Con INE, partidos buscan institución “impoluta”; todas se pueden pervertir: Woldenberg
"La receta me parece excedida, deberíamos de pensar cómo fortalecer autonomía y no cercenar un modelo federalista", dijo el ex consejero presidente sobre la creación de un instituto que organice todas las elecciones en el país.
Con INE, partidos buscan institución “impoluta”; todas se pueden pervertir: Woldenberg

José Woldenberg, ex presidente del IFE, aceptó el diagnóstico de partidos como el PAN y PRD sobre que los institutos electorales de los estados han sido “succionados” por los gobernadores, pero aseguró que la “receta” -una iniciativa para suprimirlos y crear el Instituto Nacional de Elecciones (INE)- le parece “excedida”.

En entrevista para Noticias MVS primera emisión, abordó la propuesta del INE -que se contempla dentro de la reforma política-electoral del Pacto por México-, y aseguró que los partidos buscan una institución “impoluta”, sin embargo, consideró que todas se pueden pervertir.

“Estamos tratando de huir de nuestras instituciones para encontrar fuentes impolutas… Todo asunto puede ser pervertido”, aseveró.

Mencionó que entre la justificación para suprimir los institutos locales, el PAN y PRD señalan razones de carácter económico (se abarataría el costo de las elecciones); y otra, de carácter político (porque institutos locales han sido succionado por gobernadores); coincidió con esto último, pero sobre lo primero dijo que no conoce ningún estudio que demuestre que de inmediato habría un ahorro.

Señaló que el IFE -que se convertiría en INE- tendría que multiplicar su estructura, para poder organizar todas las elecciones.

“Deberíamos de pensar cómo fortalecer autonomía y no cercenar un modelo federalista“, consideró, al referir un diagnóstico “muy general y un tanto burdo”.

“Sí creo que en los estados hay un resorte por parte delos gobernadores que intentan subordinar a cada uno de los órganos que existen en su entidad… (Pero) Hoy en los estados de la República, a diferencia del pasado, hay un pluralismo actuante, ya no hay una sola fuerza política, incluso los Congresos carecen de una fuerza absoluta”, expuso.

“¿Vamos a apostar a que las instituciones locales crezcan, se desarrollen o ante sus debilidades vamos a suprimirlas?”, cuestionó. Y dijo estar seguro que las instituciones federales son superiores, pero eso no implica que se deban suprimir las instituciones locales.

“Lo que tenemos que hacer es reforzar la autonomía de esos organismos… En materia electoral, somos un mosaico desigual de realidades”, explicó.

Woldenberg ejemplificó con el caso de Oaxaca: estimó que es mejor que exista un instituto local, cercano a “realidades” como las elecciones por usos y costumbres.

“Si el problema es de falta de autonomía, pensemos cómo construir autonomía”, insistió.

“Al IFE se le ha venido multiplicando el número de funciones que tiene, se le ha convertido en juez”, comentó. Al respecto, propuso que el Instituto Electoral no se encargue de abordar los litigios poselectorales sino que éstos vayan directamente al Tribunal. En ese sentido, consideró que tiene mayor sentido desaparecer los tribunales locales -pues sus resoluciones no son definitorias y los conflictos terminal en el tribunal federal.

Así fue la entrevista con José Woldenberg, ex presidente del IFE. (Parte 1)

(Parte 2)

TEXTUAL: Lee aquí textual la entrevista con José Woldenberg: 

Carmen Aristegui (CA), conductora: Se ha planteado en estos días, semanas que la reforma hacendaria, que la reforma energética tendrá que esperar su turno para ser discutida en el Congreso, antes tendrían que aprobar una reforma político-electoral que está también a discusión en nuestro país, esto como parte de los acuerdos en el llamado Pacto por México.

La dirigencia nacional del PAN y la dirigencia nacional del PRD han planteado cosas conjuntamente, por ejemplo, con la idea de crear un Instituto Nacional Electoral, un INE, algunos dicen un super IFE para simplificar el asunto y darle dimensión de lo que podría significar todo esto, y han planteado un conjunto de cosas de las que aquí hemos hablado incluso con los propios presidentes de los partidos.

Hemos escuchado a Madero, a Zambrano explicar en esta parte de la historia lo que pretenden hacer con un órgano, un super órgano electoral. Incuso, a pregunta expresa, Madero conoció que se trataría de una especie de cuarto poder, el cuarto poder electoral con todas las dimensiones que eso pueda tener. No se trata solamente de la organización de las propias elecciones, sino también se está planteando en términos jurisdiccionales un tribunal de justicia electoral que concentre lo que corresponde también a esas tareas electorales.

