Columnas políticas 10/11: Reacciones por la victoria de Donald Trump
Prácticamente todas las editoriales en medios mexicanos hablan de la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.
columna-poli-blue

Fray Bartolomé en Reforma dice: “Cuando en las primeras horas de la noche del martes se comenzó a perfilar el triunfo de Donald Trump, se encendieron las alarmas de la economía mexicana. Tanto así, que Agustín Carstens convocó a los suyos a una reunión de emergencia en el Banco de México, al tiempo que se ponía de acuerdo con José Antonio Meade para acudir a Los Pinos a hablar con el Presidente. Y aunque se esperaba un aumento en las tasas de interés, se decidió seguir el procedimiento normal, de tal forma que será la Junta de Gobierno del Banxico la que decida la próxima semana si lo hace. Todos apuestan a un incremento. Así fue como comenzó a sentirse el “Efecto Trump”.

Bajo Reserva en El Universal apunta: “La noche del martes fue muy larga en la residencia oficial de Los Pinos. Fueron horas de seguimiento a los resultados de las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Nos relatan que el presidente Enrique Peña Nieto recibía a la medianoche los reportes de la embajada en Washington. Más tarde y con la tendencia favorable al republicano Donald Trump, el jefe del Ejecutivo convocó a los funcionarios que jugarán un papel clave en la nueva relación con Estados Unidos”.

Frentes Políticos en Excélsior asevera: “El día después. Enrique Peña Nieto, presidente de México, exhortó a Donald Trump a delinear una agenda en materia de seguridad, cooperación, prosperidad y bienestar social para ambas naciones. Señaló que, además de vecinos, “somos socios, amigos… cuando a México le va bien, a Estados Unidos le va bien; cuando a Estados Unidos le va bien, a México también le va bien”. Pese a la paridad del peso frente al dólar, la Cámara de Diputados no prevé modificar el Presupuesto de Egresos para 2017”.

José Woldenberg en Reforma analiza: “Obama representó el triunfo de la diversidad, la tolerancia, la ilustración, la apertura y la comprensión hacia los otros. Hoy, el péndulo viaja hacia el otro extremo: la aspiración de supremacía blanca, la intolerancia, la cerrazón, el oscurantismo. Trump representa un cambio. Sí. Pero un cambio para mal. ¿Es necesario recordar que las cosas siempre pueden ir a peor? Por ello no resulta muy sensato arremeter contra todo de manera indiferenciada”.

Raymundo Riva Palacio en El Financiero señala: “El encuentro con Trump le pareció una buena idea al presidente Enrique Peña Nieto cuando se lo propuso, en abril, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, bajo el argumento de que si el entonces candidato a la Presidencia no modificaba su discurso de repudio al Tratado de Libre Comercio, las consecuencias para México iban a ser catastróficas. El argumento proteccionista de Trump era débil, porque soslayaba la dependencia de numerosas empresas estadounidenses de la relación comercial con México, muchas de ellas instaladas en estados gobernados por republicanos, y en algunos casos, apoyadores del candidato presidencial”.

Julio Hernández López en La Jornada dice: “La espectacular victoria republicana en Estados Unidos ha puesto de golpe a México frente a su espejo. Junto a las implicaciones aberrantes del resultado favorable a Donald Trump, la estructura dominante de México y parte de la sociedad mexicana han sido colocadas en un diván de autoanálisis, luego de una larguísima temporada de complacencias y justificaciones que fueron acumulando las distorsiones suficientes para modelar este país, angustiado y derrotado por el desenlace de unos comicios ajenos”.

Lorenzo Meyer en Reforma indica: “La disputa electoral 2016 ha sido enconada en extremo. Finalmente, Donald Trump, el candidato republicano, ganó, y lo dicho por él y apoyado por los suyos va a dejar huella honda cuando y en la medida en que se lleve a la práctica. Su estrategia ya causó daños no sólo en el cuerpo político norteamericano sino también en los países que fueron colocados en el centro de su discurso. Para los “trumpistas”, México y los mexicanos indocumentados constituyen un serio impedimento económico, legal y social para recuperar la supuesta “grandeza norteamericana” perdida”.

Trascendió en Milenio comenta: “Que el resultado de la elección presidencial de Estados Unidos disminuyó la rijosidad en el PAN, porque desde Ricardo Anaya hasta el grupo de los 18 inconformes se manifestaron a favor de la unidad y dejar de ser un partido lejano a la ciudadanía. Ante la insistencia de los rebeldes, Santiago Creel Miranda respondió que el PAN debe apostar por un acuerdo para no desgastarse en una contienda interna y no repetir el escenario que vivieron con Josefina Vázquez Mota y Ernesto Cordero”.





    Contenido Relacionado


  1. Trump-dos‘Llueven’ a Trump felicitaciones de jefes de Estado alrededor del mundo
    noviembre 9, 2016 10:04 am
  2. columna-poli-blueColumnas políticas 07/11: Las apuestas por las elecciones en EU
    noviembre 7, 2016 6:54 am
  3. columna-poli-blueColumnas políticas 04/11: PRI, PAN, Chihuahua y Veracruz en los temas de hoy
    noviembre 4, 2016 6:36 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre