Pete Townshend y su versión de The Who
En ‘Who I am’, el guitarrista cuenta ‘casi todo’, sobre la historia de la banda que se presentará el 12 de octubre en el Palacio de los Deportes.
memorias de the who
(Universal Music/Malpaso).

La 14 de febrero de 1964 no fue un día de San Valentín más, fue el día en que The Detours cambió de nombre y nació, pese al disgusto de Pete Townshend, The Who. Una semana después el grupo mostró de qué estaba hecho. Durante una de sus presentaciones en el Railway del Hotel Harrow en Reino Unido, Townshend destrozó su guitarra como acto culminante. Contagiado por la euforia, Keith Moon, baterista incontrolable hizo lo propio y anticipando lo que después sería su deporte favorito –lanzar cuanto objeto posible, incluyéndose a sí mismo, de balcones de hoteles y departamentos-, hizo pedazos su batería.

La banda dejó claro que si algo tenía, era garra y actitud. Las finezas musicales llegarían más tarde.

Con cincuenta y pocos años de retraso, The Who se presentará por primera vez en la Ciudad de México. Tocarán el 12 de octubre en el Palacio de los Deportes. En 2007 se tenía programado un concierto pero el estado de salud de Roger Daltrey y la baja venta de boletos obligaron la cancelación.

Entre el 2007 y el 2016, Townshend, guitarrista y cerebro del grupo, publicó Who I Am (Malpaso), volumen de memorias que arroja al menos tres certezas. Uno: Roger Daltrey y Pete Townshend, únicos integrantes vivos de la banda, son unos auténticos sobrevivientes. Dos: Su influencia ha sido tan grande que no necesitan temas nuevos, bastan los clásicos para complacer a sus seguidores. Tres: Ambos son como hermanos, se pueden pelear todo el tiempo pero al final siempre están ahí para lo que se necesita.

Evolución

Inmersos en la inercia del rock británico de los primeros años de los sesenta, The Who parecía no dar para mucho. Pete Townshend creció en una familia donde la música y al arte era tan cotidiana como los pleitos familiares. Hijo de un intérprete de swing, tenía especial debilidad por el diseño, el dibujo y la pintura. Sus coqueteos con el rock y el jazz no parecían ser más que eso.

Al final, reconoce en sus memorias, siempre pensó que la guitarra sería algo pasajero. Un primer ejercicio en este sentido fue The Confederates, banda donde conoció a John Entwistle, posteriormente bajista de The Who. Siguió con The Detours y el tiempo para la escuela escaseó, hasta desaparecer.

A diferencia de la mayoría de sus colegas aportaron letras irónicas y oscuras, la mayoría cortesía del guitarrista. Los conflictos internos del compositor, Townshend insinúa en sus memorias un episodio de abuso sexual, crisis de identidad y timidez en extremo, desmarcaron sus temas de la rebeldía de los Rolling Stones y las armónicas canciones de The Beatles. En principio fueron teloneros de The Kinks y su fama ganada a fuerza de despliegue escénico comenzó a crecer.

Así, llegó el día en que Daltrey explotó y dijo que no volvería cantar temas tan simples como I can’t explain. Townshend le dio la razón a su compañero. Si en verdad querían trascender, era necesario buscar un sonido acorde a lo que proyectaban en vivo. Inspirado por Steve Cooper de Booker & The MG’s, experimentó con su forma de tocar la guitarra. “En el rock n roll la guitarra se estaba convirtiendo en el instrumento melódico básico, haciendo las veces de saxo en el jazz y en la música de baile, y el violín en el klezmer hebreo. Empecé a explotar la retroalimentación de modo más creativo; a veces, mi solo de guitarra se limitaba a un largo machacón aullido de lleno de armónicos y silbidos progresivos. En su inmensidad, descubrí algo eufórico, un sonido lleno de movimiento que se derramaba melódicamente”. Así resume en Who I am, lo que a la postre sería el sello de la casa.

Había mucha competencia en el horizonte. Jimi Hendrix, Clapton, la música hippie, los Beach Boys, y por supuesto los Stones, Dylan y los Beatles. Para ser de las grandes ligas había que crecer y madurar. Townshend se propuso entonces componer la primera ópera rock de la historia. Tommy, los colocó en otro nivel en todos los sentidos. Cuenta el guitarrista que tras verlos en vivo, David Bowie se convenció de crear una obra conceptual con un personaje como protagonista o lo que es lo mismo Ziggy Stardust.

El estruendo de sus conciertos los llevó a ser considerados como la banda más ruidosa del planeta. Monterrey Pop Festival y Woodstock, con todo y su reticencia para presentarse, les dieron un estatus sobresaliente. Botón de muestra de aquel periodo es Live at Leeds, para muchos el mejor disco en concierto de la historia del rock.

Sobrevivencia

The Who era explosivo arriba y abajo del escenario. Rivalidades, envidias y excesos marcan su biografía. En más de una ocasión estuvieron contra las cuerdas. Las presiones de las disqueras no siempre empataban con su pulsión creativa. Sin ganas de hacer concesiones, el grupo trabajó en las canciones de su siguiente producción. El nombre tentativo era Lifehouse, pero una vez más contra la voluntad del líder, se llamó Who’s next, de la que se desprenden las clásicas ‘Baba O’Riley’, ‘Behind blue eyes’ y ‘Won’t get fooled again’.

Para entonces, Townshend escribía artículos en la revista Melody Maker, y dictaba algunas conferencias, uno de sus asistentes fue Brian Eno.

La separación era su espada de Damocles. Los conflictos internos no cedían. Siguió una nueva ópera rock: Quadrophenia. De nuevo la banda daba un paso adelante. Las ambiciones conceptuales no los enemistaron de la generación punk. Johnny Rotten decía que de la vieja guardia era lo único que valía la pena. Grabaron The kids are alright, un documental que incluía extractos de conciertos.

La muerte de Keith Moon en 1978, a causa de una sobredosis supuso un cisma y por primera vez cuestionaron en serio su continuidad. Phil Collins ofreció sus servicios pero le dieron las gracias. Siguieron juntos y la relación entre los restantes tenía sus altas y bajas.

En los ochenta publicaron dos discos de estudio, Face dances e It’s hard. Las facturas personales ya eran muchas. Divorcios, conflictos, demandas.

Townshend se hizo abstemio, no sin padecer recaídas posteriores, e incursionó en el negocio editorial con el sello Faber, se vinculó con Harold Pinter, Ted Hughes y Tom Stoppard. La banda en tanto, se reunía para ocasiones especiales: Live Aid y demás presentaciones a beneficio.

En los noventa las reuniones fueron más frecuentes, a veces para recaudar fondos para causas sociales, a veces para recaudar fondos para ellos mismos. Pete Townshend era el más reticente a los encuentros. El siguiente en tirar la toalla fue el discreto John Entwistle. Murió en 2002. Quizá el menos mediático de los cuatro pero sin duda uno de los de vida más salvaje.

En 2006 salió a la venta Endless wire, el último disco de estudio hasta la fecha. Pete Townshend y Roger Daltrey a estas alturas son dos dinosaurios que están más allá del bien y del mal. Los verdaderos amigos se perdonan todo y ellos ya están en ese estatus. Las cicatrices de guerra ahora son medallas y tocan por gusto. Who I am, es un testimonio honesto por momentos imparcial de la historia de una de las bandas de rock más influyentes de todos los tiempos. El guitarrista es un viejo sabio que tuvo dar no pocas batallas antes de dar con las palabras que serenaron a un abrumando Eddie Vedder. “No te preocupes. No elegimos nosotros. El público es quien escoge”.

libros

banner-video1



Temas relacionados:
Cultura
Libros
Música


    Contenido Relacionado


  1. entrevista con martin caparros“La computadora es mi nuevo hogar”: Martín Caparrós
    octubre 9, 2016 10:41 am
  2. la historia de Lazaro Cardenas y la poesia del deltoro entre los librosLa historia de Lázaro Cárdenas, entre los libros de la semana
    octubre 7, 2016 9:37 am
  3. Entrevista con enrique blanc“El reggaetón, la música que más me decepciona”: Enrique Blanc #Letrasynotas
    octubre 6, 2016 4:04 pm
  4. fil presentan cartelMás de 600 escritores en la FIL de Guadalajara
    octubre 6, 2016 3:42 pm
  5. Entrevista con jorge ayala blanco“El cine mexicano exhibe las contradicciones de nuestra sociedad”: Jorge Ayala Blanco
    octubre 5, 2016 6:23 pm
  6. mardonio carballo traduce libro de pascualaMardonio Carballo traduce al náhuatl libro infantil de Pascuala Corona
    octubre 5, 2016 6:09 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre