Estudiante de la UNAM, en estación que reproduce en Utah condiciones de Marte
Yair Israel Piña López participa en una misión de trabajo en el desierto de Utah, en Hanksville, Estados Unidos, donde efectuará simulaciones a gran escala.
(Foto: DGCS UNAM)

Yair Piña, estudiante de la Facultad de Ciencias de la UNAM, quien con 20 años de edad se convirtió en el investigador más joven de la NASA, hoy forma parte de la Primera Misión Latinoamericana que trabaja en la Mars Desert Research Station, una simulación de Marte en el desierto de Utah, en Estados Unidos.

El estudiante de la UNAM aporta sus conocimientos en Física para resolver los retos que se presenten en Marte. Su trabajo consiste en salvaguardar el principio de seguridad de todos los miembros de la tripulación una vez fuera del hábitat, junto con la comandante Yendri Corrales y los demás miembros de la tripulación.

Tienen que eficientar los recursos a su alcance y el tema principal es la seguridad. La comida es deshidratada y en polvo y las raciones son pequeñas. “No podemos fallar porque los recursos los tenemos limitados. No podemos gastar agua, electricidad, ni los reactivos que usamos en las muestras”, señala el joven investigador.

La primera misión latinoamericana análoga en Marte es un equipo consolidado, de todo lo trabajado planean realizar una investigación conjunta. Afirma que han podido mezclar los proyectos de todos y complementarlos: Gabriel Caballero de Argentina tiene un Rover que se va a complementar con la cápsula Aztratos y Camilo Andrés Reyes, de Colombia, va a poner un sistema para recolectar muestras de la atmósfera.

Cápsula Aztratos

Cuando se ingrese a Marte la fuerza de fricción de la nave con su atmósfera generará plasma. Piña acota que “las mediciones que obtuviéramos de ese momento ingresando a Marte no nos iban a servir de mucha ayuda para la investigación”. Ante este reto nació la idea de la cápsula Aztratos. El plan es que una vez que los astronautas estén en el hábitat se tome un dispositivo (Aztratos) y se lance a la atmósfera marciana y así poder analizar todos los temas de presión, radiación, temperatura, muestras de la atmósfera.

El proyecto comenzó en la Facultad de Ciencias de la UNAM para poder determinar qué dispositivos podían ir a bordo, “qué materiales podemos usar, cómo hacerla ligera. Camilo Reyes tiene más experiencia en lanzamiento de globos aerostáticos, por eso decidimos utilizar este sistema”.

La cápsula Aztratos se ha desarmado para ensamblar toda la instrumentación que va ir a bordo y además se trabaja en el protocolo para medir la radiación: “Para Aztratos lo que se nos ha ocurrido es un sistema de autonomía, convertirla como en un dron para que podamos tenerla siempre a nuestro alcance, siempre a disponibilidad de los astronautas”. El objetivo de esta cápsula es lanzarla kilómetros hacia arriba, de 35 a 50 kilómetros.

“Creemos en que podemos hacer conocido lo desconocido, romper barreras, alcanzar las estrellas y eso para nosotros es el viaje a Marte. La primera misión Latinoamericana es porque creemos en algo más grande que nosotros”, dice el investigador mexicano.



Temas relacionados:
Ciencia
UNAM




    Contenido Relacionado


  1. Estudiante de la UNAM obtiene Premio Weizmann 2016
    Mayo 6, 2017 2:22 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]