Amado Boudou, primer ex vicepresidente llevado a juicio en Argentina
Está acusado del delito de “falsedad ideológica”, por haber alterado en 2003 la documentación de un vehículo para transferirlo de manera irregular y perjudicial a su ex esposa.
(Twitter)

Amado Boudou se convirtió hoy en el primer ex vicepresidente de la historia argentina que tiene que enfrentar un juicio oral y público, en un proceso en el que se le acusa de haber falsificado documentos públicos.

Boudou ocupó esta mañana el banquillo de los acusados en el inicio de un juicio por una causa que parece anecdótica en comparación con otras investigaciones en las que ya también fue procesado y en las que se le imputan graves delitos de corrupción.

Esta es la primera vez que un político que ocupó tan alto nivel protagoniza un juicio, pero no será el último para Boudou, un economista de 54 años que en tiempo récord se transformó en uno de los dirigentes más desprestigiados del país sudamericano.

El ex vicepresidente está acusado del delito de “falsedad ideológica” por haber alterado en 2003 la documentación de un vehículo para transferirlo de manera irregular y perjudicial a su ex esposa en medio de la división de bienes que negociaban como parte del divorcio.

En septiembre del año pasado, Boudou fue procesado con el cargo de “administración fraudulenta” por haber comprado de manera injustificada 19 autos de lujo para el Ministerio de Economía que él encabezaba en 2009, antes de ser designado como vicepresidente.

El juez Sergio Torres consideró que la compra fue “antojadiza e infundada”, además de que no se realizaron los procedimientos legales para licitar una adquisición que alcanzó los dos millones 131 mil pesos (más de medio millón de dólares de la época).

La causa más grave, sin embargo, se refiere a la compra de parte de la imprenta Ciccone Calcográfica, la cual estaba en proceso de quiebra, que Boudou habría realizado con la ayuda de prestanombres.

De acuerdo con la investigación, Boudou aprovechó su puesto como ministro de Economía para rescatar financieramente la empresa y, posteriormente, logró que obtuviera millonarios contratos con el Estado para imprimir papel moneda.

En 2013, Boudou se convirtió en el primer vicepresidente de la historia argentina en ser procesado, ya que por el caso Ciccone el juez Ariel Lijo le imputó delitos por los que podría ser condenado a penas de seis años de cárcel, pero que en lo inmediato se tradujo en el fin de su carrera política. (NTMX)



Temas relacionados:
Argentina
Corrupción


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]