Hemos invitado a este estudio a José Woldenberg, un, como sabemos, importante experto en la materia, exconsejero presidente del IFE, académico de la UNAM y que ha planteado una mirada crítica acerca precisamente de esta propuesta y te agradezco que estés aquí, en este programa, para conversarlo. Bienvenido.

José Woldenberg (JW), exconsejero presidente del IFE: Buenos días, el agradecido soy yo, me da mucho gusto estar aquí.

CA: Hemos escuchado esta propuesta, que es una de las varias que están a la mesa, desde luego, en materia político-electoral, pero me gustaría centrar la atención precisamente en ello, sobre todo por tu análisis del asunto y por tu llamado a lo que significaría traer a México esto, que para muchos sería una recentralización, digámoslo así, de las tareas electorales y lo que significaría.

Cuéntame, ¿qué estás viendo en la materia?

JW: Sí, en efecto, desde el documento del Pacto por México, que signaron el Gobierno de la República y las direcciones de los tres principales partidos políticos de México, aparecía esta iniciativa de ir hacia un Instituto Nacional Electoral que sustituyera a todos los órganos locales y entiendo yo que sería el resultado de una transformación del IFE en INE y dos razones se han dado para ello: una de carácter económico, que con eso se abarataría el costo de las elecciones, y otra, que ésa es la que creo que vale la pena discutir, otra política, que es la que señala que lo que ha sucedido es que los institutos locales han sido succionados por los gobernadores y que han perdido o que nunca han tenido autonomía e independencia.

CA: Cosa que no está lejano a lo que todo mundo ve.

JW: Pero, digamos, pero que habría que tejer más fino. Primero, en relación a lo del dinero…

CA: Ahorrarse.

JW: Yo no conozco ningún estudio que lo demuestre, pero habría que señalar lo siguiente: creo que de inmediato no habría un ahorro, aunque quizá en el mediano y largo plazo. ¿Por qué? Porque hoy la estructura del Instituto Federal Electoral parte de lo que son las unidades federales. ¿Qué quiere decir esto? Que, dado que elegimos 300 diputados federales, el Instituto Federal Electoral tiene 300 juntas distritales, pero, me pregunto, ¿estas juntas serían suficientes para organizar las elecciones locales? Por ejemplo, en Campeche hay sólo dos distritos federales, pero hay 21 distritos locales, quiere decir que el IFE en esa entidad tendría que multiplicar por casi diez su estructura. Es decir, ahí, por razones prácticas y técnicas, lo que tendríamos es un crecimiento, hasta donde yo entiendo, de la propia estructura del IFE.

Pero, como te decía, no creo que ése sea el argumento de fondo, sino el político. Yo creo que entre los 32 institutos locales hay diferencias muy marcadas, pero demos por bueno el diagnóstico; como dicen los abogados, concedamos sin aceptar que todos han sido succionados y que…

CA: Cooptados.

JW: Cooptados e intervenidos y que no son autónomos. Si ése es el diagnóstico, la receta me parece excedida. ¿Por qué? Porque si no son autónomos deberíamos de pensar cómo construir autonomía o cómo fortalecer autonomía y no cómo cercenar un modelo federalista de organización electoral.

Yo creo que el asunto…

CA: El diagnóstico sí, la receta no.

JW: Y el diagnóstico me parece, de todas maneras, muy general y un tanto cuanto burdo, pero si el diagnóstico fuera cierto, digamos, si el diagnóstico fuera cierto en las 32 entidades, pues entonces la receta es excedida.

¿Y por qué digo que el diagnóstico es excedido? Porque, hombre, en la inmensa mayoría de los estados hemos vivido fenómenos de alternancia en las gubernaturas, han vivido con congresos locales sin mayorías, en muchos de los estados tenemos presidencias municipales de tres, cuatro, cinco, hasta siete partidos políticos diferentes y yo creo que la idea de que se pueden ganar elecciones colonizando los institutos electorales locales es una idea que ya tampoco se compadece con la realidad.

