opinión
“A marchas forzadas”, artículo de José Carlos G. Aguiar
A renglón seguido por José Carlos G. Aguiar
Fotos: Archivo Cuartoscuro

Desde que el presidente Enrique Peña Nieto anunciara en mayo de este año una serie de propuestas para reformas constitucionales a fin de reconocer los mismos derechos civiles a todos los ciudadanos sin importar su género o sexualidad, el matrimonio entre personas del mismo sexo, su paternidad y la homofobia han estado al centro del debate en México.

A la fecha, se han polarizado las posiciones, particularmente en el lado de la derecha y la conservadora jerarquía de la iglesia católica, que han promovido abiertamente durante los últimos meses un discurso de odio y de menosprecio a la vida, uniones e identidad de las minorías sexuales.

Si Carlos Monsiváis viviera aún, estaría de seguro escribiendo en este momento sobre la hipocresía y la doble moral de los defensores de la ‘familia tradicional’ en relación a los derechos de las minorías. Estamos entonces de frente a un proceso altamente ambivalente: por un lado se han reconocido los derechos civiles básicos de las minorías sexuales, pero por otro lado se han afianzado las visiones más recalcitrantes y anacrónicas sobre la sexualidad y la familia, dividendo familias, colectivos, y a la sociedad mexicana en su conjunto.

El asunto del odio contra las minorías sexuales no es de menuda importancia en un país como México, que ocupa el segundo lugar a nivel mundial en cuanto a muertes por violencia homofóbica según la Comisión Ciudadana contra los Crímenes de Odio por Homofobia (CCCOH). Este año, la ‘ejecución’ de 6 jóvenes asesinados justo afuera de un ‘bar gay’ en Xalapa pasó inadvertida hasta que el ataque en junio en Orlando hizo evidente la violencia homofóbica a nivel mundial. Poco o nada se ha sabido sobre la investigación del caso en Xalapa. Quizá los cuerpos ‘gays’ se han perdido entre los cientos, miles de cadáveres que en Veracruz, como en muchas otras locaciones en la geografía mexicana, se tiran en fosas ilegales. Muchos otros crímenes de odio han pasado inadvertidos, archivados como ‘crimen pasional’ o simplemente olvidados. Claramente, la homofobia es un problema de salud pública en México.

En 2010 cuando en la Ciudad de México entró en vigor la legislación que reconoce el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo, parecía que el movimiento de emancipación de las minorías sexuales había alcanzado su punto más importante y que la legitimidad de estas uniones era ya un hecho. Un año después, se registraría la boda número mil entre personas del mismo sexo en la Ciudad de México, un claro indicador de que los ciudadanos han hecho uso de su libre derecho a la asociación por matrimonio. Luego de diferentes disputas y reformas, todos los estados de la república mexicana tendrían hoy en día que reconocer las uniones entre personas del mismo sexo, y a la fecha se pueden celebrar las uniones en once entidades. Es decir, las propuestas de reforma constitucional del presidente no implican en realidad nada nuevo, sino más bien la homogeneización del marco legal donde ya tienen lugar las uniones civiles en México.

El pasado sábado 25 de junio tuvo lugar la XXXVIII marcha ‘gay’ en la Ciudad de México, que tenía como consigna ‘todas las familias, todos los derechos’. Según las autoridades de la ciudad, se esperaban unas 800 mil personas, aunque fue imposible contar los cientos de miles de personas que se congregaron desde el Ángel en el Paseo de la Reforma hasta el Zócalo. La gran parte de los asistentes eran jóvenes, muy jóvenes, que de manera festiva expresaron un gran grito de victoria, de celebración de las identidades sexuales y de género diferentes. La marcha por la diversidad sexual es un carnaval donde los hombres taconean durante kilómetros a lo largo del Paseo de la Reforma, y las mujeres marchan con barbas postizas. Una bandera gigante de 350 metros con el arcoiris que simboliza la diversidad sexual, dio la vuelta por el Zócalo. Aunque la marcha se ha comercializado con la participación de grandes corporaciones como Bancomer, AmericanExpress, MasterCard, Aeroméxico y Doritos, que hacen de la identidad de las minorías sexuales un producto más de consumo, la motivación política de la manifestación sigue siendo vigente y sobre todo necesaria.

Pero la otra cara de la moneda de este proceso se encuentra en la promoción y la circulación de un discurso de odio en contra de las minorías sexuales y sus familias. En el odio, se encuentra la negación de su dignidad humana y sus derechos civiles. Tristemente, la jerarquía católica ha estado al frente de las campañas de desprecio y la desinformación sobre los derechos de los ciudadanos y su sexualidad. Muy lamentables fueron los comentarios del cardenal Norberto Ribera con respecto a la anatomía humana y las relaciones sexuales entre hombres, al tratar de explicar lo que en su opinión desinformada y llena de prejuicios es la función fisiológica del ano. La periodista Lydia Chacho en su columna Plan B del 15 de agosto comentó sobre los desatinos del cardenal, su doble moral y concepciones medievales sobre el placer, la sexualidad, el erotismo y el amor. Al hablar de sexualidad, lo cual se supone no pertenece al cotidiano de su excelencia, el cardenal acrecentó la brecha entre la sociedad informada y progresista y el radical conservador y xenófobo que existe en la sociedad mexicana.

