Caso Televisa-Nicaragua: A manera de respuesta. Parte 1
El 8 de noviembre Televisa emitió un comunicado en el que acusó a Carmen Aristegui de "difamar" y de intentar sorprender a su audiencia con información no sustentada. La empresa respondió así a la presentación de nuevos avances en la investigación del caso Televisa-Nicaragua. La siguiente es una respuesta completa a los argumentos de Televisa.
(Foto: especial)

(Noticia publicada el 16 de noviembre del 2012)

Las camionetas

El pasado 16 de septiembre, la primera emisión de Noticias MVS reveló que las seis camionetas incautadas en Nicaragua, a bordo de las cuales viajaron 18 mexicanos, encabezados por Raquel Alatorre Correa, transitaron por Centroamérica con placas registradas a nombre de Televisa ante la Secretaría de Transporte y Vialidad (Setravi) de la Ciudad de México.

Las placas son las siguientes: 848XBG, 165XCC, 411XWY, 886XCR, 444XCI y 571XXD.

El rastro de estos números y letras se siguieron después de la difusión de los videos de los detenidos en Managua. Desde el 24 de agosto, antes de que se difundiera la primera parte de esta investigación, Televisa ya se había deslindado del caso.

En su noticiero estelar rechazaron que las camionetas rotuladas con los colores y logotipos de Televisa pertenecieran a la televisora y que los detenidos fueran empleados de esa empresa.

Desde el 17 de septiembre, cuando Noticias MVS reveló a nombre de qué empresa fueron registradas las placas, Televisa continuó la difusión de una serie de reportajes para deslindarse de de las camionetas y para acusar de este espacio informativo de mentir por asegurar que los vehículos eran de su propiedad.

En la primera emisión de Noticias MVS se informó que las placas de circulación del Distrito Federal y, por consiguiente, el alta en el registro vehicular de la capital están a nombre de “Televisa, SA de CV”. Nunca se concluyó que las camionetas tipo Van hayan sido compradas directamente por Televisa.

En otra etapa de la investigación del caso, hemos indagado que en una tarjeta informativa entregada al jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, se detalló qué hay en los expedientes de registro de las placas de las camionetas hoy confiscadas en Nicaragua:

  • Copias del RFC a nombre de “Televisa S.A. de C.V.” con la clave tel7212145gk7.
  • Copias del poder notarial en favor de Armando Tavera Sánchez, gestor de Televisa ante la Setravi.
  • Se trata del poder notarial número 13, 849 libro 197 de la Notaria Pública número 100, del notario Manuel Oliveros Lara, de fecha 26 de junio del año 2003, firmado por los representantes legales de Televisa, Sebastián Mijares Ortega y Julio Barba Hurtado.
  • Copias de la identificación de Armando Tavera Sánchez.

En esa misma tarjeta se hicieron las siguientes observaciones:

  • La dirección de Registro Público de Transporte cuenta con trámites contemporáneos realizados a nombre de Televisa en los cuales se aprecia que los documentos utilizados para acreditar la representación legal son los mismos a los empleados para el emplacamiento de las seis unidades detenidas en Nicaragua.
  • La dirección de Registro Público de Transporte tiene un documento membretado con logotipo de Televisa emitido por Armando Tavera Sánchez, en el cual se informa que él seguirá realizando los trámites vehiculares en todas las unidades de la flotilla, así como de los ejecutivos de la empresa, fechado el 03 de mayo del 2010.
  • En su denuncia por el uso de sus emblemas y suplantación en el caso Nicaragua, Televisa utilizó al notario 100, Manuel Oliveros Lara. Se trata del mismo notario que otorgó el poder al gestor Armando Tavera Sánchez.

El pasado 2 de noviembre, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, en la Ciudad de México, informó que las seis camionetas no son propiedad de Televisa.

