Miles de personas podrían perder acceso a internet
El virus DNSChanger fue distribuido por meses a través de los canales convencionales de la red
(Foto: Dailymail.co.uk)

Cientos de miles de personas en todo el mundo podrían quedarse sin acceso a internet este lunes, luego de que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) cierre los servidores de ayuda direccional (DNS).

Todos los usuarios de computadoras que sin saberlo, aún estén utilizando los servidores temporales del FBI, se toparán con una muralla virtual y no podrán conectarse a internet hasta que sus equipos sean liberados del virus “DNSChanger”.

El cierre de los servidores temporales de DNS por las autoridades estadunidenses es la última etapa de la denominada “Operación Ghost Click”, una investigación internacional de dos años que terminó de manera oficial en noviembre de 2011.

Durante el operativo, el FBI y otras agencias investigadoras alrededor del mundo rastrearon y detuvieron a una banda de seis ciudadanos de Estonia que habían creado una compañía de apariencia legítima y organizado un sofisticado sistema de servidores de DNS falsos.

Estos servidores desviaban a los usuarios de la red con computadoras infectadas con el virus, a los sitios de internet elegidos por los piratas cibernéticos, algunos de los cuales eran fraudulentos.

Las computadoras infectadas con el virus DNSChanger eran obligadas a conectarse a internet a través de los servidores designados por los “hackers”.

El virus DNSChanger fue distribuido por meses a través de los canales convencionales de la red, tales como correos electrónicos y sitios web infectados con software malicioso (malware) y según el FBI se llegó a infectar cerca de 650 mil computadoras en todo el mundo.

Cuando fue desmantelada la banda de piratas cibernéticos el año pasado, el FBI reemplazó con servidores temporales de DNS “limpios”, los que habían sido montados por los hackers a través del virus, de forma que las miles de computadoras infectadas alrededor del mundo pudieran continuar con acceso a la red.

Sin embargo, el contrato del FBI con la compañía que da mantenimiento a estos servidores concluye este 9 de julio, dando lugar a su cierre.

“El FBI no solicitó una ampliación de servicio”, confirmó la vocera de la Oficina de Prensa del FBI, Jenny Shearer.

Desde noviembre de 2011, el número de computadoras infectadas con el DNSChanger se ha reducido de forma sustancial a unas 275 mil en todo el mundo, como resultado de los esfuerzos realizados por el FBI y las compañías de seguridad informática para instruir a los usuarios a detectar y eliminar el virus.

Sin embargo, para los miles de usuarios cuyas computadoras siguen infectadas con el DNSChanger, sus equipos seguirán reorientándolos hacia la dirección DNS suministrada por el virus.

Desde este lunes, dichos usuarios no serán capaces de conectarse a internet a menos que eliminen el virus de su computadora.





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]