Aprueba Senado agentes extranjeros armados en México
La propuesta avalada por el Pleno de la cámara alta -que fue enviada por el presidente Enrique Peña Nieto- se remitió a la Cámara de Diputados para su análisis y dictaminación.
Foto: Cuartoscuro

La Cámara de Senadores aprobó con 78 votos a favor, 28 en contra y 2 abstenciones, el dictamen que reforma la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos -una iniciativa enviada por el Ejecutivo federal-, con el fin de autorizar la portación de armas en territorio mexicano a servidores públicos extranjeros de migración, aduanas, así como a los agentes de seguridad en el marco de las visitas oficiales de jefes de Estado, gobierno, ministros o equivalentes.

Esto, argumenta la legislación, con la intención de generar una nueva regulación que fortalezca procesos de cooperación migratoria y aduanera de México con el mundo, principalmente en lo referente a los procesos de preinspección aduanera, bajo el principio de reciprocidad.

También se plantea que funcionarios aduanales mexicanos que lleven a cabo funciones de preinspección de mercancías en otros países, estén autorizados para llevar consigo, fuera del territorio nacional de las armas con las que cuentan para el desempeño de sus funciones.

A partir del principio de reciprocidad, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) será la que autorice la portación temporal de armas a los agentes extranjeros de migración o aduanas –que participen en la revisión migratoria en los puntos de tránsito internacionales o en el despacho conjunto de mercancías en las aduanas nacionales– así como a los agentes de seguridad, que acompañen visitas oficiales o equivalentes, siempre que se trate de revólveres o pistolas de funcionamiento semiautomático, cuyo calibre no sea a superior a .40 o equivalente.

Los permisos serán tramitados por las secretarías de Gobernación o de Hacienda y Crédito Público, respectivamente, ante la Sedena con 15 días de anticipación cuando menos, al inicio de la comisión, y tendrán una vigencia de seis meses; para los agentes de seguridad el permiso sólo será vigente durante el tiempo que dure su encargo oficial.

Se puntualiza que en los permisos extraordinarios para agentes aduanales y de migración, la Sedena determinará el arma autorizada, el local o la instalación en que será válida la portación y demás límites o restricciones aplicables.

Para los agentes de seguridad, en casos excepcionales, se podrá autorizar el ingreso y portación de otro tipo de armas, siempre que a juicio de la Secretaría de la Defensa Nacional se justifique la necesidad de su uso.

Posturas encontradas

Al presentar el dictamen, el senador Fernando Yunes Márquez, presidente de la Comisión de la Defensa Nacional, subrayó que, además de la generación de una regulación para los procesos de cooperación migratoria y aduanera del país, se busca que México cumpla con las obligaciones internacionales contraídas por el país, para la correcta protección de personas a nivel internacional.

Para tal fin, dijo, se prevén tres aspectos: instrumentar procesos de pre inspección aduanera, fijar las bases para la operación de la pre inspección migratoria y establecer los mecanismos de protección y seguridad para las personas internacionalmente protegidas, en el marco de visitas oficiales que se realizan al país.

Adicionalmente, el senador del PAN, advirtió que no se vulnera la soberanía nacional ni se atenta contra los derechos y libertades de los mexicanos, sino que se busca incorporar a México dentro de los países con potencial turístico y económico de primer mundo y hacerlo más competitivo.

La presidenta de la Comisión de Gobernación, Cristina Díaz Salazar, dijo que los cambios al ordenamiento no implican un sometimiento de una nación a otra. “Nuestro país cuenta con una de las legislaciones más estrictas en materia de armas de fuego a nivel internacional y los extranjeros deberán cumplir con ella”, aseguró.

Además, precisó que la presencia de oficiales de migración o aduana armados no quiere decir que “vayan a deambular por el territorio nacional haciendo uso continuo de sus armas de cargo”, sino que su portación estará restringida a los recintos oficiales y a la temporalidad de la licencia del uso del arma colectiva.

La legisladora del PRI indicó que se pretenden habilitar medidas que impulsarán el crecimiento económico de la industria, del sector agrícola y sobre todo se busca impulsar mayores beneficios económicos directos para las y los mexicanos, con lo que habrá efectos sobre el desarrollo regional.

En su posicionamiento, el senador Manuel Bartlett Díaz, del PT, determinó que una reforma de este tipo es anticonstitucional porque no se tomó en cuenta ninguno de los supuestos contemplados en los artículos 10, 21, 35, 36 y 89 de la Constitución; por el contrario, los agentes migratorios y de aduanas extranjeros armados en territorio nacional no actualizan ninguna hipótesis vigente en la Carta Magna.