CA: Yo coincido contigo respecto a que la receta para remediar ese diagnóstico es excedida, pero déjame ir al diagnóstico y déjame rebatirte sobre el tema, incluso llegar al punto de que algunos denominan la actuación de los gobernadores como si fueran auténticos virreyes: sin contrapesos, sin transparencia, cooptando los órganos que deberían ser autónomos, dominando los congresos, en fin. Todo esto que puede ser un diagnóstico generalizado injustamente para las 32 entidades, pero que tampoco podemos evitar decir que, en efecto, hay evidencias claras de que en estados de la República muy claramente el fenómeno sucede.

Desde luego, no me atrevería a decir quién sí y quién no, pero hay, desde luego también, testimonios, informaciones, evidencias de varios estados de la República donde claramente el gobernador domina la escena categóricamente, sin contrapeso alguno.

Bueno, si estamos en este diagnóstico, donde a lo mejor unos más que menos o algunos resulten gobernadores impolutos, que no lo creo, estamos frente a algo que está colocado en la dimensión política más alta posible, que es la del Pacto por México, las iniciativas que vienen, el tema de la reforma hacendaria, la reforma energética y este mensaje que se manda de “primero esto y luego lo demás”. Eso coloca al Gobierno de la República también en una disposición sobre el tema, distinta, me parece, en donde no sé si habrá espacio para discutir lo que tú están planteando, discutir en el Congreso, discutir en la política de este país.

JW: A ver, son dos cosas; primero la primera parte de tu intervención. Yo sí creo que en los estados de la República hay un resorte muy activado por parte de los gobernadores, que intentan subordinar a todos y cada uno de los órganos que existen en su entidad.

CA: ¿Intentan o lo logran?

JW: Ahí voy. La pregunta es la siguiente: hoy en los estados de la República, a diferencia del pasado, estoy pensando hace 20, 25 años, hay un pluralismo actuante, ya no hay una sola fuerza política y en muchos incluso los congresos carecen de mayoría absoluta.

La idea es: ¿cómo nos estamos imaginando al país dentro de cinco, diez o 15 años? ¿Vamos a apostar al fortalecimiento del federalismo y a tratar de que las instituciones locales crezcan, se desarrollen, se implanten o, ante sus debilidades, lo que vamos a hacer es suprimirlas?

Para decirlo de otra manera: yo estoy seguro que las instituciones federales son superiores, y en muchos terrenos, a las instituciones locales, pero esa reflexión no me lleva a la supresión de los organismos locales.

Para decirlo de otra manera: es muy probable que el IFAI sea superior a los institutos de acceso a la información locales; estoy absolutamente convencido que el Instituto Federal Electoral es más profesional, más independiente, más objetivo que muchos de los institutos locales, ¿pero eso nos debe llevar a la supresión de éstos?

Y yo por eso insistiría: lo que tenemos que hacer es reforzar la autonomía de esos organismos. ¿Por qué? Porque seguimos siendo una república federal, pero en materia electoral, por algo más sensible, somos un mosaico muy desigual de realidades y estoy convencido que los institutos electorales locales están más cerca de esas realidades que un instituto de carácter nacional.

Pongo otro ejemplo: en Oaxaca se siguen eligiendo más de 400 ayuntamientos por la vía de los usos y costumbres. ¿Eso también lo va a administrar ahora un Instituto Nacional Electoral? Digo, ¿no es mejor un instituto en Oaxaca, autónomo, cercano a esas realidades, que pueda administrarlos?

Yo creo que la idea de 32 institutos locales y uno federal se deriva directamente de nuestra idea federalista, pero, claro, si se cree que esto, que la idea federalista es simple y sencillamente una especie de distractor de lo que es sustantivo, pues entonces vamos a empezar a tomar un rumbo que a mí, en lo particular, no me gusta demasiado.

Pero iría a la segunda parte de lo que señalas. Mi información es la que está en prensa y, en efecto, lo que parece es que el PAN y el PRD pusieron como una aduana para llegar a la reforma energética y a la reforma fiscal el desahogo de este tema y me da la impresión que el Gobierno Federal pues lo ha aceptado, de tal suerte que es muy probable que en los próximos días amanezcamos con ya la iniciativa, con la iniciativa en el Congreso.

Si es así, de todas maneras vale la pena pensar en que hay muchos diseños de INE y hay dos temas que a mí me gustaría subrayar y que he venido comentando lo largo del tiempo. Yo creo que a las autoridades electorales de carácter administrativo, el IFE, para se entienda más claramente, se le ha venido multiplicando el número de funciones que tiene y una de las que más me preocupa es que cada vez más al IFE se le convierte en un juez y el IFE no es un juez, es una institución que está diseñada para organizar las elecciones.

