¿Spider-Man? No, Spider Moi en la UNAM
Con disfraz del famoso personaje de cómic, un joven de 26 años trabaja como ayudante de profesor dos veces por semana en la Facultad de Ciencias.
Spiderman
(Foto: Twitter/Studio 92)

Hay días en los que Moisés Vázquez se convierte en un superhéroe para sus alumnos.

Ataviado con un disfraz del Hombre Araña, este pasante de la licenciatura en Ciencias de la Computación, en la Facultad de Ciencias de la UNAM, orienta desde hace 2 años a una docena de alumnos en una de las asignaturas más complejas de la carrera: lenguajes de programación.

Pese a ello, su trabajo como ayudante de profesor dos veces por semana lo ha convertido en una personalidad dentro de las instalaciones de la universidad, donde a nadie le sorprende encontrarlo caracterizado como “Spider-Moi” caminando por los pasillos con la mochila al hombro.

“Tengo 2 años dando clases, y año y medio con el traje, aunque desde siempre he sido fanático del Hombre Araña. cuando iba en la primaria empezó la locura por el personaje, aunque no sabía nada de él hasta que leí el primer cómic, y de ahí empecé a juntar mi colección.

“Salgo así de mi casa, así llego a la facultad a dar clase y así me regreso a mi casa. Generalmente las reacciones son de qué padre, qué divertido… dentro de la UNAM jamás me han dicho algo malo, siempre han sido sonrisas”, relata Moisés detrás de su máscara.

Al abordar el Metro desde su casa, “Moi” se convierte en un imán de miradas curiosas, risitas ahogadas y peticiones para selfies o fotografías posadas. A veces, los usuarios interactúan con él para hacer bromas o cuestionarlo por su afición.

De 26 años, Moisés ha llevado su identificación con este célebre personaje de la editorial Marvel como si su propia vida fuera un cómic: no fuma ni toma, intenta ayudar a los otros (en la calle o en el aula), además de entrenar taekwondo desde hace 3 años para mantenerse en forma.

“Peter (Parker) era un científico, eso me inspiró siempre, el Hombre Araña no era sólo un personaje que se dedicaba a patear traseros, era un personaje que además de patrullar Nueva York, tenía que resolver su vida”, señala.

En el salón, la dinámica entre Moi y sus alumnos no es muy distinta a la de cualquier otra clase: se explican los temas, se plantean ejercicios y se resuelven dudas, con la salvedad de que quien lo hace se encuentra enfundado en un traje de licra y regala historietas.

“Venir así ha tenido muchos efectos positivos, no ver mi cara de alguna manera da confianza, no me ven a mí, sino a la máscara, obviamente el traje llama la atención… lo mejor, como me han dicho más de una vez, es decir ¡qué padre que tomé clases con el Hombre Araña!

“Es una manera de quitar esta barrera entre maestro y alumno, no llegar como una autoridad, sino con compañerismo”, asegura.

En esto coinciden todos sus alumnos, quienes ya están acostumbrados a ver la figura cubierta en el traje de superhéroe explicándoles comandos, pruebas, depuración e interpretación frente a una pantalla colmada de algoritmos.

(Con información de Víctor Juárez / Reforma).



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre