Hillary: la mujer que quiere regresar a la Oficina Oval, pero como Comandante en Jefe (Perfil)
Hace 8 años, como senadora por el estado de Nueva York, Clinton buscó la candidatura presidencial, pero Barack Obama se interpuso en su camino. Hoy, con 69 años y de ganar los comicios, se convertiría en la segunda persona de mayor edad en tomar las riendas del país, solo unos meses más joven que Ronald Reagan. ¿Será, ahora sí, el momento para esta mujer descrita como dura, fría, calculadora y ambiciosa?
hillary1
(Foto: hillaryclinton.com)

Parece que está predestinada a hacer historia. Hillary Clinton fue electa al Senado de Estados Unidos en 2001 y se convirtió en la primera mujer estadounidense que ocupó previamente un cargo público y luego llegó al Poder Legislativo. Fue la 67 secretaria de Estado de Estados Unidos en 2009, cargo que ejerció hasta 2013. En 2016, fue la primera mujer en la historia de Estados Unidos en convertirse en candidata presidencial de un partido político mayor.

Toda una historia en unas cuantas líneas

Hillary Clinton nació el 26 de octubre de 1947 en Chicago, Illinois, y obtuvo su título en Derecho por la Universidad de Yale. Se casó con su compañero de Maestría, Bill Clinton, en 1975. Fue Primera Dama de 1993 a 2001 y senadora del 2001 al 2009. A principios de 2007, anunció su intención de postularse para la presidencia del país. Durante las primarias democráticas de 2008, se retiró de la contienda cuando fue claro que Barack Obama contaba con una mayoría de los votos de los delgados. Después de ganar las elecciones, Obama la designó como su secretaria de Estado. Tomó posesión como parte de su gabinete en enero de 2009 y ocupó el puesto hasta 2013. En la primavera de 2015, anunció sus planes de contender nuevamente por la presidencia de su país. En 2016, se convirtió en la primera mujer de la historia de esa nación en ocupar la nominación presidencial de un partido mayoritario.

Antecedentes

Hillary Diane Rodham nació el 26 de octubre de 1947 en Chicago, Illinois. Creció en Park Ridge, Illinois, un pintoresco suburbio ubicado 15 millas al noroeste del centro de Chicago.

Fue la hija mayor de Hugh Rodham, el próspero dueño de una tienda de telas, y Dorothy Emma Howell Rodham, y tuvo dos hermanos menores: Hugh Jr (1950) y Anthony (1954).

Siendo muy joven, Hillary formó parte de grupos juveniles de republicanos e hizo campaña por el candidato presidencial republicano Barry Goldwater en 1964. Al escuchar un discurso en Chicago del Reverendo Martin Luther King Jr., se sintió inspirada para trabajar en el servicio público y se volvió demócrata en 1968.

Educación y trayectoria

Rodham (como se apellidaba Clinton entonces) asistió a Wellesley College, donde fue muy activa en política estudiantil, al grado de convertirse en presidente de su clase antes de graduarse en 1969. Posteriormente, asistió a la Facultad de Derecho de Yale, donde conoció a Bill Clinton. Se graduó con honores en 1973 y después se inscribió en el Yale Child Study Center (Centro de Estudios del Niño) donde tomó cursos sobre niños y medicina y completó un año de estudios de posgrado.

Tuvo varios trabajos durante los veranos de sus años de estudiante. En 1971, se fue a Washington D.C. para trabajar en un comité sobre trabajadores migrantes para el senador Walter Mondale. En el verano de 1972, estuvo en varios estados del oeste para la campaña del candidato presidencial demócrata, George McGovern.

En la primavera de 1974, Hillary se volvió miembro del Equipo de Investigación para Destituciones, dando asesoría  al Comité Judicial en la Cámara de Representantes durante el escándalo del Watergate. Más tarde, el jefe consejero Jerry Zeifman afirmaría que despidió a Clinton del Comité por lo que él consideró “comportamiento profesional poco ético” vinculado al proceso de Nixon. Estas declaraciones han sido negadas por otros medios que niegan la autoridad de Zeifman sobre la joven abogada en aquel momento, y Clinton misma no ha hecho ningún comentario al respecto.

Después de que Richard M. Nixon renunció en agosto, ella se hizo incorporó a la Facultad de Derecho de la Universidad de Arkansas en Fayetteville, donde su compañero y novio, Bill Clinton, también ejercía como maestro.