Pero la paradoja mayor es que la propia legislación creó una institución para desahogar todo el contencioso electoral, que es el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Entonces yo digo, ¿por qué no que el Instituto Federal Electoral básicamente siga organizando las elecciones y todos los litigios vayan directamente a las salas regionales del Tribunal y ahí se resuelvan?

CA: Que al final siempre llegan ahí.

JW: Que al final, además, siempre llegan a la Sala Superior del Tribunal. Esto haría no solamente más racional, sino que creo, fortalecería al IFE y llevaría los conflictos a donde deben de estar, es decir, a los tribunales, porque en el Consejo General del IFE ni hay magistrados, sino consejeros, están acompañados ahí de los partidos políticos, que hacen que el Consejo sea más una tribuna de discusión política que otra cosa, mientras en el Tribunal no están los partidos.

Yo creo que ése sería, digamos, sea que quede el IFE y los 32 institutos locales o sea que se cree un Instituto Nacional, yo creo que eso ayudaría a fortalecer nuestro sistema electoral.

Y otro asunto: desde siempre la legislación establece que las etapas y los actos del proceso electoral son definitivos, deben ser definitivos y yo creo que esta idea se ha venido reblandecido con el tiempo. Si lográramos que en esta reforma se estableciera con claridad que las etapas y los actos son definitivos, también tendríamos un mejor proceso electoral. ¿A qué me refiero? Hay un eslabón, por ejemplo, el del padrón electoral, que lo ilustra muy bien. El padrón electoral tiene que ser encaminado por un consejo técnico, tiene que pasar por el Consejo General, los partidos políticos lo revisan en 332 comisiones de vigilancia, una nacional, 32 estatales, 300 distritales. Una vez que lo aprueba el Consejo General todavía puede ser impugnado ante el Tribunal, pero una vez que el Tribunal falla el padrón es definitivo, ya nadie puede, al final del proceso electoral, salir con que el padrón no resultó consistente.

Entonces creo que tenemos que volver a ese espíritu de la ley y a la letra de la ley porque es importante ir inyectando certeza en el proceso electoral para que el día de la elección lo único que quede a discusión pues son la emisión de los votos.

Creo con esas dos, digamos, reformas, una más bien es un subrayado, ésta segunda, y la otra sí sería una reforma, creo que tendríamos un mejor sistema electoral.

CA: José Woldenberg, déjame hacer una pausa y regreso con dos fragmentos de lo que nos han dicho, que han dicho el presidente del PAN y el presidente del PRD precisamente sobre esta idea de crear un Instituto Nacional Electoral y todo lo que implica.

PAUSA

CA: José Woldenberg, déjame presentarte a ti y al auditorio estos dos fragmentos de Jesús Zambrano, del PRD, presidente del PRD, y Gustavo Madero, del PAN. El tema es precisamente este asunto que proponen del Instituto Nacional Electoral.

Insert de Jesús Zambrano, presidente del PRD: “Nosotros vamos a seguir insistiendo en que se cumpla precisamente la palabra empeñada y que en lo que se refiere al Instituto Nacional Electoral, está comprometido en los acuerdos del Pacto por México se acepte, se admita que eso tiene que salir adelante y que, preocupantemente, las elecciones del pasado 1° de julio en prácticamente la mitad del país dejaron en claro que hoy por hoy el proceso de consolidación de la transición político-democrática en nuestro país pasa por quitarles a los gobernadores el control de los órganos electorales y tengamos un órgano nacional electoral autónomo”.

Insert de Gustavo Madero, presidente del PAN: “El propósito fundamental es que el nivel de confianza que se tiene en el IFE sea alcanzado por los institutos electorales locales que hoy no tienen ese nivel de confianza. Entonces queremos subir el estándar a nivel de lo que hemos alcanzado de transparencia, vigilancia y autonomía en este Instituto Nacional Electoral para que todas las elecciones locales también tengan estas garantías, este piso parejo, esta autonomía”.

Parte de lo que han dicho Zambrano y Madero. Creo que Zambrano fue categórico cuando dice “quitarle a los gobernadores el control de las elecciones”, tal como lo analizaste hace unos momentos.

