Condena CIDH la tortura en las cárceles de la región
En su Informe de las Personas Privadas de Libertad en Las Américas, presentado el jueves, la comisión señala a México como uno de los países en los que esta práctica es común en los centros de detención
La violencia en los centros penitenciarios de la región y el abuso de autoridad son dos temas que preocupan a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. (FOTO: cidh.org)

WASHINGTON.- La tortura se sigue manteniendo como una práctica permanente para conseguir declaraciones en las cárceles latinoamericanas, principalmente en Jamaica, Paraguay, Ecuador, México y Estados Unidos, en este último reducido a la prisión militar de Guantánamo, reveló el jueves el Informe de las Personas Privadas de Libertad en Las Américas, presentado por la Comisión Interamericano de Derechos Humanos (CIDH).

“Sigue siendo un problema recurrente, tanto en los centros carcelarios, como en las comisarías”, en la mayoría de los casos a manos de agentes del Estado.

El informe identificó que la lista de problemas es extensa, desde el hacinamiento y la superpoblación; las deficientes condiciones de reclusión, tanto físicas, como relativas a la falta de provisión de servicios básicos, hasta los altos índices de violencia y la falta de control efectivo de las autoridades.

Para la CIDH, esta realidad es resultado de décadas de desatención del problema carcelario por parte de los sucesivos gobiernos de la región y de la apatía de las sociedades, que tradicionalmente han preferido ignorar el tema.

El informe se refirió al incendio en una prisión en Honduras en 2004, cuando murieron más de 100 internos, que reflejó los problemas de sobrepoblación que registran la mayoría de las prisiones, pero también la negligencia oficial.

“La CIDH considera que independientemente de que la causa inicial de estos incendios, la mayoría se produjeron en cárceles sobrepoblados, con instalaciones físicas deterioradas” y como resultado de la manifiesta negligencia de las autoridades.

Por lo que toca a la violencia carcelaria, el panorama que presenta el reporte es inconcluso debido a que las cifras más recientes sobre estos hechos ofrecidas por los gobiernos datan de 2009, aunque la mayoría de los casos es de 2005.

Al respecto, el informe indicó que las principales causas de violencia en la región son la falta de control efectivo del orden y la seguridad interna de los centros penitenciarios, corrupción, uso excesivo de la fuerza, maltrato de reclusos e ingreso y circulación de alcohol, drogas y dinero. (Con información de Notimex)



Temas relacionados:
CIDH
Derechos Humanos
Seguridad


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]