‘Hackers’ obtienen datos de 21.5 millones de estadounidenses
La titular de la Oficina de Administración de Personal (OAP) del gobierno federal, Katherine Archuleta, renunció este viernes tras conocerse que "hackers" obtuvieron direcciones, huellas, historial médico y financiero de personas que realizaron trámites en los 15 años más recientes.

Dos infiltraciones a los datos de la Oficina de Administración del Personal (OAP) del gobierno de Estados Unidos lograron sustraer direcciones, huellas, historial médico y financiero de 21.5 millones de personas, así como de 4.2 millones de empleados federales, lo que provocó la renuncia de Katherine Archuleta, titular de la dependencia.

Los retos que enfrenta la OAP “requieren a una administradora con las habilidades y experiencia necesarias y es precisamente por eso que el presidente Barack Obama aceptó su renuncia”, dijo el vocero presidencial Josh Earnest.

El gobierno estadounidense sostuvo que todas las personas que realizaron o entregaron algún trámite gubernamental en los últimos 15 años fueron afectados. Además, se obtuvo la información personal de amigos, familiares y conocidos de los tramitantes.

La primera infiltración a la OAP ocurrió el 12 de junio del 2015, cuando fue robada la información de 4.2 millones de empleados federales. La oficina se negó a confirmar que el origen del ataque sea chino, sin embargo, resaltó que los ataques provienen del mismo actor.

La más reciente se dio a conocer esta semana; un total de 21.5 millones de personas resultan afectadas, contando a los 19.7 millones de personas cuyos datos fueron robados, además de 1.8 millones de sus amigos y familiares.

Ambas infiltraciones se consideran como los mayores ataques cibernéticos en la historia del gobierno estadounidense. Dicho incidente intensificará el debate en Washington sobre la seguridad cibernética del gobierno.

“Las advertencias de los auditores acerca de las serias debilidades son frecuentemente ignoradas por los oficiales. Ellos creen que lo han corregido, pero cuando regresamos a revisarlo nos damos cuenta que no lo han hecho”, dijo Gregory C. Wilshusen, director de seguridad informática de la dependencia.

La responsabilidad principal del ataque fue adjudicada a Katherine Archuleta, directora de la OAP, quien tenía conocimiento de la existencia desde 20007 de alertas en la seguridad del sistema y quien dimitió este viernes.

Su negligencia ha expuesto la información personal en las manos del enemigo. Tanta incompetencia es imperdonable”, dijo Jason Chaffetz, congresista republicano por Utah. Por su parte, el senador demócrata de Virginia, Mark Warner, sostuvo que “las fallas tecnológicas y de seguridad de la OAP anteceden el periodo de la directora, sin embargo, la lenta e inconsistente respuesta de Archuleta no nos ha inspirado confianza”.

(Con información de The New York Times y  Notimex).



Temas relacionados:
Estados Unidos
Internet




    Contenido Relacionado


  1. Datos de 4 millones de empleados federales de EU habrían sido ‘hackeados’
    Junio 4, 2015 7:12 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]