Matrimonio con Bill Clinton

Hillary Rodham Clinton se casó con Bill Clinton el 11 de octubre de 1975 en su casa de Fayetteville. Antes de que él le propusiera matrimonio, Clinton había comprado en secreto una pequeña casa que ella había alguna vez comentado que le gustaba. Cuando le propuso matrimonio y ella aceptó, el reveló que la casa era de ellos. La hija del matrimonio, Chelsea Victoria, nació el 27 de febrero de 1980.

En 1976, Hillary trabajó en la exitosa campaña presidencial de Jimmy Carter mientras su esposo fue elegido Fiscal General. Bill Clinton fue electo gobernador en 1978, a sus 32 años; perdió la reelección en 1980, pero volvió a ganar en 1982, 1984, 1986 (cuando la duración de la función fue expandida de dos años a cuatro), así como en 1990.

Hillary se unió al despacho Rose Law Firm en Little Rock y, en 1977 se convirtió fue apuntada como la primera mujer en presidir la Corporación de Servicios Legales por el presidente Carter. Como primera dama del Estado, durante una docena de años (1979-1981, 1983-1992), presidió el Comité de Estándares Educativos de Arkansas, co-fundó la Organización de Defensores para Niños y Familias de Arkansas, y participó en los consejos del Hospital para Niños de Arkansas, la Sociedad Servicios Legales de Arkansas y el Fondo para la Defensa de los Niños. También estuvo en los consejos de TCBY y Wal-Mart.

En 1988 y 1991, el National Law Journal la nombró una de los 100 abogadas más poderosas de Estados Unidos.

Primera dama

Durante la campaña presidencial de Bill Clinton, Hillary se convirtiió en una dinámica y valorada socia de su esposo y como presidente, Clinton la nombró cabeza del cuerpo especial de la Reforma Nacional de Salud (1993). La controvertida comisión produjo un complicado plan que nunca se concretó. Fue abandonado en septiembre de 1994.

Durante este periodo, Hillary y su esposo invirtieron en el proyecto de bienes raíces de Whitewater. El banco del proyecto, Morgan Guaranty Savings and Loan, falló, costándole al gobierno federal 73 millones de dólares. Más tarde, Whitewater se convertiría en tema para audiencias del Congreso y de una investigación independiente.

En 1998, la Casa Blanca se vio envuelta en el escándalo sexual de Monica Lewinsky. A pesar de que públicamente apoyó a su esposo, Hillary consideró dejar su matrimonio. Él fue impugnado, pero el Senado de Estados Unidos no lo condenó y permaneció en funciones.

Senado y contienda por la presidencia

En 1999, Clinton decidió que buscaría el lugar de Daniel Patrick Moynihan en el Senado por el estado de Nueva York, quien se retiraba después de cuatro periodos.

A pesar de algunos problemas y acusaciones de oportunismo, Clinton venció al popular republicano Rick Lazio por un amplio márgen: 55 por ciento a 43 por ciento. Clinton se convirtió en la primera esposa de un presidente en buscar y ganar un cargo público, y en la primera mujer en ser elegida al Senado de Estados Unidos por Nueva York. Ganó también la reelección en noviembre de 2006.

A principios del 2007, Clinton anunció sus planes de contender por la presidencia de los Estados Unidos. Durante las primarias demócratas del 2008, la Senadora Clinton cedió la nominación cuando fue claro que el nominado Barack Obama tenía la mayoría de los votos de los delegados.

Cuando Clinton suspendió su campaña, ofreció un discurso en el que afirmó que “a pesar de que no fuimos capaces de romper ese techo de cristal esta vez, gracias a ustedes ahora tiene 18 millones de grietas (…) la luz que brilla a través de ellas es más brillante que nunca y nos llena de esperanza y de la certeza de que el camino será un poco más fácil la próxima vez, y vamos a continuar trabajando, entonces sigan conmigo, todavía tenemos mucho que hacer juntos, hemos hecho historia, hagamos más”.

Secretaria de Estado

Poco tiempo después de ganar las elecciones presidenciales, Obama nominó a Clinton como secretaria de Estado. Ella aceptó la nominación y fue oficialmente aprobada como la 67 canciller por el Senado, el 21 de enero del 2009.

Durante su periodo, Clinton utilizó su posición para hacer de los derechos humanos, y particularmente aquellos de la mujer, un tema central de debate para la diplomacia estadunidense.

