Armando Jiménez, el centenario de un cronista de la cultura popular
Este 10 de septiembre se conmemora el centenario del nacimiento del autor de ‘Picardía Mexicana’.
(Armando Jiménez hijo/Redacción AN).

A principios de la década de los sesenta, México vivía en condiciones de censura moral álgidas. La Liga de decencia delimitaba los límites entre lo que era correcto escuchar, ver o leer. En septiembre de 1960 un libro sacudió a las buenas conciencias. El arquitecto Armando Jiménez después de recorrer el país y sus lugares más oscuros atinó a escribir Picardía mexicana.

En poco tiempo el título agotó su primera edición y se convirtió en referencia de la cultura popular mexicana. Así lo definió Alfonso Reyes: “Todos los mexicanos hemos soñado, en cierto momento, escribir un libro como éste, y aun dimos los primeros pasos hacia esa meta; pero tropezamos en el camino con obstáculos casi insalvables que impidieron su realización. Picardía mexicana tendrá gran importancia y su valor irá aumentando al (sic) través de los años”.

Egresado de la Escuela Superior de Arquitectura e Ingeniería del Instituto Politécnico Nacional, Jiménez nació el 10 de septiembre de 1917 y falleció el 2 de julio de 2010. En el marco de la conmemoración por el centenario de su nacimiento, eventos y homenajes en su honor han brillado por su ausencia.

“Cuando falleció fue abrumadora la cantidad de notas que se publicaron y de homenajes que le dedicaron –recuerda en entrevista su hijo, Armando Jiménez-. Sus contemporáneos han ido falleciendo y ahora para la gente de la cultura menor empieza a resultar desconocido”.

Jiménez hijo, añade que en la época de Rafael Tovar y de Teresa se tuvo un buen respaldo por parte del Conaculta. “No me gusta criticar, pero creo que la política cultural en el país, durante los últimos años ha ido en picada. Está en manos de gente con poco interés. No obstante, no tengo rencor y supongo que es natural que se mimetice. Aún, así creo que la obra perdurará”.

A manera de homenaje, editorial RM reeditó una edición facsimilar de Picardía mexicana, volumen que respeta el diseño y la tipografía de la publicación original. “Antes la censura era severa. La Liga de la decencia se molestó mucho porque abordó temas tabú. Las obras de teatro tenían que ser presentadas antes para que la SEP las evaluara. Las malas palabras, el sexo y los albures eran inexistentes en la televisión y los medios. Era una época de doble moral porque todo eso se veía en las carpas”.

Entre 1960 y 2016, el libro se ha reeditado en más de 143 ocasiones lo que suma un total de poco más de cuatro millones de ejemplares vendidos. “Mi padre escribió jugando, él era arquitecto y le iba bien. Se especializaba en construcciones deportivas. Se planteó la escritura como un reto personal, quería acrecentar su cultura y salirse de su ámbito. Era mexicanista y decidió hacer algo que tuviera que ver con un folclore, el humor y la idiosincrasia”.

En una pulquería de Tacubaya, el cronista encontró la que sería su rúbrica. “Lo copió y lo convirtió en su firma. Mucha gente no me lo cree, pero todavía conservo las boletas de la primaria, había llevarlas firmadas por los padres y a mi apenaba que escribiera Armando Jiménez ‘El Gallito Inglés’”.

Cuenta su hijo que contrario a lo que se piensa, era un hombre dedicado a su familia que trabajaba en casa. “Mi madre era doctora de modo que él era quien se hacía cargo de nosotros. Siempre procuró que tuviéramos una cultura amplia. Nos quiso enseñar de todo. Vivíamos en el pueblo de Tlalpan cuando era pueblo, nos llevaba al establo para ver como se ordeñaban las vacas y se hacía el queso”.

Las puertas de museos, deportivos e incluso de Los Pinos, se les abrían con mencionar que era el autor de Picardía mexicana. “Conocimos la torre de control del aeropuerto de la ciudad de México, la cabina del Concorde cuando venía; un buque carguero, viajamos en avioneta. Accedimos a salones privadas de Los Pinos o del Museo de la Ciudad de México. Mi papá tenía una preocupación porque viéramos de todo. Era muy buen padre, jamás lo escuchamos decir una mala palabra en casa, de hecho, dos o tres veces sufrimos coscorrones o jabón en la boca. La palabra más fuerte que escuchamos en casa fue ‘tarugo’. Nos enseñó a dónde y cómo usarlas”.

Quienes en principio cuestionaron la aportación de Armando Jiménez pronto tuvieron que rectificar. A lo largo de su vida publicó más de una decena de títulos, varios de ellos con comentarios favorables a su trabajo. Renato Leduc y Jaime Torres Bodet, prologaron El ánima de Sayula y Términos de uso delicado en el español, respectivamente. Su lista de prologuistas incluye además a Salvador Novo; y a tres premios Nobel de Literatura, Octavio Paz, Gabriel García Márquez y Pablo Neruda.

“Mucha gente cuestiona el valor cultural de la obra porque lo ven como un recopilador más que como escritor. Durante muchos años viajó por todo el país, trabajó para Ferrocarriles Nacionales haciendo campos deportivos para el sindicato y registró letreros groseros y graciosos, los gritos y chiflidos de los mercados; los catalogó. Describió el ambiente de las pulquerías y cantinas; supo presentarla de una manera mordaz, ordenada y simpática”.

Armando Jiménez hijo, adelanta que aún quedan más de cuatrocientas crónicas de su padre escritas para distintos medios escritos que merecerían ser recuperadas. Una deuda pendiente por parte de su familia es editarlas en formato de libro. “Nos gustaría terminar el proyecto tal y como mi padre lo había concebido, una especie de enciclopedia del lado oscuro de la ciudad de México. Si alguna editorial quisiera publicarlos, nosotros estamos en la mejor disposición”.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros




    Contenido Relacionado


  1. Libros de la semana: Ana Clavel, Calera-Grobet y Guedea…
    Septiembre 8, 2017 9:03 am
  2. Benjamin Black, alter ego de John Banville, gana Premio RBA
    Septiembre 7, 2017 4:54 pm
  3. ‘El endiosamiento del escritor crea una barrera con el lector’: Jaime Mesa
    Septiembre 7, 2017 12:15 pm
  4. Las confesiones de Morrissey en ‘Autobiografía’ #PrimerosCapítulos
    Septiembre 7, 2017 12:00 pm
  5. Homenaje a Ramón Xirau en el Palacio de Bellas Artes
    Septiembre 7, 2017 11:51 am
  6. ‘La banda de los niños’, el nuevo libro de Roberto Saviano
    Septiembre 6, 2017 9:43 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]