En Guatemala recurrieron a una “prótesis institucional” para hacer justicia: Daniel Zovatto en CNN
Analiza los distintos escenarios que se viven en América Latina, con escándalos de corrupción, bajo o nulo crecimiento económico y lo ocurrido en Guatemala, donde el presidente fue a dar hasta la cárcel.
Foto: Karina Maciel

En Guatemala, para imputar al presidente por corrupción y hacer justicia, recurrieron a una “prótesis institucional”, señaló Daniel Zovatto, director regional para América Latina y el Caribe de IDEA (Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral), en entrevista para Aristegui CNN.

Lo anterior, en referencia al “papel importante” que jugó la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que según su página web “trabaja de cerca con miembros selectos del Ministerio Publico y de la Policía Nacional Civil para elevar la experiencia en investigaciones criminales y procesos judiciales además de proveer asistencia técnica a éstas y otras instituciones del sector justicia”.

La CICIG y las autoridades locales, indicó, hicieron una “investigación a fondo, que tenga los elementos de prueba para comprometer primero a la vicepresidenta y luego al presidente Otto Pérez Molina”. 

Recordó que Guatemala está cumpliendo 30 años del inicio de su proceso democrático que inició apenas en 1985.

Resaltó que ahora el país “por un lado da ejemplo importante respecto del impacto y consecuencias que pueden llegar a tener en la lucha contra la corrupción cuando la ciudadanía se moviliza exigiendo el fin de la impunidad”. 

“Lo inédito es que este proceso de renuncia del presidente tiene lugar 72 horas antes de una elección nacional, nunca habíamos visto esto en América Latina”, apuntó Zovatto.

Y, contra todo pronóstico, “hemos tenido una elección con alta participación, 70 por ciento, es un porcentaje muy importante en este contexto”.

Expuso que tras las elecciones “hay una situación casi de empate técnico, otra sorpresa que trae la elección es un resultado tan ajustado que obligará a una segunda vuelta electoral”. Sobre el puntero de la elección, Jimmy Morales, quien antes era un comediante, mencionó que “la gente busca desesperadamente una figura que no tenga que ver con élite política y casualmente la persona que termina ganando es una persona que hasta hace poco tenía 1, 2 por ciento de intención de voto, pero capitaliza fuerte rechazo a la clase política”.

Subrayó que los guatemaltecos “no se movilizaron sólo en las calles, sino también como ciudadanos para ir a votar”.

Por ello hizo un reconocimiento al pueblo de Guatemala “que no solamente actuó como pueblo sino como ciudadanos en pleno uso y ejercicio de sus derechos”.

Por ahora, “no sabemos aún si algún otro país replicará este ejemplo”, por ejemplo en Honduras, comentó.

Podría haber un “efecto de reafirmación” en otros países, pues antes de lo que se ha visto en Guatemala, había “la sensación de que era imposible que la ciudadanía a través de manifestación podía forzar la situación de mandar a un presidente a la cárcel por un escándalo de corrupción”.

Ahora comienzan a decir: si en Guatemala se pudo quizá nosotros aquí también podemos, comentó.

Un efecto de reafirmación en el que los ciudadanos digan: nosotros también queremos, en ejercicio de nuestros derechos ciudadanos, salir a reclamar justicia y el fin de la impunidad

Sobre los problemas de corrupción en América Latina, opinó que del 2003 al 2013, se vivió una especie de círculo virtuoso, altas tasas de crecimiento, mejoramiento de situación social, aumentó poder adquisitivo, consumo, se generó más empleo aunque sigue habiendo alto porcentaje de empleo informal, hubo estabilidad política, con excepción de Honduras.

“Esa época dorada se comienza a desinflar porque China comienza a desacelerar su crecimiento económico y los precios comienzan a caer, hay un cambio de ciclo primero económico con marcada desaceleración”, precisó.

En la región, este año solamente México va a crecer pero muy por debajo de las expectativas, mientras otros países de AL no lo harán o será negativo.

Ahora “en la región se observa el malestar ciudadano, crisis de confianza, de representación política por malos servicios públicos, todo esto comienza a convertirse como una tormenta perfecta que no  afecta a todos los países por igual, pero malestar ciudadano puede traer mayor conflictividad social y consecuentemente mayores problemas de gobernabilidad”. 

Comentó que en Brasil hay una triple crisis: política, económica y de confianza. La crisis política tiene ramificaciones de escándalo de corrupción en Petrobras y cómo esto contaminó al sistema político. Esto está generando una crisis de marcada desaceleración, y el país va a tener un crecimiento negativo este año. Eso termina generando un mayor malestar ciudadano.

Señaló que a Dilma Rousseff le quedan 3 años por delante y tiene popularidad del 8 por ciento, un “desplome impresionante”.

Consideró que “si no logra estabilizar esta situación, va a estar en una situación de extrema vulnerabilidad”.

AL, refirió, tiene un “viento de frente” que la hace cada vez es más difícil gobernar y “está castigando fuertemente el capital político de los presidentes, la gobernabilidad es más compleja”.

En el caso de México, aseguró que las reformas no han dado resultados que se prometieron que iban dar, “creo que se podrán dar más adelante, pero no lo van a dar en este momento, con lo cual tienes un crecimiento económico muy bajo”; es alto comparado con el resto de AL, pero es insuficiente para lo que necesita México, agravado por escándalos de corrupción, fuga del Joaquín Guzmán Loera (“El Chapo”) y la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa.

En el lado de las cosas positivas, se encuentra que la reactivación de la economía de EU puede llegar a beneficiar a México; además creo que el presidente a raíz de resultados que logró en última elección tiene la mayoría que necesita en el Congreso para hacer reformas y ajustes.

Pero por ahora, el país vive momentos complejos tras el informe de expertos de CIDH que contradicen la verdad histórica en el caso de los normalistas desaparecidos.

Explicó que la semana pasada el tema era el informe del presidente, ahora de lo que se está hablando es del informe de los expertos que establece que los normalistas no fueron incinerados en un basurero, como dijo el gobierno federal.

Agregó que mientras en el caso de Guatemala fue una prótesis institucional de una instancia judicial internacional la que generó la capacidad de hacer investigación profunda, “en el caso de México el tema de agenda política lo pone un informe que viene de un órgano internacional, como la CIDH”, cuyo secretario es un mexicano, Emilio Álvarez Icaza.



Temas relacionados:
América Latina
Corrupción
SOCIEDAD




    Contenido Relacionado


  1. Procesarán al ex presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, por corrupción
    Septiembre 8, 2015 3:06 pm
  2. El gobierno mexicano, exhibido en la prensa extranjera por el informe de expertos de CIDH
    Septiembre 7, 2015 6:55 pm
  3. Guatemala irá a segunda ronda de elecciones
    Septiembre 7, 2015 6:50 am
  4. Guatemala elegirá nuevo Presidente, con Pérez Molina en la cárcel
    Septiembre 5, 2015 3:39 pm
  5. Corrupción, amenaza global para el bienestar de las personas: EU
    Septiembre 5, 2015 10:14 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]