Se convirtió en una de los secretarios de Estado más viajados de la historia de ese país y promovió el uso de las redes sociales para transmitir las posturas de su país. También encabezó esfuerzos diplomáticos vinculados a la Primavera árabe y a la intervención militar en Libia.

El Departamento de Estado, bajo el liderazgo de Clinton, fue investigado después del ataque mortal que sufrió su sede diplomática en Benghazi, Libia, en el que murió el embajador Christopher Stevens y otras tres personas el 11 de septiembre de 2012.

Un panel independiente emitió un reporte sobre el ataque en Benghazi, que encontró fallas sistemáticas y deficiencias en el liderazgo y la administración del Departamento de Estado.

Problemas de salud

Clinton, quien asumió responsabilidad por la seguridad del puesto de avanzada en Benghazi, estaba programada para testificar sobre el ataque ante el Congreso, en diciembre de 2012.

Sin embargo, canceló su testimonio debido a un virus estomacal y posteriormente a una contusión cerebral que sufrió al desmayarse por deshidratación).

Algunos miembros del Congreso cuestionaron lo “inoportuno” del momento de las enfermedades de Clinton, incluyendo al Representante Allen West, quien declaró que creía que la secretaria de Estado estaba sufriendo de un “caso de gripe Benghazi” el día que estaba programada para testificar.

El 30 de diciembre de 2012, Clinton fue hospitalizada con un cuágulo relacionado con la contusión que había sufrido ese mes. Fue dada de alta del hospital de Nueva York el 2 de enero de 2013 después de recibir tratamiento y pronto se recuperó y regresó a trabajar.

Testimonio sobre Benghazi y renuncia

Clinton testificó sobre el atentado de Benghazi el 23 de enero de 2013. Dirigiéndose a miembros del Comité de la Casa de Relaciones Exteriores, defendió sus acciones al tiempo que asumía completa responsabilidad por el incidente en el que murieron cuatro ciudadanos estadounidenses.

“Como he dicho en repetidas ocasiones desde el 11 de septiembre, asumo completa responsabilidad (…) estoy decidida a dejar el Departamento de Estado y nuestro país más seguro y más fuerte”.

Desde que asumió el cargo en 2009, Clinton declaró repetidamente a lo largo de los años que sólo le interesaba servir durante un periodo como secretaria de Estado. Oficialmente dejó el cargo el 1 de febrero de 2013.

En mayo de 2014, el fue creado el Comité para Benghazi del Congreso, presidido por el representante Trey Gowdy, de Carolina del Sur. Clinton testificó frente al Comité el 22 de octubre de 2015 en una audiencia que duró casi 11 horas.

Finalmente, el Comité emitió su reporte conclusivo el 28 de junio de 2016 en un documento de poco más de 800 páginas en el que no se reportaba nueva evidencia de actos indebidos de parte de Clinton, pero que criticaba “agencias del gobierno como el Departamento de Defensa, la Agencia Central de Inteligencia y el Departamento de Estado – y los funcionarios que los presiden, por no comprender los riesgos de seguridad en la ciudad libia, y especialmente por mantener puestos de avanzada en Benghazi que no podían proteger”, de acuerdo con el New York Times.

Los demócratas del comité emitieron su propio reporte de 339 páginas que criticaba a los republicanos por “una de las más largas y parciales investigaciones congresuales de la historia”, que tomaron dos años en completar y costaron 7 millones de dólares en dinero de los contribuyentes.

“Nuestro trabajo se ha visto obstaculizado por la obsesión republicana en curso de teorías de conspiración que no tienen ninguna base en la realidad”, afirmó el reporte. “En vez de rechazar estas teorías de conspiración, dada la falta de evidencia -o de hechos reales-, el Comité de los Republicanos decidieron acogerlas y convertirlas en una cruzada política“.

Madre y abuela

En 2010, la hija de Clinton, Chelsea, se casó con un inversionista bancario de Goldman Sachs y administrador de cuentas, Marc Mezvinksy, y el 26 de septiembre de 2014 Clinton se convirtió en abuela cuando Chelsea dio a luz a Charlotte Clinton Mezvinsky. El 18 de junio de 2016 tuvo a su segundo hijo.

Contienda por la presidencia 2016

En junio del 2014, Clinton lanzó un libro llamado Hard Choices, una autobiografía pubicada por Simon & Schuster que llegó al número uno en la lista de Best Sellers del New York Times.

