¿Por qué se revocó la sentencia de “Pancho” Colorado?
Aristegui Noticias tuvo acceso a la argumentación de la Corte de Apelaciones del Quinto Distrito, en Nueva Orleans, publicada el jueves 7 de mayo.
Pancho

Por Irving Huerta

Una corte de apelaciones de Estados Unidos echó atrás la sentencia contra el empresario mexicano Francisco “Pancho” Colorado, acusado de conspirar para lavar dinero del cártel de “Los Zetas”, por lo que el juicio por ese delito le tendrá que ser repuesto.

Colorado Cessa es un empresario mexicano, originario de Veracruz, quien amasó contratos con Pemex y el gobierno estatal por más de 2 mil millones de pesos, a través de su empresa ADT Petroservicios. En 2013 fue acusado en Estados Unidos del delito de conspirar para lavar dinero de “Los Zetas”, mediante un esquema de compra de caballos cuartos de milla, se entregó a las autoridades y se le declaró culpable..

El jueves 7 de mayo, la Corte de Apelaciones revocó la sentencia de culpabilidad de Colorado por el delito de conspiración para lavar dinero, declarada el 9 de mayo de 2013; también se invalidó la condena de 20 años que le impuso seis meses después, en septiembre de 2013; y la sanción monetaria con la que le incautaron bienes y cuentas bancarias.

La resolución de la apelación, que beneficia al mexicano, se sostiene en dos argumentos principales, según la Corte de Apelaciones: primero, el juez de primera instancia se excedió, al decirle al jurado, que mezclar dinero limpio con ilícito es una prueba de la intención de ocultar el verdadero origen de los recursos, lo cual llama “una instrucción errónea al jurado”; y segundo, que no se probó con suficiencia que Colorado hubiese comprado caballos con dinero ilícito.

La llamada instrucción errónea ocurrió cuando el juez que llevó el caso en primera instancia dijo al jurado: “La mezcla de ganancias ilegales con fondos de negocios legítimos es evidencia de un intento por esconder o disfrazar (recursos)”.

Al respecto, la Corte de Apelaciones señaló que el juez se excedió en esa instrucción: “sostenemos que la corte de Distrito abusó de su discreción al instruir al jurado de esta manera […]; debido a la evidencia circunstancial sobre la culpabilidad de Colorado, no podemos decir, más allá de toda duda razonable, que el veredicto hubiese sido el mismo sin este error”.

En las páginas 29 y 30 de la argumentación de la Corte de Apelaciones, se indica que el juez debió señalar al jurado que la mezcla de recursos podía o no probar la intención de lavar dinero, de tal forma que el propio jurado determinará si eso había ocurrido:

“La instrucción de la corte de Distrito se hizo en términos imperativos. Es correcta la instrucción como descripción en la ley, pero no aprobamos que esa declaración de la ley como una instrucción. Una instrucción al jurado debe dejar en claro que la inferencia es permisiva y no imperativa, lo cual no sucede en este caso”.

Con respecto al origen de los recursos, los jueces que integran la Corte de Apelaciones, Jennifer Walker Elrod, Catharina Haynes y Edward Prado, sostuvieron que en el juicio no se probó con suficiencia que Colorado hubiese recibido dinero del crimen organizado.

“Aunque estamos de acuerdo con Colorado, en el argumento de que el gobierno no dio evidencia suficiente (para probar que usó ganancias ilegales para comprar caballos), sostenemos que la evidencia del gobierno sí sostiene la sentencia en otra teoría, que Colorado compró los caballos con el conocimiento que serían usados como parte de una conspiración mayor para lavar dinero.

“Sin embargo, el asunto es complejo, ya que el gobierno ofreció evidencia circunstancial débil, basada principalmente en las relaciones personales de Colorado con líderes de Los Zetas, para probar que Colorado sabía que el propósito de la conspiración era esconder la naturaleza o la fuente de las ganancias ilegales”.

