El saldo del G20: 476 policías heridos y 186 manifestantes arrestados en Hamburgo
La semana pasada se registraron protestas violentas durante la Cumbre de los veinte.

Tras la cumbre del Grupo de los Veinte (G-20), este lunes en Hamburgo se observan restos de autos incendiados, escaparates destrozados, así como daños en edificios en la zona de los disturbios, al tiempo que brota con fuerza el pleito político para encontrar a los funcionarios responsables de lo sucedido.

En las calles trabajan mano a mano, cuadrillas del estado y ciudadanos para recoger las numerosas piedras y los cohetes quemados que los manifestantes usaron para atacar a la policía el fin de semana.

Después de lo ocurrido han surgido reacciones inesperadas en el plano político, como la del jefe de gabinete de la canciller federal Angela Merkel, Peter Altmeier, quien, después de que su propio partido CDU (Pártido Demócrata Cristiano), pidiera la renuncia del Alcalde de Hamburgo, Olaf Scholz, tomó partido por el socialdemócrata y declaró que no veía razones para que renunciara.

Aunque es época de campañas electorales en Alemania, y el Partido Socialdemócrata (SPD) lucha por ganarle el poder a Angela Merkel, el gobierno de ésta, reaccionó rechazando las demandas contra Scholz.

Los políticos y los medios de comunicación se centraban este lunes en la violencia desmedida de muchos manifestantes adscritos a los grupos de extrema izquierda, que reciben el nombre  “Autónomos” y que luchan por crear espacios propios, desligados del estado de derecho.

Peter Altmeier declaró este lunes que lo que se requiere ahora es un debate entre demócratas en el que se defienda el estado de derecho, así como un diálogo con las minorías radicales que desafían el estado de derecho.

El jefe de la fracción parlamentaria en Hamburgo, el demócrata cristiano (CDU), André Trepoll acusó a Scholz de no haber reconocido el potencial de peligro que esos grupos representaban para el G-20 y de haber hecho “la mas pésima evaluación (sobre la situación de la seguridad) de un Alcalde en toda la historia de Hamburgo”.

Otra corriente entre los políticos y funcionarios de alto nivel demanda un proceder más duro contra los extremistas de izquierda y de derecha. El ministro de Justicia, Heiko Maas, planteó la necesidad de un banco de datos sobre los Autónomos que abarque diversos países.

En el espectro político alemán, los Autónomos están situados en la extrema izquierda, persiguen objetivos autoritarios, social revolucionarios y están cerca del anarquismo.

Durante los choques entre la policía y los Autónomos, resultaron heridos 476 agentes del orden. Para proteger la cumbre del G-20 en Hamburgo, fueron posicionados  un total de casi 21 mil policías, que no fueron capaces de contener del todo la ola de disturbios.

Hombres encapuchados incendiaron alrededor de cien coches, así como tambos y una gran diversidad de objetos con los que construyeron barricadas o a las que prendían fuego, los adoquines fueron levantados para usarlos como proyectiles contra los agentes del orden. La policía de Hamburgo detuvo a 186 protestantes violentos. (Con información de NTMX)



Temas relacionados:
Alemania
Europa


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]