Bomba casera mata a policía en Puebla
El policía acudió al llamado al número de emergencia 066, por parte de una vecina que ya había sido amenazada de muerte en ocasiones pasadas.
puebla
(Foto: IMPACTO)

El secretario de Seguridad Pública estatal, Facundo Rosas Rosas, informó que el explosivo que detonó el 6 de enero y que causó la muerte de un policía de San Martín Texmelucan fue de fabricación casera.

La noche del lunes, vecinos de la Junta Auxiliar de Santa Catarina Hueyatzacoalco, perteneciente al municipio de San Martín Texmelucan, reportaron el hallazgo de un artefacto en un domicilio del fraccionamiento Estrella.

Al lugar de los hechos acudió el policía auxiliar Cristian Brandon Hernández, de 20 años, quien manipuló el objeto sin conocer el contenido del mismo y lo depositó en la camioneta de la Policía, donde minutos más tarde explotó y le causó el fallecimiento.

El policía acudió al llamado al número de emergencia 066, por parte de una vecina de la calle Álvaro Obregón, identificada como Griselda, y que ya había sido amenazada de muerte en ocasiones pasadas.

Rosas Rosas mencionó que será la Procuraduría General de Justicia la encargada de esclarecer el móvil de este hecho, pues hasta el momento se sabe que se trató de una venganza personal en contra de los propietarios del inmueble donde se localizó el explosivo.

En entrevista, el funcionario lamentó lo ocurrido y señaló que el policía auxiliar manipuló el artefacto sospechoso y posteriormente explotó con las consecuencias fatales.

Facundo Rosas, secretario de Seguridad Pública estatal, rechazó que el explosivo que provocó la muerte de un policía en San Martín Texmelucan esté relacionado con el crimen organizado.

Aunque al detonar el explosivo provocó que el policía saliera expulsado casi 10 metros, el funcionario aseguró que fue un artefacto de fabricación casera, al que comparó con una “paloma” o cohetón con el que juegan los niños en fechas festivas.

“Estamos hablando de una fabricación casera, casi casi estaríamos hablando de una paloma, de estos explosivos comunes”, afirmó.

De acuerdo con las primeras investigaciones, el paquete-bomba que costó la vida del policía Cristian Brandon Gutiérrez, de 20 años, estaba dirigido a una mujer identificada como Griselda Miranda, quien es prestamista y había recibido amenazas de muerte por problemas con sus deudores.

(Con información de Notimex y Proceso)



Temas relacionados:
Estados
SOCIEDAD
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]