En la argumentación publicada este 7 de mayo, también se lee:

“El gobierno ha repetido que, como Colorado compró caballos con fondos de su compañía ADT Petroservicios, y que ADT arrancó con dinero del narco entre los años 2003 y 2004, entonces Colorado compró caballos a sabiendas de la conspiración para lavar dinero. Pero la operación de lavado no comenzó sino hasta 2008.

“Nuestro revisión de los registros no revela evidencia que, a través de los hechos, pueda hacer un vínculo entre la compra de caballos hecha por Colorado y las ganancias ilegales, o de ganancias ilegales que se hayan mezclado con fondos legítimos. Cuando mucho, la evidencia muestra que Colorado compró 121 caballos a nombre de quienes participaron de la conspiración de lavado de dinero, usando fondos de ADT, y que él estaba íntimamente asociado con miembros de Los Zetas”.

Finalmente, al considerar que hubo una instrucción errónea al jurado y que las pruebas circunstanciales son débiles, la Corte de Apelaciones de Nueva Orleans ordenó revocar la sentencia de culpabilidad, su sentencia de 20 años y la sanción monetaria que se le había impuesto.

La revocación y la reposición de juicio no significan que Colorado sea inocente. Pues la Corte de Apelaciones considera que sí hay elementos para decir que el empresario compró, a sabiendas, caballos para la organización criminal de “Los Zetas”.

De acuerdo con las leyes estadunidenses, para configurar el delito de cometer conspiración para lavar dinero, se debe probar que hubo un acuerdo entre dos o más personas para lavar el dinero y que el acusado se haya unido al acuerdo a sabiendas del propósito ilegal de la operación.

Si bien esto no lo deja en libertad, lo que sí ocurrirá es que en el nuevo juicio deberán tomarse en cuenta las observaciones de la Corte de Apelaciones.

La deliberación sobre el caso de Colorado es sólo una parte del juicio de apelación. En ese mismo proceso, se dejó en libertad a uno de los entrenadores de caballos, Eusevio Maldonado Buitrón, por considerar que no había pruebas de que él supiera sobre el lavado de dinero; por otro lado, se confirmaron las condenas de José Treviño, hermano de los líderes de Los Zetas, y la de un traductor que participaba en operaciones ilícitas, Fernando García Solís.

En un proceso distinto, “Pancho” Colorado, su hijo Francisco Colorado Cebado, y Ramón Segura, uno de sus operadores, fueron sentenciados por intentar corromper al juez; los dos últimos cumplieron una condena de un año y medio de prisión en Estados Unidos y una multa de 10 mil dólares. Ambos salieron libres y regresaron a México en septiembre de 2014.

13-50849_Documents.pdf by Aristegui Noticias

 



Temas relacionados:
Narcotráfico
SOCIEDAD


    Contenido Relacionado


  1. caballosLos caballos de “Los Zetas” y su lavado de dinero
    septiembre 12, 2014 9:00 am
  2. investigadosExpediente de Pancho Colorado: ‘Zetas’ pagaron protección en Veracruz
    septiembre 9, 2014 9:40 am
  3. investigaciones_especialesEmpresa de Pancho Colorado, ligada a los ‘Zetas’, operaba en Canadá… y en Pemex
    septiembre 2, 2014 10:34 am
  4. Corte de EU sentencia a 20 años de prisión a Francisco 'Pancho' ColoradoCorte de EU sentencia a 20 años de prisión a Francisco ‘Pancho’ Colorado
    septiembre 6, 2013 10:46 am
  5. Video: Zetas tienen poder por sus nexos político-empresariales: Buscaglia y Ravelo en CNNVideo: Zetas tienen poder por sus nexos político-empresariales: Buscaglia y Ravelo en CNN
    julio 17, 2013 8:16 am
  6. Detienen en EU al hijo de 'Pancho' Colorado por intento de soborno al juezPancho Colorado, el narco que hizo tratos para Fidel Herrera
    junio 19, 2013 4:54 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre