En Chiapas, civiles armados amenazan a la población
Pobladores y sacerdotes pidieron la intervención del gobierno que, hasta la noche del martes, se había negado a enviar policías para resguardar la seguridad de los habitantes de Chilón.

Por Ángeles Mariscal 

En el marco de los actos de saqueo que han realizado personas en diversos lugares de Chiapas y el país en días recientes, un grupo de civiles armados robó combustible de gasolineras y productos en comercios en el municipio indígena de Chilón, y ahora amenaza a la población que decidió organizarse para impedir los actos de vandalismo.

De acuerdo a las denuncias que hicieron los pobladores del municipio, el pasado 4 de enero un grupo de personas que llevaban el rostro cubierto y portaban armas de fuego, saquearon el combustible de las gasolineras de la zona, y robo en comercios, presuntamente como parte de las protestas por el incremento al precio de la gasolina. También pusieron retenes en los caminos del municipio, para cobrar “cuotas” por transitar.

Pobladores de este municipio habitado en su mayoría por indígenas de la etnia tseltal, se organizaron para impedir que continuarán los actos de robo, y conformaron el grupo Movimiento de Iniciativa Ciudadana Paz y Progreso.

“En los últimos días se hemos realizado rondines nocturnos. Fue la noche del martes, en el rondín nocturno, cuando los delincuentes llegaron en una camioneta, armados con rifles y con el rostro cubierto, e intentaron matar a compañeros de la población, hirieron a dos ciudadanos, sin que la policía local interviniera”, explicaron.

Este martes, ante el temor de nuevas agresiones, las clases se suspendieron en la cabecera municipal, y la población instaló bloqueos en varios puntos de la cabecera municipal, de manera intermitente.

A las 5 de la tarde reportaron la presencia de personas armadas en la periferia del la cabecera municipal. Los pobladores pidieron al gobierno del estado la llegada de policías estatales a fin de resguardar a la población, sin obtener una respuesta favorable.

Rodrigo Pinto, del Centro de Derechos Indígenas (CEDEIAC), explicó que el grupo de civiles armados actúa con impunidad, porque cuando han cometido los robos y agresiones, los policías estatales y municipales se retiran del lugar.

El párroco José Avilés, de la Misión Jesuita de Bachajón, explicó que a la petición para que policías estatales patrullen la zona, a través de la delegación del gobierno se les dijo que esperaran para tener una reunión hasta el jueves, el el municipio de Ocosingo, ubicado a unos 50 kilómetros de Chilón.

Denunció que en Chilón es un “pueblo desprotegido”. “En este momento falta seguridad en el pueblo. Están dejando a la población a merced de los grupos violentos del crimen organizado, para que arrase con el pueblo”, dijo el párroco.

“La seguridad pública municipal ha sido incompetente, hasta el grado de la complicidad para no actuar contra estos grupos armados. Han dejado vulnerable a la población. La población esta a merced de los grupos delictivos que han estado saqueando negocios, que ponen retenes y cobran peaje”, añadió el sacerdote Avilés.

Expuso que pidió a la Secretaría de Gobierno que intervenga, que manden policías estatales, “pero no han llegado hasta ahora”.

Denunció que este grupo de civiles armados ha agredido a la población del lugar antes de las protestas por el alza al precio de la gasolina, “con el tiempo se han fortalecido ante el amparo de la autoridad o ineptitud de la misma, acá la autoridad totalmente ausente”, acusó.

A través de la Diócesis de San Cristóbal, insistió al gobierno de Manuel Velasco Coello detener el grupo de agresores, y resguardar la seguridad de los habitantes de Chilón.

Fue hasta las 10 de la noche del martes que un grupo de 40 policías estatales arribó al municipio. Informaron a la población que permanecerán hasta las 6 de la mañana del miércoles 11 de enero, “y luego se decidirá la estrategia” que seguirán.





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]