En gobierno de Sabines, sobreprecios, desvíos y simulaciones
El director de adquisiciones de Chiapas, Guillermo Romo Gil y otros funcionarios firmaron contratos, hicieron negocios a través de asignaciones directas y ventas de medicamentos a precios inflados.
Gobierno de Sabines se benefició con 39 contratos de salud
(Foto:Cuartoscuro)

El gobierno de Chiapas en la administración de Juan Sabines se benefició con 39 contratos de salud a través de negocios realizados por adquisiciones directas y ventas de medicamentos a precios inflados.

En una investigación periodística realizada por Noticias MVS primera emisión, se da a conocer que el entonces director de adquisiciones del estado, Guillermo Romo Gil tuvo conocimiento y firmó documentación donde se involucraban grandes cantidades de dinero, por ejemplo para la compra de pruebas de VIH (SIDA), medicamentos, material médico y una serie de gastos que no corresponden a lo estimado por la Secretaría de Salud federal (Ssa) y la Ley General de Adquisiciones.

En la investigación se informa que la Ssa publicó los precios de medicamentos, los cuales no deben ser adquiridos a un precio mayor del 20%, sin embargo, varios funcionarios del Instituto de Salud de Chiapas hicieron compras, por ejemplo con la empresa Biomedical Sistems de México.

Entre los datos más relevantes está la compra de vitamina A, la cual tiene un costo original de 36 centavos pero que fue adquirida en 32 pesos por envase o los sobres de suero oral que tienen un costo primario de 2 pesos 30 centavos y fueron conseguidos en 6 pesos con 30 centavos.

Otro de los casos fue en la compra del medicamento Albendazol, por el cual cobraron 1.8 millones de pesos, al adquirirse a 4 y 14 pesos cuando su precio es de 81 centavos.

El gobierno de Chiapas infló 87 veces el precio de medicamentos en licitaciones pero los daños más graves al erario se hicieron con la compra de medicamentos de bajo costo y no con los de costo elevado, por lo cual es responsable de la alteración de los costos de medicamentos del cuadro básico.

Respecto a la malversación de dinero público por la compra de 6 millones de pruebas de exámenes de VIH (sida), el gobierno de Sabines lo compró 194 veces más caro, al igual que en los festejos del Día del Niño y el Día de las Madres por los cuales se destinaron 5 millones de pesos.

En otra parte de la investigación se reveló que reportes de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) pudieron confirmar dichos movimientos se dieron a precios inflados, con recursos del Seguro Popular que no corresponden al destino que se les dio y con pagos irregulares.

El Instituto de Salud de Chiapas compro medicamentos por precios inflados y utilizó conceptos no autorizados por 1.98 millones de pesos para pagar impuesto sobre nómina, no presentó documentación para justificar equipo de cómputo y empleó 80 millones del Seguro Popular para pagar otras cosas como uniformes, congresos y capacitación entre otros.

Durante la presentación de dicha investigación, se hizo referencia a la declaración del ex gobernador Pablo Salazar Mendiguchía, quien aseguró en entrevista con Noticias MVS primera emisión que de confirmarse las acusaciones contra el ex mandatario de Tabasco, Andrés Granier, “con todo y que su caso sea verdadero, es un párvulo en comparación con Sabines”.

El video relacionado con esta información se podrá volver a ver si las controversias judiciales promovidas por MVS contra este sitio y Carmen Aristegui, se resuelvan a favor de la periodista y su portal.



Temas relacionados:
Corrupción
Estados
SOCIEDAD
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]