“Pemex RIP” y a Odebrecht le entregaron en “bandeja de plata” la “joya de la corona” de sus negocios: Ana Lilia Pérez
Llama a "investigar quiénes son los responsables de ponerle en bandeja de plata a esta empresa un negocio que ahora mismo podría ser el más rentable para Petróleos Mexicanos". 

En Petróleos Mexicanos se sigue operando “mediante lavado de dinero con empresas contratistas; mediante el robo de hidrocarburos, que por cierto este año llegó a un récord en el número de tomas clandestinas; y mediante el cobro de derecho de piso a los empresarios contratistas… son delitos cada vez más silenciosos porque a los empresarios les queda claro que no hay autoridad en México capaz de respaldarlos o de garantizar su seguridad”, indicó Ana Lilia Pérez, periodista y autora de Pemex RIP. 

En entrevista para #AristeguiEnVivo, aseveró que “en esta negativa a reconocer que Los Zetas siguen operando como la principal organización criminal dentro de la industria petrolera radica también que no se combata realmente, como no se ha hecho”.

A propósito de los Papeles del Paraíso, señaló que en su libro “despliega toda la estructura que utiliza Petróleos Mexicanos para operar con 60 empresas privadas desde diferentes paraísos fiscales”. 

La periodista sostuvo que “en la transición del gobierno de Miguel de la Madrid y Carlos Salinas, en Petróleos Mexicanos oficialmente se ideó una reestructura corporativa de la petrolera, es cuando Pemex se divide en subsidiarias, esa era la reestructura formal, pero paralelamente se comenzó a abrir empresas privadas, aquí hay que subrayar el carácter de privado, en un momento en que oficialmente Petróleos Mexicanos todavía era paraestatal, hay que recordar que Enrique Peña Nieto la convierte en la llamada empresa productiva del Estado; durante todos los años noventa y por lo menos hasta la administración de Emilio Lozoya se crearon poco más de 60 empresas privadas, de Petróleos Mexicanos en paraísos fiscales”.

“¿Qué significa? Que en esencia, y atendiendo eso de que Pemex es de todos los mexicanos, los mexicanos estamos operando a través de Pemex en paraísos fiscales, como Bermuda, en varias regiones de las antillas holandesas. El libro comenta toda esta estructura, cómo se fueron creando esas empresas y algo muy curioso: muchas de estas empresas se llevó dinero a esos paraísos… por ejemplo, al día siguiente del proceso electoral donde se anuncia como ganador a Carlos Salinas de Gortari, se lleva dinero a un paraíso fiscal para abrir una empresa privada de Pemex. En aquel entorno donde el país vivía la conmoción por el asesinato del obispo Posadas Ocampo se lleva más dineros a otros paraísos fiscales para abrir otras empresas. En un momento en que se registró una pelea récord entre Julio César Chávez y un boxeador estadounidense se lleva más dinero para abrir otras empresas, de tal suerte que son más de 60 empresas; solo en la administración de Emilio Lozoya se crearon casi la mitad de estas empresas… ¿con qué finalidad? para triangular operaciones desde paraísos fiscales que llevaron a privatizar plantas de Petróleos Mexicanos”, expuso.

Respecto al caso Odebrecht, detalló que es “un capítulo del libro al que yo llamo la era Odebrecht, la era de los sobornos“.

Se trata de un “modus operandi que ha funcionado en Pemex desde hace dos décadas por lo menos”. Precisó que esta brasileña en realidad llegó a México desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari cuando obtienen su primer contrato de obra en Sinaloa.

Lo que encontró es que “desde el gobierno de Vicente Fox se fue priorizando con sobreejercicios, con desvío de recursos, el proyecto estelar que la misma empresa Odebrecht anuncia como la joya de la corona”. 

Los contratos con Pemex “son para Odebrecht propinas, ¿por qué?, porque tiene en México, en Veracruz, ese consorcio mundial tiene en Veracruz su principal negocio, y es esta planta que tiene la empresa Braskem en sociedad con la mexicana Idesa“. Esto, en referencia al Proyecto Etileno XXI.

Apuntó que “desde el sexenio de Fox se fue paralizando la producción propia del área de petroquímica. Desde entonces en el ámbito internacional se decía que este siglo XXI era la era de la petroquímica, lo que iba a tener más valor era la petroquímica. México tuvo en los años setenta una industria petroquímica que la colocó como la número uno del mundo ¿Qué pasa? Vicente Fox llega con un proyecto que se llamó Proyecto Fénix, que se anunciaba como el renacer de petroquímica mexicana; entre Fox y Calderón compartieron un mismo director en Pemex-Petroquímica. ¿Qué pasa? Que supuestamente este proyecto lo llevaría Petrólos Mexicanos pero al poco tiempo ese presupuesto que se recibía para petroquímica se empieza a priorizar el proyecto que cambió de Fénix a Etileno XXI… hubo un ejercicio premeditado para que al final de la historia la empresa brasileña se quedara con este negocio que repito ellos anuncian como la joya de su corona de todos sus negocios globales”. 

Sin duda, dijo, “se debe investigar esas irregularidades en sus contrataciones; está el tema de los sobornos con tintes políticos o finalidades electorales, pero también investigar quiénes son los responsables de ponerle en bandeja de plata a esta empresa un negocio que ahora mismo podría ser el más rentable para Petróleos Mexicanos”. 

“Si ellos apostaron o acompañaron esta campaña de Enrique Peña Nieto, como han dicho, es porque ya antes habían hecho negocios, ya tenían claridad de que sus principales negocios estaban en México y no querían perderlos, porque ya lo habían hecho durante el gobierno de Felipe Calderón donde se les dieron todas las facilidades para que al final pudieran tener este negocio que pudo ser la joya de la corona de nuestra industria petrolera”, abundó.

Por ello “se debe revisar quiénes privilegiaron el interés privado sobre el interés público, para entregarle en bandeja de plata el principal negocio que podría ser de Petróleos Mexicanos”, concluyó.



Temas relacionados:
Corrupción
Pemex



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]