opinión
“Crisis en el paraíso”, artículo de Lydia Cacho
Plan B por Lydia Cacho
Foto: Elizabeth Ruiz/ Cuartoscuro

Yo estoy ahorrando mis setenta pesos diarios para ir y venir en taxi al trabajo. No quiero que me maten”, escuché decir a una joven peluquera de Cancún.

Silvia se refiere a los catorce feminicidios registrados recientemente en Quintana Roo, pero a los que no lo fueron también, porque la impunidad genera miedo.

Ella trabaja en una estética  en la avenida Bonampak, la más cercana a la Zona Hotelera de Cancún y todavía considerada parte del bloque de negocios y hogares de primer nivel, donde  turistas y la clase alta se mueven, viven y compran frente al mar.

Hace dos días una chica salía del trabajo en un supermercado de lujo en dicha avenida, eran las diez de la mañana, sí, de la mañana. Mientras caminaba por la avenida a plena luz del día un sujeto desconocido comenzó a seguirla. Ella apresuró el paso, entonces él le gritó “si te alcanzo te mueres” y ella corrió más rápido hasta llegar a refugiarse en un sitio de ambulancias. El sujeto se dio a la fuga y la policía nunca llegó porque “no había delito”. Lo cierto es que al menos tres de los femincidios ocurridos en las últimas semanas parecen haber sido cometidos por la misma persona. Y uno de los detenidos es, claramente un falso positivo arrestado para proteger la imagen del gobernador.

Mientras el Observatorio de Violencia Social y de Género de Cancún, institución que se ha ganado un prestigio a nivel nacional, frente a la ONU y otras instancias de Derechos Humanos, ha revelado el incremento de violencias e impunidades en Quintana Roo, el gobernador Roberto Borge, ya metido de lleno en la transición política del 2015, ha salido a declarar que “quien denuncia feminicidio atenta contra quintana Roo y pretende hacerle daño a la industria turística que vive del buen nombre del estado”.

Borge se lanzó al ataque contra el Observatorio, como si esta institución que lleva a cabo investigaciones académicas de largo aliento con metodología impecable, atacara por decir la verdad. Lo mismo sucedió con los pocos medios y periodistas que se han atrevido a revelar los hechos: el gobernador se siente personalmente agraviado, no porque crea que quien critica al estado lo critica a él, sino porque está claramente obsesionado con dar la imagen de un buen gobernante mientras los hechos demuestran lo contrario.

Al menos cinco de las ocho muertes violentas de mujeres en Quintana Roo califican dentro del tipo penal de Feminicidio que es aplicable en el estado desde la aprobación de la Ley General de Acceso a las Mujeres a Una Vida Libre de Violencia (LEGAM); no solamente eso: la propia Suprema Corte ordenó desde hace dos años, que todo juzgador investigue la violencia homicida contra mujeres y niñas desde la perspectiva de género como mandata la LEGAM. Esto significa que toda investigación debe  basarse en el artículo 86 bis del código penal del estado que establece que: quien mata a una mujer con dolo y comete actos de violencia feminicida como violencia sexual, antecedentes de violencia doméstica, mutilaciones infamantes o degradantes, acosos u hostigamiento y exhibición pública del cuerpo como parte del rito homicida comete feminicidio.

Borge aseguró en un noticiero local de radio que el asesino de la mujer muerta en la Zona Hotelera ya está detenido, dando por juzgado el caso. No solamente debió decir, de acuerdo a la ley, que el presunto responsable fue detenido; además omitió decir lo que ésta reportera confirmó con un alto mando de la policía estatal: que el detenido fue llevado desde Chetumal a Cancún, que había sido señalado por delitos vinculados con el narcomenudeo, que no se le podía volver a juzgar por el nuevo sistema de juicios orales y que por órdenes del gobernador lo mandaron para inculparlo falsamente por el homicidio. La fabricación de culpables es ya una práctica común en el estado.

El gobernador puede amenazar a activistas y periodistas, puede descalificarles y atacarles con botstrolls y panfletos, puede comprar el silencio de algunos medios; lo que no puede es ocultar la realidad: el estado es el número 2 en explotación sexual infantil, en 4 en consumo de pornografía infantil, los secuestros han incrementado un 34% en este sexenio. Las mujeres el este estado ganan un 52% menos que los hombres. El municipio de Solidaridad (Playa del Carmen) tienen el índice más alto en Trata para la mendicidad en el sureste. Borge es quien más ha endeudado al estado con la mayor deuda per cápita del país, 8.3% del PIB, es decir con Borge el endeudamiento público creció  115%.

Los hoteleros han denunciado la opacidad y desaparición de recursos de Impuesto al Hospedaje. En enero Borge reportó que se invirtieron 170 millones en la industria agropecuaria pero los campesinos demuestran con documentos que sólo se les entregaron seis millones de pesos. Según INEGI La extorsión aumentó un 54.8%, el robo con violencia un 59% y la violencia sexual a locales y turistas un 32%. Los fraudes por 118 millones de dólares cometidos y avalados por Felix González y Roberto Borge contra empresarios hoteleros y restauranteros en Tulum no tienen precedente histórico.  Las declaraciones políticas se contraponen a la realidad, lo cierto es que el único rubro en que Quintana Roo crece es en el hotelero y ese depende de los empresarios y no de gobierno local. Es un hecho que la ingobernabilidad no se puede ocultar ni con insultos ni con amenazas.

Lydia Cacho

Periodista, feminista y activista de derechos humanos de las mujeres.

Temas relacionados:
Quintana Roo
SOCIEDAD


    Contenido Relacionado


  1. Impugna CNDH la ley Borge contra la libertad de expresión en Quintana RooImpugna CNDH la ley Borge contra la libertad de expresión en Quintana Roo
    septiembre 29, 2015 7:43 pm
  2. Tulum: tierra de ambiciones
    septiembre 7, 2015 8:20 am
  3. CNNMi encarcelamiento, muestra del autoritarismo en Quintana Roo: Pedro Canché en CNN
    junio 3, 2015 1:09 pm
  4. canchéÚltimo día para que el gobierno de QRoo decida si indemniza al periodista Pedro Canché
    junio 1, 2015 12:11 pm
  5. Cambio_de_Mando-4“Los ideólogos del desamparo”, artículo de Lydia Cacho
    mayo 11, 2015 7:00 am
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre