La madre: parte fundamental en la época prehispánica
A partir de las madres se decidía el destino de la familia y de la organización social
El gran número de representaciones de diosas mesoamericanas demuestra la importancia que tenía la mujer en la época prehispánica. (Foto: INAH/ Notimex)

Desde la época prehispánica, la madre ha jugado un papel determinante en el desarrollo de la sociedad y es que a lo largo de la historia ha sido considerada como la constructora, educadora y bastión de su sociedad, prueba de ello, es el gran número de representaciones de diosas mesoamericanas, coinciden expertos del INAH.

Al respecto, el arqueólogo Eduardo Merlo, investigador del Centro INAH-Puebla, destacó que la madre fue el centro de la sociedad prehispánica y que “alrededor de ella se disponía, se repartía y se decidía el destino de la familia, y de la organización social. Simbólicamente, el hombre gobernaba, pero la mujer estaba en el centro”.

Algunas de las diosas mexicas más veneradas son Tonantzin o Xilonen, diosa del maíz; Mictecacíhuatl, señora de la muerte; Toci, la diosa abuela que enseñaba a las mujeres los secretos de la vida doméstica y la coquetería y Tlazoltéotl, deidad de la prostitución.

Respeto, por encima de todo

La afrenta a la madre en la época prehispánica se consideraba imperdonable, debido al papel preponderante que las madres tenían dentro de la organización social.

Sin embargo, a diferencia de las nobles mexicas, quienes no tuvieron acceso al poder político, las mujeres mayas de la antigüedad ocuparon destacados cargos políticos, y participaron activamente en el control y la transferencia del poder, además de su importante papel como bastión familiar y social.

El especialista agregó que en el sitio arqueológico de Palenque se sabe que de sus 12 gobernantes dos fueron mujeres, Kanal Ikal (Yohl Ik’nal), que reinó de 583 a 604 d.C. y Zac-Kuk, quien gobernó del 612 a 640. Ambas jugaron un papel fundamental en la preservación del poder político familiar.

El papel creador de la mujer, de acuerdo con la arqueóloga del Centro INAH-Tabasco, Miriam Judith Gallegos Gómora, quedó de manifiesto en el Popol Vuh, donde se narra que la diosa vieja Ixmucané participó en la creación del pueblo maya junto con su pareja masculina.

Las madres también participaban en la transmisión de  conocimientos a sus hijas, proceso en el cual las ancianas fungían como madrinas de las niñas que bautizaban y les enseñaban a cuidar su cabello, las criaban a su modo y les llamaban la atención si cometían errores.

En relación a la fertilidad, el papel de las mujeres durante este periodo sobrepasaba en importancia a todas las demás características femeninas.

Desde este punto de vista, las diosas mexicas principales fueron: Xilonen y Chicomecóatl (maíz tierno y maíz maduro, respectivamente), Mayahuel (maguey), Huixtocíhuatl (aguas saladas), Chalchiuhtlicue (agua), Iztaccíhuatl (montañas) y Xochiquétzal (flores).

Entre las diosas relacionadas con la fecundidad-maternidad,  destacan Omecíhuatl, la gran creadora de la que surgen dioses y hombres; Teteo Innan, ‘madre de los dioses’ y Coatlicue, madre de Huitzilopochtli y diosa de la fertilidad, de vida y muerte.

Además de Tonacacíhuatl, ‘mujer de nuestro sustento’ y principal nodriza de la población; Oxomoco, primera mujer creada y de la que surgió el resto de la raza humana; Cihuacóatl, diosa invocada en los partos difíciles, y Yoaltícitl, de los partos.

Finalmente, el arqueólogo y director del Museo del Templo Mayor, Carlos Javier González, indicó que dentro del recinto que él preside, hay inigualables ejemplos prehispánicos de la relación con la Madre Tierra tal es el caso del reciente hallazgo del monolito de Tlaltecuhtli, señora de la tierra, que también era considerada como devoradora de cuerpos, porque a sus entrañas iban a parar los muertos.

 



Temas relacionados:
Cultura


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]