“Cero tolerancia” contra ‘bocineros’, advierte director del Metro en el DF
Jorge Gaviño presentó un diagnóstico del Sistema de Transporte Colectivo. "Lo que podemos hacer es impedir el paso de quienes ostensiblemente van a vender, que son los bocineros con una mochila, batería y un sonido insoportable", anunció.

El nuevo director del Metro, Jorge Gaviño, advirtió que habrá “cero tolerancia” para los vendedores de discos pirata, conocidos como “bocineros”, que recorren diferentes líneas.

Lo anterior, como parte de un operativo que se pondrá en marcha a partir del lunes 17 de agosto, con el que se evitará la entrada de los vendedores a los trenes. Esto, refirió el director, porque el mayor número de quejas de los usuarios son contra quienes se dedican a vender discos pirata.

“La consigna es no dejar entrar a ninguna persona que traiga una bocina para vender cosas“, indicó.

Quienes sean sorprendidos vendiendo, serán sacados y presentados ante un juez calificador, agregó.

“Pueden ser detenidos con arresto inconmutable cuando insultan a la autoridad o llegan a los golpes”, precisó. Y subrayó que los vagoneros, bocineros y ambulantes representan un alto riesgo para ellos mismos, para los usuarios y las instalaciones, por lo que llamó a la población a abstenerse de comprar artículos dentro de los vagones.

Además, Gaviño anunció que se aplicará alcoholímetro a los conductores del Metro y se colocarán bebedores de agua potable en todas las entradas de las estaciones.

El director aseveró que el Metro es seguro para los usuarios a pesar de las fallas y rezagos que presenta.

El funcionario reconoció que en materia rodante (trenes) persiste un gran retraso de los programas de mantenimiento por falta de refacciones, materiales e insumos.

Además se tiene una “carencia de trenes de operación originada por trenes detenidos y falta de refacciones que se canibalizan, dado que se transforman en bancos de refacciones”.

Precisó que un importante número de trenes presenta fallas frecuentes en puertas, ventilación insuficiente, ventanas trabadas, cristales rayados y paros frecuentes indebidos en estaciones e interestaciones, entre otras.

Respecto a las instalaciones finas se tienen durmientes en mal estado, barra guía y rieles desgastados, aparatos de vía y de protección eléctrica con desajustes y desgaste, interruptores, seccionadores y protecciones eléctricas con alta frecuencia de averías.

De igual forma la infraestructura civil, túneles, viaductos y estaciones está afectada por los asentamientos diferenciales por las condiciones del subsuelo, lo que provoca deformaciones en las vías y afectan a las instalaciones.

En ese caso se encuentran la línea “A”, la línea 5 de Oceanía a Terminal Aérea, la Línea 9 en su parte elevada, y la línea 3 en su parte superficial, segmentos que requieren obras mayores y la estación Pantitlán es un caso crítico.

Resaltó que están en proceso varias acciones, como la renovación integral de la línea 1, el mantenimiento mayor a 45 trenes de la línea 2, la reparación de los trenes fuera de servicio por falta de refacciones -que suman 105 originalmente- y la reparación del sistema de tracción-frenado, de 85 trenes de las líneas 4, 5, 6 y B.

Está prevista además la compra de 45 trenes sobre neumáticos para la línea 1 y 12 trenes de rueda de acero para la ampliación de la línea 12, por lo que se realiza un estudio interno de las necesidades más actuales y un sondeo de mercado internacional para preparar una licitación transparente.

 

 



Temas relacionados:
SOCIEDAD


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]