“Con el resultado de los dictámenes periciales en materia de grafoscopía y documentoscopía, la Procuraduría estableció que las seis camionetas aseguradas en la República de Nicaragua no son propiedad de la empresa Televisa S.A. de C.V., ni de ninguna de sus filiales”, dijo en un comunicado.

La Procuraduría manifestó que aunque en los documentos con que se registraron las camionetas aparece el nombre y las firmas del gestor de la televisora, Armando Tavera Sánchez, en las muestras que se tomaron de su escritura se logró corroborar que él no llenó los formularios.

Sin embargo, no se descartó el posible involucramiento de funcionarios. De acuerdo con las autoridades, los papeles con los que se realizaron los trámites “fueron llenados por dos personas distintas que simularon ser el gestor”.

Hasta el momento, ninguna autoridad ha informado cómo esas dos personas obtuvieron copias de los documentos a nombre de Televisa.

No obstante, Televisa envió una carta a Noticias MVS primera emisión en la que enfatiza que las autoridades federales y del Gobierno del Distrito Federal ya “determinaron claramente que no hay evidencia para vincular a las camionetas y las personas detenidas con la empresa, quienes no han trabajado o recibido pago alguno, jamás, de parte de Televisa. Estos son los únicos hechos reales que conciernen a Televisa. Todo lo demás, incluso lo que tramposamente plantea sobre el caso la sra. (Carmen) Aristegui no son más que calumnias o, para decirlo más claramente, mentiras”.

No puede ser una calumnia y menos una mentira informar que las seis placas fueron dadas de alta a nombre de Televisa. Las pruebas de ello constan en los expedientes dentro de la Setravi. Televisa puede, como ya lo ha hecho, deslindarse de las camionetas, pero no puede desmentir que las placas fueron registradas a su nombre.

Quién lo hizo? ¿Con qué intenciones? Eso está por saberse.

 

Los detenidos…

Algunos de los 18 detenidos han declarado que son empleados de Televisa, de acuerdo con cuatro diferentes fuentes de información.

A  lo largo de esta investigación hemos dejado en claro que este hecho proviene de los propios detenidos en Nicaragua y no de una conjetura.

En el expediente judicial A-0162-2012-000, integrado por la Unidad Especializada Anticorrupción y el Crimen Organizado de Nicaragua, consta cómo se identificaron los detenidos. En la hoja cuatro se indica lo siguiente:

“(…) A la entrevista exploratoria únicamente manifestaban los acusados que ingresaron a nuestro país con el objetivo de realizar investigaciones y la búsqueda de información de instituciones del Estado de Nicaragua, estos manifestaron estar autorizados por la empresa televisora mexicana Televisa Internacional (…)”

En las páginas siguientes, se precisa que el 23 de agosto la Embajada de México informó al Gobierno de Nicaragua que los 18 detenidos no son empleados de Televisa. Ante ello, el ministerio público abrió las camionetas. Ahora sabemos que la fuente de la representación diplomática fue la propia televisora.

El pasado 26 de septiembre, el fiscal de Nicaragua, Armando Juárez, dijo lo siguiente en una entrevista telefónica:

Una vez que se descubrió, que encontramos todo lo que venía encubierto y sé destapó toda la operación, ellos sencillamente han guardado silencio y han conservado esa postura, porque nuestra ley lo permite. Una persona aquí en Nicaragua puede comparecer ante una autoridad policial y decir ‘no quiero hablar, tengo el derecho constitucional de no hablar y me acojo a ese derecho’.

“De tal manera de que la versión no ha sido modificada.  Ellos se mantuvieron hasta el último momento, hasta antes de ser llevados hasta el juez (diciendo) que eran de Televisa y quedó en el ambiente. No han cambiado la versión”.

 

El pasado 4 de octubre, Johana Fonseca, abogada de uno de los detenidos, manifestó lo siguiente:

Juan Luis Torres Torres dice que le extraña muchísimo que se diga en los medios de comunicación que ellos no son trabajadores de Televisa, porque él me dijo que sí es un conductor (chófer) de Televisa, que él fue contratado por personal de Televisa, que incluso los gafetes que él usaba son originales”.