El siguiente año, a principios de Marzo, Clinton se enfrentó a controversias y críticas cuando fue revelado que había utilizado su cuenta de correo electrónico personal para manejar asuntos gubernamentales oficiales durante su tiempo como secretaria de Estado.

En una conferencia de prensa que se llevó a cabo en las Naciones Unidas, donde inicialmente habló de equidad de género y la situación política en Irán, Clinton declaró que había utilizado su cuenta de correo por practicidad y que esto estaba permitido por los protocolos del Departamento de Estado.

Posteriormente, turnó toda la correspondencia gubernamental a la administración de Obama y borró mensajes que se podrían interpretar como personales.

Tras mucha especulación sobre si Clinton contendería por la presidencia de Estados Unidos, sus planes se hicieron públicos durante la primavera de 2015. El 12 de abril, el presidente de la campaña de Clinton, John D. Podesta, anunció que la ex secretaria de Estado entraría en la contienda para asegurar la nominación demócrata por la presidencia para las elecciones de 2016.

Esto fue seguido inmediatamente por un clip de campaña en el que la misma Clinton anunciaba que competiría por la presidencia.

Temas de la campaña

En su sitio de campaña, Clinton aborda una amplia variedad de temas en los que cree; entre ellos, bajar la deuda estudiantil, reformas en justicia penal, reformas en finanzas de campañas, mejorar la cobertura del sistema de salud y los costos de la Ley de Cuidados de Salud Asequibles (Obamacare) y los derechos de la mujer.

Sin embargo, es conocida por cambiar sus posturas sobre diversos temas importantes como el matrimonio gay (ahora lo apoya) y acuerdos comerciales (ahora está en contra de la Alianza Trans-Pacífico).

Con respecto al medio ambiente, Clinton tiene el plan de combatir el cambio climático pero éste ha sido cuestionado activistas ambientales. También está a favor de la pena de muerte pero afirma que debe ser implementada en casos excepcionales.

Escándalo de los correos electrónicos

En mayo de 2016, el Departamento de Estado emitió una declaración con respecto al escándalo de los correos electrónicos de Clinton en los que utilizó un servidor privado durante su tiempo como secretaria de Estado. El Departamento la criticó por no pedir permiso para usar ese servidor y advirtió que no hubiera sido concedido en el caso de que lo hubiera hecho.

El reporte de 79 páginas, junto con una investigación de la FBI y otros asuntos legales que involucraron su cuenta privada de correo, han exacerbado la controvertida reputación política de Clinton y ha constituido carne de cañón para funcionarios republicanos.

Tras una investigación de un año del FBI sobre las prácticas de uso de correo electrónico de Clinton, el director del Buró, James B. Comey, anunció el 5 de julio que la agencia no recomendaría que se aplicaran cargos criminales contra Clinton.

“A nuestro juicio, ningún fiscal razonable traería un caso como éste”, dijo Comey en una conferencia de prensa. “A pesar de que no encontramos evidencia de que la secretaria Clinton ni sus colegas tuvieron la intención de violar la ley que atañe el manejo de información clasificada, hay evidencia de que fueron extremadamente descuidados en su manejo de información muy sensible y reservada”.

Al día siguiente, la Fiscal General, Loretta Lynch, lanzó una declaración en la que afirmaba que aceptaría la recomendación de la FBI y que Clinton no sería perseguida en este caso. “Esta tarde me reuní con el director del FBI, James Comey, y los agentes que condujeron la investigación del uso de la secretaria Hillary Clinton de su cuenta de correos privada durante su periodo como secretaria de Estado (…) recibí y acepté su recomendación unánime de que la investigación sea cerrada y que no se le imputen cargos en contra de ninguno de los individuos implicados dentro de la investigación”.

Candidata pionera

El 6 de junio de 2016, Clinton fue aclamada como la presunta nominada por el Partido Demócrata y la primera mujer en la historia de 240 años de Estados Unidos, en obtener la candidatura presidencial por uno de los partidos políticos mayoritarios. La valoración estaba basada en que Clinton había ganado el apoyo de una combinación de delegados y superdelegados que necesitaba para obtener la nominación.

El 7 de junio, la noche de la primaria del Supermartes, Clinton pronunció un discurso desde el Brooklyn Navy Yard en el que reconocía este logro histórico. Habían pasado ocho años desde el día en que le cedió su pérdida a Barack Obama en la contienda electoral de 2008.

