‘Pacto de Caballeros’ en el futbol mexicano viola Ley Laboral
Desde hace 10 años un acuerdo entre los dueños de los clubes del futbol mexicano viola la Constitución, la Ley Federal del Trabajo y los derechos humanos de los jugadores.
Rafael Lebrija (izq.) y Gonzalo Pineda en la parte superior (der). Germán Villa (izq) y Bardo Fierros (der.) en la inferior (Fotos: Archivo/Cuartoscuro/Facebook)

Los dueños los equipos de futbol en México incumplen con las leyes laborales desde hace una década, dado que, si están interesados en un jugador, aunque haya terminado su contrato, deben terciar un pago, con el equipo al que pertenecía, informa El Universal en su edición de este lunes.

El objetivo de los propietarios es “proteger su inversión” en la contratación de sus jugadores.

En su edición impresa y  a través del sitio Central Deportiva, el diario informa que este tipo de condiciones están incluidas en el llamado “Pacto entre Caballeros”, que entre sus  condiciones incluye:

“Cuando un jugador en el futbol mexicano tiene un contrato vencido, no queda en libertad absoluta, como lo señala el Artículo 18, fracción tercera del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA; el club mexicano interesado en ese elemento libre tiene que pagar a su club de origen —aunque ya no tenga contrato vigente— una cantidad negociada. De lo contrario, hay un acuerdo de palabra para que no sea fichado por ningún conjunto de nuestro país hasta, que el “daño” quede resarcido monetariamente”.

Es decir, la única opción que les quedaría a los jugadores sería buscar contratarse en alguna liga extranjera, se informa.

Esto, a pesar de que la FIFA liberó un reglamento en protección de los futbolistas en 1990.

El Universal entrevistó a el ex presidente del Toluca, Rafael Lebrija quien afirmó que se le ocurrió a todos los que estuvieron participando en su momento y a todos los dueños de los equipos. “Fue para proteger los intereses de los inversionistas, porque los jugadores en México iban a pedir mucho más dinero y no tenemos el profesionalismo que existe en otros países”, dijo.

“Fuentes que prefirieron el anonimato revelaron al diario que en 2002, con el impulso de Grupo Televisa y Grupo Pegaso, hubo cabildeos con otros  dirigentes, como Víctor Garcés (Cruz Azul), Miguel Ángel Couchonal (Atlante) y Jorge Urdiales (Monterrey), quienes dieron forma y contenido al tratado”, informó El Universal.

El diario añade que, de acuerdo al abogado laboral Javier Martínez, el pacto vulnera el Artículo Tercero de la Ley Federal del Trabajo, ya que “laborar no es un artículo de comercio. Desde que tú, con un contrato vencido, como ex patrón, pretendas que alguien te haga un pago sin que tengas que ver en la posible relación que pueda tener un jugador con ese tercero, lo manejas como artículo de comercio, sin tener un fundamento legal. Esto es ilegal, el trabajo no es un artículo de comercio nunca”.

En uno de sus textos en interiores, El Universal expone el caso del jugador Bardo Fierros quien por un acto de “rebeldía” hacia José Antonio García, presidente ejectivo del Atlante, “hizo que quedara ‘bloqueado’ y no fructificaran sus intentos de contratarse con cualquier equipo del futbol mexicano, pese a que tuvo ofertas de clubes como Sinaloa y Necaxa”.

El reportaje explica que al tabasqueño se le venció el contrato con los azulgrana y tuvo un ofrecimiento del balompié argentino. “García, al mismo tiempo, le ordenó que se fuera a jugar a Tamaulipas. Fierros decidió irse a Sudamérica en 2009 y vino el conflicto”, se informó.

Gonzalo Pineda venció el pacto

El jugador Gonzalo Pineda es de los pocos que han logrado desafiar a los dueños de los equipos. En 2008 se negó a ir al Atlante contra su voluntad. El mundialista tenía contrato en Chivas, cuando se le avisó que se iría a jugar con los Potros. “Mi decisión fue quedarme en Guadalajara, tenía contrato y lo hice cumplir hasta donde pude”, sentencia el volante.

“Pineda jugó un año más en Chivas, para después irse a San Luis, siendo uno de los pocos jugadores que tuvo el valor de defender sus derechos y hacer respetar lo que se firmó. Él actuó realmente como todo un caballero… Y sin pacto”, se informó.

 Liga de Walt Disney

En otra de las notas publicadas en el diario, se explica que cuando Germán Villa jugaba para el América, tanto él como sus compañeros solían catalogar al torneo mexicano como “La Liga de Walt Disney”, porque “aquí pasa de todo y, lo que no, lo inventan”, comparte ahora el ex futbolista, quien auxilia al diputado priísta, Juan Manuel Carbajal, en infraestructura deportiva en municipios, informó.

La descripción del otrora contención azulcrema apunta concretamenta al “Pacto de Caballeros”. “Es triste, es doloroso que pase esto, por las generaciones que están, por las generaciones que vienen. Al final, lo van a seguir manejando así, mientras no se haga algo”, alerta.

El problema principal, deduce Villa, es que en México no se hace grupo y responsabiliza a los propios jugadores, copartícipes de esta suerte de moderna esclavitud.

Y finaliza: “Creo que somos el único país que nos saltamos los reglamentos de FIFA y ésta lo permite, ¿por qué?, no sé. Si ves, en otros países a la gente que se le adeuda, hacen un paro y se les liquida y sigue la Liga. Acá se arreglan con la Federación, hacen todo a escondidas y sigue la Liga. No tenemos esa fuerza como sindicato, como Comisión del Jugador; al final, los dueños son quienes hacen y deshacen”.

(Con información de El Universal)





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]