“Él se le dice vamos a ir a tal país, a tal lugar, vamos a filmar, me dijo el que habían ido en varias ocasiones a Panamá, a Costa Rica y a otro país del sur, que habían estado filmando cuestiones ambientales, que a él no le ha parecido nada extraño, porque sí se han hecho, pues (las grabaciones). Incluso, me dijo que algunos de los reportajes han salido en ciertos medios, no sé si en España o en otro país del mundo”, afirmó.

 

El  8 de noviembre, el cónsul de México en Managua, Germán Murgía dijo a lo siguiente vía telefónica a Noticias MVS primera emisión:

“(…) hemos tratado de hablar con ellos, pero no han querido hacerlo. Algunos de ellos siguen sosteniendo que son de Televisa, aunque no parecen muy convincentes, pero no hemos querido tocar la parte penal, eso le toca a los abogados. Hemos optado por la protección consular, es decir, si quieren o no hablar con sus familiares….

“¿Raquel Alatorre le llamó a usted?

“Sí, ella estuvo comunicándose a este teléfono de Protección,  cualquier mexicano. Ignoro dónde lo obtuvo. Dijo que eran de Televisa.  Y, sí, ella estuvo varias veces en contacto conmigo”.

También el 8 de noviembre, la Procuraduría General de la República (PGR) concluyó que ninguno de los detenidos en Nicaragua era empleado de Televisa y que las camionetas no forman parte del parque vehicular de la empresa.

En la carta enviada a Noticias MVS primera emisión,  Televisa afirmó que el “pseudo periodismo de la sra. Aristegui mantiene a sus radioescuchas con expectativas informativas que acaban siendo fabricaciones que, con el paso del tiempo, se derrumban. Es de sentido común, ya no digamos una exigencia del periodismo profesional, que el que afirma, aun en forma de preguntas insidiosas, tenga que probar sus dichos. La sra aristegui afirma mucho pero no prueba nada”.

En este caso hemos transmitido hechos documentados y comprobados. Eso es información dura, no “expectativas”. Tampoco son fabricaciones; ahí están los expedientes de Setravi, los teléfonos celulares, y las declaraciones ministeriales de los detenidos.

Televisa dice que nada de ello es cierto y está en su derecho total de hacerlo. Lo que no puede sostenerse, noche tras noche, es que esos datos no existen y que son una fabricación.

Para fabricaciones, habría que remitirnos al montaje de la Policía Federal y de Televisa en el caso Florence Cassez. ¿Pruebas? La más reciente sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En este espacio informativo no se prueban dichos. Eso es asunto del ministerio público. Aquí se han documentado las diversas etapas de la investigación periodística que desarrollamos. Por ejemplo, hay cuatro fuentes de información y un expediente judicial sobre la presunta identidad de los detenidos.  Ellos son quienes dicen que trabajan para Televisa.

No confundamos una averiguación previa con una investigación periodística.

 

Los teléfonos

El jueves 8 de noviembre, en Noticias MVS primera emisión revelamos que los 18 mexicanos detenidos en Nicaragua el pasado 20 de agosto traían consigo ocho teléfonos celulares, algunos de los cuales fueron utilizados para llamar a sus contactos, poco antes de ser trasladados a la cárcel de El Chipote.

Dos números telefónicos a los que llamó la líder del grupo, Raquel Alatorre, están registrados de la siguiente manera: “Lic. Amador Narcia” y “Oficina Televisa”, según los registros de las listas de contactos transcritas en el expediente judicial.

La información sobre los números telefónicos marcados por este grupo de mexicanos desde Managua está en poder tanto de las autoridades nicaragüenses como de la Procuraduría General de la República (PGR) para verificar realmente a quién pertenecen y rastrear las llamadas hechas entre el 20 y el 24 de agosto.