“La victoria de esta noche no se trata de una persona”, afirmó Clinton. ”Pertenece a una generación de hombres y mujeres que lucharon y se sacrificaron para hacer esto posible. En nuestro país, comenzó aquí mismo en Nueva York, en un lugar llamado Seneca Falls en 1848 donde un grupo pequeño de hombres y mujeres decididos se unieron con la idea de que las mujeres merecían derechos igualitarios y lo plasmaron en un documento llamado Declaración de Sentimientos y fue la primera vez en la historia de la humanidad que una declaración de esta índole ocurrió. Así que todos nosotros le debemos tanto a aquellos que vinieron antes y esta noche pertenece a todos ustedes”.

También se refirió al candidato presidencial Donald Trump, a quien llamó “temperamentalmente inadecuado para ser presidente. No solo está intentando construir un muro entre Estados Unidos y México; está intentando alienar a los mismos estadounidenses entre ellos, los unos de los otros”, dijo.

“Cuando él dice ‘Hagamos América grande de nuevo’, lo que en realidad dice es ‘Llevemos a América hacia atrás’. Atrás a una época cuando las oportunidades y la dignidad estaban reservados para algunos y no para todos”.

El 12 de julio, dos semanas antes de la Convención Nacional Demócrata en Filadelfia, Bernie Sanders respaldó a Clinton en un rally en Portsmouth, New Hampshire. “Esta campaña en realidad no se trata de Hillary Clinton ni de Donald Trump ni de Bernie Sanders, ni de ningún otro candidato que busque la presidencia”, afirmó Sanders.

“Esta campaña se trata de las necesidades de los estadounidenses y de atender crisis serias a las que nos enfrentamos (…) No existe ninguna duda en mi mente de que conforme noviembre se aproxima, Hillary Clinton es la mejor candidata para hacerlo (..) tengo la intención de hacer todo lo que pueda para asegurar que ella será la próxima presidenta de Estados Unidos”.

Clinton reconoció la contribución que Sanders hizo a la carrera presidencial y al progreso político. “El senador Sanders ha inspirado una generación de gente joven a quienes les importa profundamente nuestro país. Para todos aquellos aquí y a lo largo del país que entregaron su corazón y su alma a la campaña del senador Sanders: Gracias”.

“Estamos uniendo fuerzas para derrotar a Donald Trump“, añadió. “Estamos del mismo lado y ¿saben qué? Juntos somos más fuertes”.

Filtración de correos electrónicos

En julio de 2016, la víspera de la Convención Nacional Demócrata en Filadelfia, Wikileaks publicó unos diecinueve mil correos electrónicos que revelaban que funcionarios favorecían a Clinton sobre Sanders y buscaban debilitar su campaña.

Las filtraciones también mostraban tensiones entre la presidenta de la Convención Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz, y el director de la campaña de Sanders, Jeff Weaver, la conspiración entre la Convención Nacional Demócrata y los medios, y las formas en las que los funcionarios persuadían a grandes donadores.

Como resultado de estas filtraciones, Wassterman Schultz anunció que no tendría presencia en la convención y presentó su renuncia como presidenta.

Una investigación del FBI se encuentra actualmente en progreso para determinar si las filtraciones vinieron de hackers rusos, como se ha reportado.

Sin embargo, incluso entre protestas, Clinton recibió apoyo por parte de aliados demócratas, delegados, celebridades y ciudadanos en una serie de discursos de la convención, incluyendo los de Barack y Michelle Obama. Clinton aprovechó la ocasión para aceptar oficialmente la nominación de su partido para la presidencia, un logro histórico para la mujer en Estados Unidos.





    Contenido Relacionado


  1. latinos-hillaryVoto latino, única esperanza de Hillary si hay elección cerrada: investigador de la UNAM
    noviembre 7, 2016 11:08 am
  2. ELECCIONESEUTres mapas electorales, a un día de las #EleccionesEU
    noviembre 7, 2016 11:01 am
  3. clintonFlorida y Carolina del Norte, los estados clave en #EleccionesEU
    noviembre 7, 2016 10:13 am
  4. trumpyclinton“El problema no es Trump” y otros artículos, a unas horas de #EleccionesEU
    noviembre 7, 2016 8:45 am
  5. hILLARY CLINTONNo hay cargos contra Hillary Clinton; FBI refrenda conclusiones de julio
    noviembre 6, 2016 5:43 pm
  6. seis libros para entender las elecciones en estados unidos6 libros para entender lo que está en juego en Estados Unidos
    noviembre 4, 2016 9:30 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre