre 11, 2013 12:39 pm

El Instituto Nacional de Antropología e Historia determinó que la escultura ecuestre de El Caballito sufrió daños “irreversibles” en un 50% de su superficie tras la restauración ordenada por el Fideicomiso del Centro Histórico y la Autoridad del Centro Histórico. El GDF y el INAH presentaron una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR), contra quien resulte responsable. La intervención realizada en septiembre pasado utilizó una solución de ácido nítrico al 30% lo que ocasionó la “pérdida irreversible de la pátina original” que recubrió la escultura de Carlos IV durante más de 200 años.


Temas Relacionados:


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]

1 2 3 4 5 6 7 8 9 ...