El discurso del odio se ensaña con migrantes y refugiados: CNDH
La Comisión recuerda que en 1994, 800 mil ruandeses fueron asesinados por sus compatriotas, en la mayoría de los casos por pertenecer a un grupo étnico determinado.
(Foto: Creative Commons Flickr Dave Proffer)

A propósito del Día Internacional de Reflexión sobre el Genocidio cometido en Ruanda, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) alertó sobre la gravedad que representa el resurgimiento del discurso de odio –después de dos guerras mundiales y vergonzosos genocidios que ocurrieron en el siglo XX—, que con renovada retórica degrada, intimida, promueve prejuicios e incita a la violencia contra personas y colectivos, ya no sólo por motivos de raza sino, fundamentalmente, por diferencias culturales basadas en la nacionalidad, condición social y económica, preferencias sexuales o convicciones religiosas.

La promoción del discurso transgresor de la actualidad se ensaña con los grupos en mayor situación de vulnerabilidad de nuestro tiempo: los migrantes y los refugiados, toda vez que, hay casos que desde las más altas esferas de poder, se promueve un rechazo extremadamente violento en su contra, tal y como ocurre en los Estados Unidos de América, donde ha puesto en riesgo el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables que corresponden a toda persona.

En un comunicado de la CNDH con ocasión del Día Internacional de Reflexión sobre el Genocidio cometido en Ruanda –7 de abril—, la Comisión puntualiza que, desde la lógica de los derechos humanos, hemos aprendido que un prejuicio lleva la discriminación, la discriminación a la persecución y la persecución al exterminio, razón por la cual no podemos volver al pasado ni permitir que el discurso de odio gane terreno, basado en nuevas políticas migratorias y un supuesto ejercicio de la libertad de expresión y las libertades públicas.

Con motivo de esta fecha conmemorativa, la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó la resolución A/RES/58/234, en que declara el 7 de abril como Día Internacional de Reflexión sobre el Genocidio cometido en Ruanda y alienta a todos los Estados Miembros a la realización de actos en memoria de las víctimas de genocidio, además de exhortarlos a que actúen de conformidad con la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, para que no vuelvan a repetirse acontecimientos como los ocurridos en dicho país.

En 1994, 800 mil ruandeses fueron asesinados por sus compatriotas, en la mayoría de los casos por pertenecer a un grupo étnico determinado. La matanza sistemática de hombres, mujeres, niñas y niños durante aproximadamente 100 días, iniciada el 7 de abril de ese año, se perpetró a plena vista y paciencia de la comunidad internacional.



Temas relacionados:
CNDH
Derechos Humanos
Migración




    Contenido Relacionado


  1. ONU nombra a nueva representante especial para migración internacional
    Marzo 9, 2017 3:32 pm
  2. Ruanda publica lista de militares franceses acusados del genocidio de 1 millón
    Octubre 31, 2016 4:56 pm
  3. Progreso democrático de África, en riesgo por líderes que rechazan dejar el cargo: Obama
    Julio 28, 2015 1:48 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]