Protestan médicos por muerte de residente en el Hospital 20 de Noviembre
Un expediente da cuenta de la primera denuncia de Gabriel Apolo Aco Miranda por el bloqueo de titulación por parte de la doctora Rocío Arely Rojas Jaime. El residente murió sorpresivamente de un paro cardiaco.
Foto: Isaac Esquivel/ Cuartoscuro

Médicos adscritos y residentes del área de Anestesiología del Centro Médico Nacional “20 de Noviembre” del ISSSTE, presentaron una queja contra la médica Rocío Arely Rojas Jaime, a quien acusan de bloquear la titulación del residente Gabriel Apolo Aco Miranda y de provocarle un estado de estrés que derivó en un paro cardiaco que acabó con su vida el 26 de diciembre de 2016.

La médica Rojas Jaime también es acusada de crear un ambiente de hostilidad y acoso. Dos residentes que protestaron por los maltratos, denunciaron que este martes fueron removidos del hospital sin darles explicación alguna.

Como protesta ante estas acciones, 15 médicos de base decidieron no admitir a los nuevos integrantes de la especialidad de anestesiología hasta que no se resuelva un mejor trato a los estudiantes.

Aristegui Noticias recibió un expediente que da cuenta de la primera denuncia de Gabriel Apolo Aco Miranda por el bloqueo de titulación por parte de la doctora Rocío Arely Rojas Jaime.

Tras su sorpresiva muerte por paro cardiaco, los colegas del joven firmaron escritos para respaldar su profesionalismo como residente y exigir la remoción de Rojas Jaime, a quien acusan de malos tratos contra la plantilla doctoral.

La doctora Rosa Jarero García, con 29 años de servicio en el hospital, dijo que Gabriel Aco tuvo un buen desempeño en la residencia médica y que no había motivo para bloquearle la titulación.

El hospital forma parte del sistema de salud del lSSSTE y del Programa Nacional de Residencias Médicas, por lo que es paso obligatorio para cualquier médico que quiera aprobar una especialidad.

El 19 de mayo de 2016, seis residentes de Anestesiología enviaron un oficio a José Francisco González, jefe de Servicios de Enseñanza e Investigación del ISSSTE, acusando a la doctora Rocío Arely Rojas Jaime de no tener el nivel necesario para aportar a su proceso de aprendizaje.

En el oficio se indica que la doctora Rocío Arely Rojas Jaime no “tiene tiempo ni la buena disposición para hacer las actividades que le corresponden”.

El 25 de noviembre de 2016, Gabriel Apolo Aco envió un oficio a Miguel Ángel Serrano Berrones, jefe de Servicios de Enseñanza e Investigación, que la doctora Rojas Jaime se negó a subir sus calificaciones en tiempo y forma a la plataforma de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), requisito para obtener el título de especialidad.

El 8 de diciembre, 24 médicos del servicio de anestesiología firmaron una carta para señalar que Aco Miranda cumplió con la residencia médica. Una carta similar fue firmada por profesores de Anestesiología.

Gabriel Apolo Aco Miranda falleció el 26 de diciembre de 2016 de un paro cardíaco, en medio del estrés causado por Rojas Jaime.

La enfermera Leticia Almaraz, con 30 años de servicio, también respaldó la actuación profesional de Aco Miranda y dijo que los estudiantes del área de anestesiología están sometidos a un estrés adicional por parte de los funcionarios públicos.

Un compañero del joven fallecido dijo a Aristegui Noticias que el médico comenzó a sentir malestar desde su jornada laboral, por lo que se retiró a casa, donde sufrió la falla cardiaca.

El 12 de enero de 2017, un grupo de profesores renunció al programa “por considerar que la Dra. Rojas no es la persona idónea como titular… ya que fuimos testigos de actos que van en contra del espíritu universitario de enseñanza, al mostrar actitudes de menosprecio, denigración y total discriminación” contra Gabriel Apolo Aco, motivos que a su juicio contribuyeron a causar su fallecimiento.

La doctora Jenny Pérez Silva, con 8 años de experiencia en el hospital, sostuvo que es injusta la sanción a los estudiantes que exigieron mejores condiciones.

Aristegui Noticias habló por separado con 15 médicos del área de Anestesiología, quienes coincidieron en el profesionalismo de su colega Aco Miranda, en que no había elementos para impedirle la titulación y en la necesidad de remover a la doctora Arely Rojas del contacto con residentes.

En el expediente, figuran dos oficios enviados al director médico del ISSSTE, José Reyes Baeza, con fechas del 7 y 14 de febrero de 2017, donde se presentan las inconformidades sobre el desempeño de Arely Rojas y se pide un cambio de políticas en el trato a residentes.



Temas relacionados:
Salud
SOCIEDAD


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]