Conductor del BMW, vinculado a proceso; seguirá en prisión
La defensa intentó desacreditar el estado de ebriedad del imputado, quien posee "inteligencia que va de media a superior".
FOTO: ARMANDO MONROY /CUARTOSCURO.COM

El conductor del vehículo BMW que se estrelló en Paseo de la Reforma el pasado 31 de marzo fue vinculado a proceso por el delito de homicidio culposo agravado cometido en hechos de tránsito, y tendrá que continuar su proceso en prisión al menos dos meses más, resolución que su defensa va a apelar.

La Jueza de Control, Gloria Hernández Franco, dictó el auto de vinculación a proceso tras una audiencia que se extendió por más de seis horas y fijó un plazo de dos meses más para que el Ministerio Público de la Procuraduría capitalina agote la investigación del caso.

Para la impartidora de justicia, el Ministerio Público local acreditó de manera indiciaria la probable responsabilidad de Carlos Salomón en el delito que se le atribuye, por lo que ordenó que continúe en prisión preventiva mientras continúa la investigación complementaria de las autoridades.

La defensa de Carlos Salomón, conductor del auto de lujo y único sobreviviente del accidente que costó la vida a cuatro víctimas, intentó desacreditar todos los informes médicos contenidos en la carpeta de investigación y logró poner en aprietos a los representantes de la Fiscalía, debido a que nunca se le realizó una prueba de alcoholemia al conductor del BMW.

El abogado Eduardo Gómez Chávez argumentó que los tres dictámenes médicos que obraban en el expediente solo hacían referencia al estado de ebriedad y al estado etílico del paciente Carlos Salomón mediante observaciones subjetivas, por lo que no se les podía dar el mismo valor que a una prueba de sangre o de orina para medir el grado de alcohol en la sangre.

La respuesta del Ministerio Público es que las observaciones tenían valor probatorio y que la falta de pruebas clínicas obedeció a que el propio Carlos Salomón se opuso a ellas. “Estuvo poco cooperador y combativo al momento de recibir atención médica”, señalaban distintos reportes clínicos.

El abogado Gabriel Regino, representante de la familia de las víctimas, explicó que existen jurisprudencias en las que se reconoce que el estado de ebriedad puede ser observado a simple vista por técnicos especializados, por lo que los dictámenes médicos son completamente válidos para definir la embriaguez del imputado.

 

“Los quiero a todos”

A pesar de que no pudo descalificar los exámenes médicos, la defensa de Carlos Salomón tuvo su mejor argumento en una obra que el Ministerio Público agregó de último momento y que quiso excluir del debate jurídico durante la audiencia inicial: el expediente completo de Carlos Salomón durante su estancia en la Cruz Roja.

La oposición del abogado defensor obedecía a que en este se advertía que el joven de 33 años, abogado de profesión, tenía un antecedente de accidente automovilístico por volcadura.

Pero más adelante encontró un dato que no se conocía: la Cruz Roja sí práctico algunos exámenes clínicos a su cliente y estos revelaron que estaba libre del consumo de sustancias psicotrópicas. Negativo en consumo de cocaína, metanfetaminas, marihuana y pastillas tranquilizadoras.

A pesar del hallazgo, la prueba no fue suficiente para demostrar que Carlos Salomón no había conducido en estado de ebriedad, por lo que al final la impartidora de justicia resolvió vincularlo a proceso por el delito de homicidio culposo agravado por el número de víctimas.

La jueza Gloria Hernández Franco también consideró que dos meses adicionales de investigación, serán suficientes para cerrar la primera etapa del proceso penal, por lo que el juicio del imputado podría estar listo en un plazo máximo de cuatro meses.

Los asesores legales de las familias de las cuatro víctimas no estuvieron conformes con los tiempos de resolución: advirtieron que buscarán ampliar el plazo de investigación al menos dos meses, con lo que el imputado Carlos Salomón, pasaría al menos cuatro meses en la cárcel.

Durante la audiencia, el conductor del BMW se mostró indiferente y ajeno a lo que pasaba en la sala. Por momentos, se recostaba sobre la mesa o echaba la cabeza hacia atrás en la silla en la que estaba sentado, como si la pereza le ganara al cuerpo.

Otro de los dictámenes médicos que la defensa quiso descalificar definía al imputado como “una persona con inteligencia que va de media a superior, suspicaz y poco reveladora de cualquier información que lo pueda comprometer”.

Al término de la audiencia, Carlos Salomón se despidió con una frase que sonó hueca para las familias de las víctimas: “Los quiero a todos”.



Temas relacionados:
Ciudad de México
Justicia
SOCIEDAD




    Contenido Relacionado


  1. “Combinación de alcohol y sustancias recreativas”, en conductor de BMW: abogado (Video)
    Abril 5, 2017 12:49 pm
  2. #AristeguiEnVivo 5 de abril: Fiscal anticorrupción, ‘Centinelas’, víctimas del BMW, Constitución y más
    Abril 5, 2017 7:49 am
  3. Al Reclusorio Norte, conductor de BMW que chocó en Reforma
    Abril 2, 2017 6:22 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]