Tú dices: supongamos que el diagnóstico atiende a una realidad, una parte de una realidad y entonces hay que aplicar otra medicina: dotar de autonomía real a los órganos de las elecciones, no sólo en el ámbito de la organización, sino el jurisdiccional también porque también implica, desde luego, el tema jurisdiccional.

¿Qué cosas podrían ocurrir, qué cosas podrían imaginarse para que eso ocurriera? Para el nombramiento de los consejeros, para el funcionamiento de los consejeros, de los Consejos Electorales estatales, etcétera. ¿Qué pasa por tu cabeza como para dotar de autonomía real lo que hoy no tiene del todo?

JW: Bueno, es que lo que dijeron los presidentes del PRD y del PAN me parece correcto; es decir, quitarles a los gobernadores el control y tratar de que el estándar de funcionamiento de los institutos locales sea similar al del IFE. Bueno, si eso es lo que se busca, entonces la respuesta tiene que ser cómo dotamos de auténtica autonomía a los institutos locales y ahí hay varios mecanismos.

Uno: el de la fórmula de elección de los consejeros, que creo que debe ser en los Consejos, pero con mayorías calificadas importantes, por plazos largos. En muchos institutos se está nombrando a los consejeros por tres años, es decir, para una elección, eso los vuelve muy vulnerables. Que esté claro que son inamovibles, salvo por asunto extremos. Es decir, dotarlos de autonomía desde la Constitución y la ley para que de esa manera sean lo menos vulnerable posible a las presiones externas.

Además hay que recordar que todos los actos de los institutos locales pueden ser recurrida por la vía jurisdiccional, de tal suerte que lleguen hasta el Tribunal.

Bueno, a lo mejor lo que sí está un poco fuera de…

CA: ¿Proporción?

JW: No, no, lo que está fuera del propio diseño es la existencia de Tribunales locales. Por ejemplo, si las resoluciones de los institutos locales se pudieran recurrir a las salas regionales del Tribunal Federal Electoral…

CA: Directamente.

JW: Directamente y en segunda instancia a la sala central, pues sería también otro mecanismo de control sobre sus decisiones.

CA: ¿Eso sí te parece buena idea?

JW: Eso sí.

CA: Eliminar los tribunales estatales para dejar todo en el ámbito del Tribunal nacional.

JW: Es que los tribunales estatales sí quedaron en una situación muy curiosa, por decir lo menos; que sus resoluciones no son definitivas y pueden ser impugnadas ante el Tribunal Federal. Entonces quizá esa pieza sí habría que buscar removerla.

CA: ¿Eliminarla?

JW: Sí.

CA: Definitivamente. El nombramiento de los consejeros, efectivamente, es buena parte de la clave; ahora, ¿te pronunciarías por algún tipo de intervención federal para el nombramiento de los consejeros? Habida cuenta de que en la crítica respecto a la autonomía de los órganos del poder público en los estados no sólo incluye en este momento a los órganos electorales, sino incluye al Congreso mismo, a los congresos locales mismos, esta presencia dominante de gobernadores, que involucra a los demás poderes y que los somete. Ese es el diagnóstico principal.

Entonces si eso es así y si se deja, aún con lo que dices de dejar plazos largos, inamovilidad, etcétera, etcétera, para los consejeros locales, si procede el nombramiento de los poderes locales únicamente, no necesariamente se resuelve el punto principal, que es hasta dónde el gobernador va a intervenir para estos nombramientos.

¿Estaría en la mesa la posibilidad, para ti, de que, de alguna manera, pudiera intervenir un ente federal en ese procedimiento de nombramiento de consejeros para dotarlos de la autonomía, sustraer el nombramiento pues de los espacios de poder del gobernador? Complicado, pero lo digo así.

JW: No, la verdad es que no encuentro una mejor fuente de elección que los congresos. ¿Por qué? Porque en los congresos…

CA: ¿Y si los congresos están dominados por el gobernador?

JW: Pero en los congresos normalmente lo que está es la pluralidad de fuerzas políticas que existen en los estados y entonces, otra vez, quizá lo que valga la pena establecer es algunos de los requisitos para ser consejero electoral y que estos requisitos, digamos, también fortalezcan a esta figura. Para decirlo de otra manera, que los congresos no puedan, a contentillo, nombrara a X, Y o Z, sino que solamente personas que reúnan determinado perfil.

