Preocupa a Europa cierre de universidad fundada por Soros
Las nuevas reglas adoptadas por el gobierno del conservador Víktor Orbán establecen restricciones para que instituciones de enseñanza con financiamiento extranjero puedan operar en Hungría.
2017-04-09T145206Z_1184035386_UP1ED4915AT75_RTRMADP_3_HUNGARY-SOROS-PROTEST
(Foto: Reuters)

La comisaria europea de Justicia, Vera Jourová, expresó  su “preocupación” con el estado de derecho en Hungría a raíz de la reciente adopción de una ley que condena al cierre a la Universidad Centroeuropea (ECU), fundada por el magnate estadounidense George Soros.

“Me temo que en Hungría se están adoptando medidas para disminuir la influencia de la sociedad civil y el pluralismo. De una manera holística, creo que las leyes deben tener un impacto general, no atacar una única institución, como parece ser el caso”, dijo en conferencia de prensa.

Jourová precisó que la Comisión Europea (CE) no ha terminado aún de analizar las nuevas reglas adoptadas por el gobierno del conservador Víktor Orbán, por lo que se expresó a título individual.

El colegio de comisarios de la Unión Europea, equivalente a un consejo de ministros, discutirá la situación en su próxima reunión, el miércoles 12 de abril.

Las nuevas reglas, adoptadas la semana pasada y aún sujetas a la ratificación del presidente Janos Ader, establecen restricciones para que instituciones de enseñanza y organizaciones no gubernamentales con financiamiento extranjero puedan operar en Hungría.

Políticos de la oposición y analistas internacionales las ven más bien como una afrenta directa a Soros, conocido crítico de las políticas de Orbán.

El primer ministro húngaro, uno de los mayores críticos de la Comisión Europea entre los gobernantes de la UE y principal opositor de la política europea de refugiados, acusa a Soros de fomentar la inmigración indocumentada hacia su país.

Creada hace 26 años, por el filántropo estadounidense de origen húngaro, la ECU imparte clases en inglés y concede diplomas válidos en Hungría y en Estados Unidos.

Más de 50 mil manifestantes tomaron las calles de Budapest el pasado domingo pidiendo que Ader vete los cambios legislativos y criticando la actitud del gobierno.

El presidente tiene hasta la noche del lunes para sancionar la ley o, de lo contrario, enviarla al Consejo Constitucional para que se pronuncie sobre su legalidad. (NTMX)



Temas relacionados:
Educación
Europa
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]