Señaló que la propuesta violenta el artículo 89 constitucional, fracción X, en los principios de política exterior de no intervención y autodeterminación de los pueblos, porque el monopolio de la fuerza pública dejará de existir y se compartirá con gobiernos extranjeros. Añadió que el Congreso de la Unión no tiene facultad para legislar sobre las armas de fuego que porten agentes extranjeros en territorio nacional.

Por el PRD, el senador Alejandro Encinas Rodríguez dijo que afirmar que la intervención de agentes aduanales o migratorios extranjeros en territorio nacional atraerá más turismo, aumentará el comercio y reactivará la economía, es un argumento que resulta “débil y falaz”, ya que se plantean convenios interinstitucionales con los que avanzarán operativos como “Rápido y furioso”, alentando la entrada de armas, ahora por parte de dichos agentes.

Si la intención es alentar el turismo, la actividad económica y simplificar los trámites para el comercio, en todo caso las reformas debieron realizarse a la Ley de Aduanas y de Migración, y no a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, puntualizó.

Al manifestar el respaldo del PAN, el senador Héctor Larios Córdova consideró que esta modificación legislativa es un cambio de paradigma, pues se establece un espacio determinado para la pre-inspección aduanal, sólo dentro de este podrán actuar los funcionarios extranjeros y el uso de armas se supedita a las leyes nacionales, por tanto México mantiene intacta su soberanía que significa mantener el control, gobierno y autoridad de su territorio.

Además, se establece la reciprocidad en estos actos de autoridad, es decir que México tendrá derecho también a establecer espacios de pre-inspección aduanal, con su personal, en otros países. Son actos de autoridad y de ninguna forma se viola la soberanía nacional, reiteró el legislador panista.

El senador Arturo Zamora Jiménez, del PRI, coincidió en lo anterior y destacó que habrá beneficios tangibles inmediatos, pues se prevé la reducción de pérdidas que sufren empresas mexicanas en la exportación de productos perecederos, que actualmente suman siete mil 500 millones de dólares al duplicarse o triplicarse el tiempo de espera para su paso en las aduanas, acorde al Centro de Estudios de la Frontera Norte.

Dolores Padierna Luna, senadora del PRD, detalló que las aduanas nacionales no se encuentran sólo en los estados fronterizos; son en total 49, y de ellas, 19 están en la frontera norte, 2 en la sur y 17 marítimas. Sin embargo, destacó que 11 se encuentran en el interior del país, en patios aduanales y aeropuertos, además de que esta reforma promoverá que se abran más.

El senador Ernesto Cordero Arroyo, del PAN, dijo que esta modificación responde a un programa de modernización de aduanas para agilizar el comercio internacional, que empezó hace más de dos décadas; y está basado en cuatro pilares, uno de ellos se garantiza con este proyecto de reforma, es decir, la seguridad. Los otros tres son: competitividad, propiciar la participación del sector privado y mejorar el comercio con otros países.

A su vez, el senador David Monreal Ávila, del PT, advirtió que esta reforma no tuvo un estudio profundo con especialistas en la materia y sólo pretende entregar la soberanía nacional, ya que permite la entrada de agentes extranjeros armados, cuando se ha “fracasado” en la tarea de salvaguardar la vida y la paz de los habitantes. “No estamos contra las relaciones bilaterales, pero sí de la sumisión que tiene el Estado mexicano frente a otras naciones”.

En tanto, el senador del PRI, Omar Fayad Meneses, aclaró que la iniciativa tiene como objetivo el activar un mecanismo de cooperación internacional que tiene límites y reglas; que no es arbitrario, toda vez que los agentes norteamericanos sólo estarán armados en los recintos que se destinen y tengan oficio; además, no contarán con inmunidad diplomática.

Al dictamen, que reforma y adiciona disposiciones de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, se le dio primera lectura en la sesión de este día y se le dispensó la segunda para dar paso a su discusión.

Asimismo, se informó que las comisiones de Defensa Nacional, de Gobernación y de Estudios Legislativos, realizaron una modificación en el apartado de los considerandos, para incluir la mención del Estado de Veracruz, entre los de la región sur-sureste; cambio que respeta el propósito del proyecto de decreto.

(Con información del Senado)



Temas relacionados:
Poderes
Senado de la República




    Contenido Relacionado


  1. Nueva Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos (documento)
    Abril 9, 2015 10:55 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]