Hasta el momento, en ese expediente judicial, sólo están transcritos los contactos encontrados en los teléfonos.

En Noticias MVS primera emisión nunca se afirmó –porque no hay pruebas de ello- que esos teléfonos sí sean propiedad de Amador Narcia Estrada, vicepresidente de Información Nacional de Noticieros Televisa. Lo que sí hicimos fue citar parte del expediente judicial.

Sobre este tema, investigamos y esto encontramos:

El número de “Oficina Televisa” fue dado de baja porque lo dejaron de usar o por falta de pago.  En tanto, en el número registrado como “Lic. Amador Narcia” nadie responde.

El equipo de Noticias MVS primera emisión llamó a 38 teléfonos; en el 98% de los casos están apagados, dados de baja, fuera del área de servicio o nadie responde.

En una carta enviada por Televisa, se dice que:

“La primera emisión de MVS radio nunca se tomó la molestia de verificar, con la propia televisora o con autoridad en la materia de telecomunicaciones, de quién es verdaderamente ese teléfono”.

Falso. Sí lo hicimos con las empresas de telecomunicaciones, concretamente con Telcel, pero la información está encriptada por mandato de la Ley Federal de Datos Personales. Sólo pude abrirse mediante una orden judicial, la cual nosotros no tenemos.

 

El fólder

En la misma emisión del jueves 8 de noviembre, informamos que la Policía Nacional de Nicaragua encontró un fólder con el logotipo de Televisa  y el nombre de “Narcia Estrada” en el interior de una de las seis camionetas retenidas. El fólder estaba dentro de la camioneta GM-Chevrolet tipo van modelo 2011, placas 571-xxd equipada con radio satelital.

A diferencia de lo que Televisa sostiene en su comunicado, esto no es un supuesto. Se trata de lo que consta en el expediente judicial. Si  ese fólder pertenece al vicepresidente de Noticieros de Televisa o, por el contrario, es parte de una trampa, toca a las autoridades dilucidarlo.

En el fólder había cartas supuestamente firmadas por Amador Narcia Estrada, describiendo los equipos televisivos que se transportaban en los vehículos y dirigidas a autoridades de Honduras, Nicaragua y Costa Rica y México para que permitieran el paso de las camionetas. Eso también consta en el expediente.

En ningún momento aseguramos que las cartas fueran auténticas ni en su formato ni en las firmas. Como en los casos anteriores, describimos lo que consta en el expediente judicial. De hecho, esas cartas llegaron por separado a la redacción de este equipo de la primera emisión de Noticias MVS semanas atrás. La decisión fue no difundirlas.

No obstante, después constatamos que sí estaban en ese fólder. Y eso, sólo eso, fue lo que describimos.

Utilizar este dato duro –como se dice en la jerga periodística- para sugerir que no prestamos prueba alguna de los documentos sean auténticos, es extender nuestra investigación a un sitio al que nunca hemos llegado.

En este espacio describimos lo que está en el expediente y no “levantamos sospechas”.

“Esas cartas son falsas. Esa firma no es mi firma. ¿Calumnia que algo queda?”, respondió Amador Narcia en su cuenta de Twitter cuando, en su momento, la revista Proceso publicó esas cartas.







    Contenido Relacionado


  1. PGR podría citar a declarar a Narcia Estrada
    Noviembre 16, 2012 9:07 am
  2. Cancillería no rectifica ni rechaza declaración de cónsul Munguía
    Noviembre 13, 2012 11:50 am
  3. Al detalle, lo que pidió Nicaragua a la PGR
    Noviembre 12, 2012 11:42 am
  4. Comunicado de Televisa
    Noviembre 8, 2012 2:57 pm
  5. Teléfonos de “Televisa” y de “Amador Narcia”, en la agenda de Raquel Alatorre
    Noviembre 8, 2012 9:17 am
  6. Video: “Dicen que difamamos, yo sostengo que informamos”: Aristegui
    Noviembre 9, 2012 12:54 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]