Violencia en Rio de Janeiro: una víctima de bala perdida cada 7 horas en 2017
Los tiroteos ya provocaron el cierre, al menos por un día, de 379 escuelas públicas, lo que dejó sin aulas a 125 mil estudiantes.
(Foto: Reuters)

La escalada de violencia en el estado de Río de Janeiro, Brasil, provocó en los primeros seis meses del año una media de 3.4 víctimas de balas perdidas por día, la mayoría en tiroteos entre la policía y criminales que se enfrentan incluso en áreas donde hay escuelas y comercios.

Según el reporte del diario O Globo, de Brasil, en lo que va del 2017, 632 personas fueron alcanzadas por balas perdidas en el estado de Río de Janeiro, de las cuales al menos 67 perdieron la vida, al encontrarse en medio de tiroteos, involucrando policías y criminales que se han exacerbado los últimos meses.

El estudio realizado por el medio brasileño apunta que la violencia es más frecuente en las zonas más pobres. En la capital del país, la Zona Norte registró el mayor número de casos, con 145 heridos. En el mismo periodo, la Zona Oeste tenía 59 víctimas; casi el 80% de las víctimas son hombres.

En un profundo clima de crisis económica y corrupción endémica que han dejado las cuentas del estado de Río al borde de la bancarrota, el secretario de Seguridad del estado, Roberto Sá, admitió que la tendencia es “de una escalada a peor”.

“El problema de la seguridad pública con dinero es difícil, imaginen sin dinero”, dijo Sá, quien precisó que el 40 por ciento de la flota de vehículos está parada por causa de la falta de recursos estatales.

Río de Janeiro prevé este año un déficit en sus cuentas de seis mil 700 millones de dólares y acumula una deuda superior a los 33 mil millones de dólares, lo que ha colocado al estado, sede de los últimos Juegos Olímpicos, en una situación de casi bancarrota.

La caída de los precios del petróleo, la pérdida de recaudación por la crisis y la corrupción, que ha llevado a la cárcel a un ex gobernador y han hundido las cuentas de un estado que no puede pagar las horas extraordinarias de su policía.

En este escenario, la Policía Militar de Río, encargada de la seguridad pública, está siendo criticada después de una serie de muertes de civiles que, incluso en sus casas, caen abatidos por “balas perdidas”, sin que oficialmente sea clarificado si proceden de las fuerzas de seguridad o los criminales.

Los tiroteos ya provocaron el cierre, al menos por un día, de 379 escuelas públicas, lo que dejó sin aulas a 125 mil estudiantes, según datos del gobierno estatal.

El problema son las armas”, explicó Roberto Sá, quien dijo que “en Río la policía decomisa unas nueve mil por año”.

La semana pasada más de 60 policías militares fueron arrestados por sus vínculos con narcotraficantes, a quienes ayudaban o encubrían para llevar a cabo venta de droga y compra de armas.

Mapa de víctimas de bala perdida, de enero al 2 de julio de 2017.



Temas relacionados:
Brasil
Inseguridad
Mundo




    Contenido Relacionado


  1. Detienen a ex ministro de Temer por obstrucción a la Justicia
    Julio 3, 2017 5:26 pm
  2. Organizan huelgas y protestas en Brasil contra reformas de Temer
    Junio 30, 2017 2:48 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]