Segundo debate, predecible y sin contundencia: analistas en MVS
Denise Dresser, Sergio Aguayo, Lorenzo Meyer y Jorge Alcocer analizaron el segundo debate presidencial del IFE, en el que los candidatos del PRI y el Movimiento Progresista decidieron no atacarse y sólo la candidata del PAN le puso "pimienta" al encuentro
El domingo pasado se llevó a cabo en la ciudad de Guadalajara el segundo debate del IFE entre candidatos presidenciales. (Foto: IFE/ Cuartoscuro)

En el segundo debate presidencial del Instituto Federal Electoral, los candidatos del PRI, Enrique Peña Nieto, y del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, optaron por evitar las confrontaciones para limpiar su imagen, en tanto que la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota, puso la ‘sal y pimienta’ al encuentro, coincidieron los analistas de la mesa política de Noticias MVS primera emisión.

La politóloga Denise Dresser dio una calificación positiva a la organización de este segundo debate del IFE, que tuvo, dijo, un formato más libre, más abierto y más fluido, gracias a la moderación del periodista Javier Solórzano. Respecto a los candidatos, Dresser dijo que fue “interesante” que Vázquez Mota saliera “con la espada desenvainada” al encuentro, en el que, especuló, quizá pensó que tenía poco que perder al ser el tercer lugar en las encuestas, “por eso le puso chispa a un debate que, de otro modo, habría sido bastante aburrido“, apuntó.

Los cuestionamientos de la panista, agregó Dresser, lograron poner a Enrique Peña Nieto en una posición de gran tensión, “se le notaba nervioso, acorralado”, al igual que a Gabriel Quadri, quien intentó nuevamente presentarse como el “antipolítico”, pero fue refutado por Vázquez Mota al señalar que los votos por el candidato de Nueva Alianza serán para la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo.

Por su parte, el columnista Sergio Aguayo destacó el esfuerzo que hizo Vázquez Mota, que sin embargo, no tuvo mayor impacto, “indudablemente le puso sabor al caldo pero, en mi opinión, los rasguñó pero no los golpeó, no hubo ningún nocaut. El gran perdedor fue Quadri, en el primer debate fue él quien capitalizó la frescura, en esta ocasión se iba desinflando y tomando una actitud estridente, superficial y en momentos arrogante. Lo hizo ser un personaje desagradable a medida que avanzaba la noche, porque quería ser el fiel de la balanza”, puntualizó Aguayo.

El historiador Lorenzo Meyer indicó que en la contienda ya hay sólo tres candidatos, pues Gabriel Quadri tiene detrás de sí a Gordillo, lo que le resta valor a su candidatura. “En otros países, este candidato que sale fuera de la estructura esperada puede ser muy interesante y obligar, si es auténtico y representa una salida distinta, a fijarse en una parte del electorado; pero Quadri es irreal, es parte de la picaresca política mexicana, es una falta de respeto a los mexicanos tener ese candidato”, expresó Meyer.

A la mesa política asistió como invitado Jorge Alcocer, director de la revista Voz y Voto, quien dijo que esperaba más del debate, pues hubo temas de los que no se habló y no se vio una intención de los candidatos de superar al puntero. “Lo que vimos fue un mosaico caótico, desordenado, de propuestas, estamos ante el futuro de la república dadivosa (…) un conjunto de promesas inconexas e incoherentes, y la pregunta es ‘¿de dónde?’ y ‘¿cuál es el orden de prioridades?’ Si todo tiene la mimsma importancia vamos a un gobierno caótico. Yo no veo de donde se logrará tal maravilla”, puntualizó Alcocer.

 



Temas relacionados:
Debates
Elecciones 2012


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]