Policía sospecha de menor por matar a familiares y suicidarse en Brasil
La Policía de Sao Paulo investiga el caso de un adolescente de 13 años que mató a sus padres, a su abuela, a su tía abuela y después de ir a la escuela se suicidó en un caso que ha estremecido a Brasil.
brasil-1

La policía de Brasil investiga el caso de un niño de 13 años sospechoso de asesinar a su familia y luego suicidarse.

El coronel de la Policía Militar Wagner Dimas, comandante del 18 batallón donde trabajaba Andreia Regina Pesseghini, la madre del adolescente dijo a la prensa que “no está convencido” de que el adolescente sea el asesino de la familia.

El coronel señaló que la mujer denunció a algunos colegas policías supuestamente involucrados en el robo de cajeros automáticos.

“Estuve en el lugar (del crimen), participé, vi a los primeros vehículos llegar al lugar del crimen. Y estoy aún, digamos así, esperando una secuencia natural, dar tiempo al tiempo para entender que tal vez eso no haya sido así”, dijo el comandante el miércoles a la radio local Bandeirantes.

“Hoy no estoy del todo convencido”, insistió.

La principal línea de investigación de la Policía Civil señala que el joven Marcelo Eduardo Bovo Pesseghini fue el autor de los crímenes.

Los cinco cadáveres fueron descubiertos en la noche del lunes en las dos casas de la familia, que quedan en un mismo terreno en la zona norte de Sao Paulo.

Itagiba Franco, del departamento de Homicidios de la Policía Civil de Sao Paulo, señaló que “todo lleva a creer” que Marcelo mató a sus familiares, y volvió a plantear esa versión.

“Respetamos a la familia (que duda de la tesis de la Policía Civil), pero vamos a trabajar y, si comprobamos que fue el chico, paciencia”, comentó a la prensa.

El joven Pesseghini ya había comentado con un amigo su deseo de matar a los padres, de huir y convertirse en sicario, según dijo Franco a la prensa.

La policía encontró tres armas en la sala de la casa, que pertenecían a la pareja de policías.

Las pericias forenses están en curso, pero la policía afirma que las muertes de los parientes de Marcelo tuvieron lugar en la noche del domingo al lunes. El lunes de mañana, el joven fue al colegio, donde actuó con normalidad. Horas después, fue hallado muerto junto a sus familiares.

Descartan violencia familiar

El psiquiatra Daniel de Barros, jefe del núcleo forense del Hospital das Clínicas en Sao Paulo, dijo que, al no haber un historial de violencia familiar, hay que tener “mucha cautela” en el caso.

“Los parricidos normalmente involucran conflictos, violencia o interés financiero”, dijo al diario Folha de Sao Paulo. “Este caso es bastante atípico, muy raro y merece mucha cautela”, advirtió.

El joven padecía fibrosis qística, una enfermedad crónica y degenerativa.

(Con información de La Nación)



Temas relacionados:
América Latina
Brasil
Violencia
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]