Para decirlo de otra manera… Es que creo que estamos tratando de huir de nuestras instituciones para encontrar fuentes impolutas, no contaminadas de política para hacer este tipo de nombramientos y yo creo que esa es una ficción. Tenemos que asumir que donde mejor cristaliza eso que llamamos la pluralidad política es en los congresos y que ya son muy pocos los congresos donde hay mayoría absoluta de un partido político.

Si además tenemos, digamos, como requisito que sea una mayoría calificada la que nombre a los consejeros, pues estamos sentando las bases. Ahora, todo se puede pervertir.

CA: Bueno, a ver… De muchas maneras, pero me detengo aquí. Tú dices: hay pluralidad, hay diversos partidos políticos, desde luego; pero hay también señalamientos y acusaciones de que los propios gobernadores cooptan a la oposición, eso dicho por la propia oposición desde el centro.

Entonces tú tienes, sí, de chile, de dulce y de manteca en la forma, pero en el fondo también puedes tener una diversidad simulada bajo el control de un gobernador y entonces ahí tenemos el gran problema, ese es el tema. ¿Cómo logramos deshacer el entuerto para dotar de autonomía? Desde luego a los congresos sería principalísimo y, derivado de eso, a los órganos electorales, pero si no resuelves el tema de los Congresos, y ya está inminente el asunto del INE, entonces cómo hacer para que la autonomía de los consejeros locales pues pueda sortear lo que también es una realidad, que pueden haber congresos ciertamente tocados por esta intervención del gobernador en turno.

JW: Por eso, lo que tú puedes hacer es una normatividad constitucional y legal lo suficientemente robusta como para tratar de contener ese resorte succionador del gobernador en turno; eso es lo que puedes hacer. El resto lo tiene que hacer, por ejemplo, las fuerzas políticas que habitan el congreso, pero todo, todo asunto puede ser pervertido porque la ley no alcanza hasta allá.

Para decirlo de otra manera, si al final el gobernador es capaz de disciplinar no solamente a los diputados de su partido, sino a los de la oposición…

CA: Ese es el tema.

JW: Pues, bueno…

CA: Pues ahí estamos.

JW: Bueno, pero en esos casos, digamos, otra vez lo que tenemos que buscar es como reforzar a las instituciones representativas. No hay escape, no hay escape, ese es el problema.

CA: El escape es crear el INE, el escape es decir “quitémosle todo a los estados”.

JW: Y si en el INE…

CA: Y entonces creemos el Instituto Nacional…

JW: Voy a usar la misma argumentación que tú, ahora creamos el INE y el día de mañana el Presidente de la República y el partido mayoritario logra un acuerdo desafortunado con las bancadas de oposición y acaban desvirtuando al INE. Es decir…

CA: Estamos fritos.

JW: Bajo esa imposición es muy difícil entonces trabajar. Si todos los actores políticos al final, es decir, los que están en el gobierno y los que están en la oposición, son succionados por el gobierno, no hay salida prácticamente.

Yo creo, sin embargo, que la realidad política es bastante más compleja: ahí donde el gobernador tiene un grupo parlamentario mayoritario, pero que no alcanza la mayoría calificada, está obligado a pactar, a hablar, a acordar con el resto; ahí donde el gobernador y su partido ni siquiera tienen la mayoría absoluta del Congreso, doblemente están obligados a pactar.

Entonces, lo que es importante es que los diputados, los partidos, hagan realmente su tarea, y si la ley establece mínimos, mínimos, para el nombramiento de los consejeros, y además a los consejeros se les dan garantías para que puedan ejercer su autonomía, a lo mejor el modelo funciona de mejor manera, pero siempre es una probabilidad, siempre, en nuestro caso y en todos los países, hay que hacerla realidad.

CA: Y te tienes que ir porque ya estás en ruta de otro lugar. Déjame cerrar la conversación, José Woldenberg, con esta idea que conversamos con Madero sobre la figura de un cuarto poder, ¿tú te imaginas un cuarto poder de la República para el tema electoral?

JW: Bueno, en algunos países de América Latina al poder electoral se le llama un cuarto poder, pero creo que tiene más un sentido metafórico.

A mí lo que me parece es que la organización de elecciones es sobre todo un poder de carácter instrumental, a mí me parece que seguir considerando al IFE, o mañana al INE, como eso, una institución del Estado autónoma, con patrimonio propio y demás, es lo correcto, pero no es un poder porque, digamos, está construido para organizar la elección de los poderes, pero quizá no alcanzo a ver los alcances de esa discusión.

CA: Por lo pronto en tu presencia pública, digámoslo así, dejas abierta la discusión y dejas una postura crítica a la idea precisamente de crear un Instituto Nacional Electoral en México.

JW: Sí, yo creo que -insisto-, como decíamos al inicio, el diagnóstico y la receta no se corresponden, y ése es quizá el principal problema del asunto.

Insisto, si el problema es de falta o déficit de autonomía, o de no autonomía de los institutos, pensemos cómo construir autonomía.

CA: Pues ahí está, José Woldenberg, un gran tema que desde luego dará para mucho de qué hablar, o debería dar para mucho de qué hablar en este país, desde luego, y seguiremos muy de cerca toda esta discusión. Gracias por estar esta mañana aquí.

JW: Gracias a ti, Carmen, como siempre.





    Contenido Relacionado


  1. Partidos presentan sus propuestas para la reforma político-electoralPartidos presentan sus propuestas para la reforma político-electoral
    octubre 7, 2013 8:04 pm
  2. Woldenberg: Decreten cadena nacional para ver debate3 propuestas de Woldenberg para reforzar la autonomía de institutos locales
    septiembre 30, 2013 6:34 pm
  3. Video: ¿Por qué Woldenberg se opone al Instituto Nacional de Elecciones?Video: ¿Por qué Woldenberg se opone al Instituto Nacional de Elecciones?
    septiembre 30, 2013 5:07 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Murió el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa
Así lo confirmó la Secretaría Cultura y el presidente EPN.
anotao_com Anotao Noticias
Muere Rafael Tovar y de Teresa, primer secretario de Cultura https://t.co/VpBRYyEynY
0 retweets less than a minute ago
DanaSantosRuiz Danna Michelle
Muere Rafael Tovar y de Teresa, primer secretario de Cultura; le rendirán homenaje en el Cenart
0 retweets 2 minutes ago
SweetCandyL1234 Lara Sweet
Rafael Tovar y de Teresa, un escritor estudioso del Porfiriato https://t.co/r8Yv8yszSv
0 retweets 3 minutes ago
AristeguiOnline Aristegui Noticias
Rafael Tovar y de Teresa, un escritor estudioso del Porfiriato https://t.co/Cd4QLUNR6C https://t.co/EmoQ02zsBs
4 retweets 3 minutes ago
periodicoam Periódico a.m.
#AMParaDesvelados Fallece Rafael Tovar y de Teresa @rtovarydeteresa. https://t.co/t7C2oITve4 https://t.co/0TuZinTfwa
0 retweets 3 minutes ago
PatLamas MathEduc
Aplauden labor de Rafael Tovar y de Teresa por el cine - La Crónica de Hoy https://t.co/txj35e86wr
0 retweets 8 minutes ago
callemexico Callemexico
Fallece Rafael Tovar y de Teresa; Pe–a Nieto expresa condolencias https://t.co/9JNgeECl8u
0 retweets 8 minutes ago
News_at_time Global News
Fallece Rafael Tovar y de Teresa; Pe–a Nieto expresa condolencias https://t.co/kPusIAUQNN
0 retweets 8 minutes ago
lacronicadehoy La Crónica de Hoy
Destaca Nuño profundo amor por México de Rafael Tovar y de Teresa, su amigo https://t.co/rHDwDD9TCq https://t.co/rFP0Mv5m9t
0 retweets 8 minutes ago
cilantrus Samuel Cortés Hamdan
¿Qué pensarán en la sierra mazateca de Rafael Tovar y de Teresa?
0 retweets 10 minutes ago
AntonioChavira Marco Chavira
Fallece Rafael de Tovar y de Teresa, hombre clave de la cultura en México https://t.co/8tLo8oE7Nh
0 retweets 11 minutes ago
pueblamedia [email protected]
Fallece Rafael Tovar y de Teresa, secretario de Cultura https://t.co/OGmzvflctT
0 retweets 11 minutes ago
pueblamedia [email protected]
Fallece Rafael Tovar y de Teresa, secretario de Cultura https://t.co/lDGak68LGJ
0 retweets 11 minutes ago
BuenosDatosya #siguemeytesigo
#siguemeytesigo Rafael Tovar y de Teresa, una vida dedicada a la cultura y su promoción https://t.co/czBI2YlYqR
0 retweets 14 minutes ago