El sábado 10 de septiembre se han anunciado marchas en diferentes ciudades del país para defender la ‘familia  tradicional’, con el chocante, detestable eslogan “no te metas con mis hijos”. En las imágenes que circulan en las redes sociales para promover la marcha se puede leer “TODOS tenemos mamá y papá. Así que si tu familia no es así. NO eres una familia”. Estas formulaciones son terriblemente problemáticas, porque afianzan prejuicios y el odio contra la diferencia, y demuestran la ignorancia, la negación o el desprecio de la realidad social de México. Me imagino que muchas madres solteras, como padres viudos, o hijos de parejas divorciadas, se han sentido insultados por los ‘talibanes’ de la familia tradicional. También pienso en las madres y padres unidos a personas de su mismo sexo y que tienen hijos. Sus familias son familias, y tienen toda la dignidad que cualquier otra familia encabezada por una mujer y un hombre.

Ojalá y estas manifestaciones fundamentalistas del catolicismo mexicano sean un residuo del tiempo pasado donde la iglesia católica tenía el control sobre la moral y los cuerpos de los mexicanos. Es probable que este movimiento desaparezca como pasó en su momento en Francia en 2014 cuando se reconoció el derecho a la union civil entre personas del mismo sexo. La aceptación y protección de las minorías sexuales es un indicador de una sociedad democrática, justa, incluyente. Que mañana sábado y todos los días suene muy fuerte: todas las familias, todos los derechos.

José Carlos G. Aguiar

Doctor en ciencias sociales. Antropólogo mexicano especializado en estudios urbanos, ilegalidad, legitimidad política, seguridad, propiedad intelectual, economías callejeras y la Santa Muerte. Profesor e investigador de la Universidad de Leiden, Países Bajos. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores, CONACyT. Cumbianchero por convicción, ciclista antes de la era hipster, y fotógrafo por amor a la estética callejera.



    Contenido Relacionado


  1. Marcha_gay_Cuernavaca-1La Arquidiócesis se deslinda de marchas contra matrimonio gay
    agosto 29, 2016 8:17 am
  2. gay“El matrimonio no es un acto religioso”, artículo de Pablo Gómez
    agosto 26, 2016 8:09 am
  3. FAM3168985CDMX, a la cabeza en cambio de sexo
    agosto 12, 2016 2:48 pm
  4. ortega prdDerechos LGBTI enfrentarán resistencias de iglesias y AMLO: Jesús Ortega
    agosto 8, 2016 4:57 pm
  5. Personas transgénero podrán servir “abiertamente” en Ejército de Estados Unidos
    junio 30, 2016 4:15 pm
  6. Dia_Internacional_Condon-1Aumentan casos de VIH en CDMX
    junio 15, 2016 4:45 pm
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
#Ayotzinapa, a dos años del caso que cimbró a México
2 años, 43 desaparecidos, 180 detenidos… ninguna sentencia
trabajadorescu Trabajadores.cu
#Sugerimos Masacre de Iguala, dos años después https://t.co/uFEIWuxCsq #AyotzinapaDosAños #Ayotzinapa https://t.co/jBp5zaZUEr
0 retweets about a minute ago
rjalvarado El Compa Roberto
https://t.co/0Q7zUzv1w2 Exigen a Peña en Madrid responder por crimen de Estado #AyotzinapaDosAños
0 retweets 3 minutes ago
LaCapital_ La Capital
#CRÓNICA Así se vivió la marcha #AyotzinapaDosAños, manifestación enmarcada por el dolor de los padres de los 43… https://t.co/wRMux9j2VZ
0 retweets 4 minutes ago
pajaritaroja Tamara Pearson
Resist to Exist: Mexico Still Protesting Two Years after Disappearance of 43 Students https://t.co/1ixjIBsEnn #AyotzinapaDosAnos #Ayotzinapa
1 retweets 5 minutes ago
MalacaraPress Malacara Press
Fotografías para no se olvide #Ayotzinapa https://t.co/ggYMSGhw1O #AyotzinapaDosAnos #entrevistapertinente #foto #MartesDeGanarSeguidores
0 retweets 12 minutes ago
AZURovinik AZUR_Ovinik
Envia "Ayotzinapa" al 21111 y recibe las fotos de los chicos más ardientes. - :v #AyotzinapaDosAños
0 retweets 15 minutes ago
CesarRocha7 Rocha
El visitador de la PGR #Ayotzinapa #AyotzinapaDosAnos https://t.co/iR0FCFc5N5
0 retweets 19 minutes ago
alexmelon Alejandro Meléndez
#Fotogaleria 2 años y el clamor es el mismo #AyotzinapaDosAnos #Ayotzinapa https://t.co/yW6SbGAdTH https://t.co/X0friV1n2r
0 retweets 25 minutes ago
NEVENKAWARNING nevenka warning
#Ayotzinapa #FueElEstado #AyotzinapaDosAños https://t.co/21NXtHL7iL
1 retweets 25 minutes ago
alexmelon Alejandro Meléndez
#Fotogaleria 2 años y el clamor es el mismo #AyotzinapaDosAnos #Ayotzinapa https://t.co/yW6SbGAdTH
0 retweets 26 minutes ago