Gobiernos europeos, cómplices de tortura a inmigrantes en Libia: Médicos Sin Fronteras
Médicos Sin Fronteras dijo que es imperativo detener la “terrible violencia perpetrada contra estas personas” y “hay que asegurar un respeto básico de sus derechos humanos".
(Foto: Reuters)

Los gobiernos europeos son cómplices de las torturas que sufren los inmigrantes en los centros de acogida en Libia, denunció la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF).

“Enceguecidos por el objetivo de mantener a las personas fuera de Europa, las políticas y los financiamientos europeos están contribuyendo a a detener las barcazas que salen de Libia, pero de ese modo no hacen sino alimentar un sistema criminal de abusos”, denunció en una carta abierta a los líderes europeos.

En la misiva, cuya copia fue difundida por la oficina de MSF en Italia, la organización humanitaria denunció que la detención de migrantes y refugiados en Libia “es vergonzosa”.

“Debemos tener la valentía de llamarla por lo que es: una actividad floreciente que lucra con secuestros, torturas y extorsiones”, dijo.

“Los gobiernos europeos han decidido mantener a las personas en esta situación, pero es inaceptable tenerlas ahí, como es inaceptable regresarlas a Libia”, refirió.

MSF manifestó que ayudó por más de un año a las personas en los centros de detención de Trípoli y comprobó con sus propios ojos “este esquema de detención arbitraria, extosiones, abusos físicos y privación de servicios básicos que hombres, mujeres y niños sufren en estos centros”.

“Sabemos además que estos centros oficiales son solo la punta del iceberg. Las personas son tratadas como mercancías que hay que explotar. Amontonadas en cuartos oscuros y sucios, sin ventilación, obligadas a vivir una sobre otra”, anotó.

Consideró que los hombres son obligados a correr desnudos en los patios hasta caer exhaustos, mientras las mujeres son violadas y obligadas a llamar a sus propias familias para pedir dinero y ser liberadas.

“Todas las personas que entrevistamos tenían lágrimas en los ojos y pedían continuamente poder salir de ahí. Su desesperación es tremenda”, agregó.

Denunció que la reducción de las salidas de barcazas con inmigrantes desde las costas libias fue celebrada por los gobiernos europeos como un éxito en la prevención de muertes en el mar y en el combate a los traficantes de seres humanos.

Pero sabemos bien lo que ocurre en Libia. Es por eso que esta celebración es en la mejor de las hipótesis una hipocresía y en la peor una cínica complicidad con el negocio criminal que reduce los seres humanos a mercancías en las manos de traficantes”, comentó MSF.

Insistió que las personas atrapadas en estas “bien conocidas condiciones de pesadilla tienen necesidad desesperada de una vía de salida”.

“Deben poder acceder a protección, asilo y cuando es posible a mejores procedimiento de repatriación voluntaria. Necesitan una salida de emergencia hacia la seguridad a través de canales seguros y legales”, aclaró.

MSF dijo que es imperativo detener la “terrible violencia perpetrada contra estas personas” y “hay que asegurar un respeto básico de sus derechos humanos, entre ellos el acceso adecuado a alimentación, agua y servicios médicos”.

Denunció que en vez de enfrentar las dramáticas consecuencias provocadas por sus propias decisiones, los políticos se han escondido detrás de ataques injustificados contra las organizaciones y los individuos comprometidos en ayudar a los migrantes y refugiados.

“Durante nuestras operaciones de búsqueda y socorro en mar, desarrolladas con la insustituible coordinación de la Guardia Costera italiana y con la colaboración de las autoridades italianas, hemos sufrido ataques, incluso con armas de fuego, por parte de la Guardia Costera libia financiada y adiestrada por Europa”, advirtió.

Señaló que Libia es solamente el ejemplo más reciente y extremo de políticas migratorias europeas que desde hace varios años tienen como principal objetivo “alejar a las personas de nuestra vista”.

El acuerdo Unión Europea Turquía de 2016 y todas las atrocidades que hemos visto en Grecia, Francia en los Balcanes y fuera indican una perspectiva bien definida, hecha de fronteras cerradas”, mencionó.

“Ello deja sin alternativa a las personas que buscan modos legales y seguros de llegar a Europa y las empuja hacia esas redes de traficantes que los líderes europeos aseguran insistentemente querer desmantelar”, dijo. (NTMX)



Temas relacionados:
África
Migración
Unión Europea



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]