“México, un Estado atrapado por el crimen”: T. Santiago y C. Illades
Los investigadores publican el libro ‘Estado de guerra. De la guerra sucia a la narcoguerra’.
(Foto: H. González/Era).

En Estado de guerra. De la guerra sucia a la narcoguerra (Era), los investigadores Teresa Santiago y Carlos Illades realizan un recuento de daños de la llamada ‘guerra contra el narcotráfico’, durante las gestiones de Felipe Calderón y lo que va de Enrique Peña Nieto.

En entrevista, expone Illades: “Originalmente pensamos analizar los seis años de la guerra de Felipe Calderón, pero al ver los últimos hechos nos decidimos a contemplar también los primeros dos años del gobierno de Enrique Peña Nieto”.

¿Perciben un cambio entre la gestión de Calderón y Peña Nieto?

TS: Si nos basamos en las declaraciones de Peña Nieta había motivos para pensar que la política sería diferente, pero si nos limitamos a los hechos no veo gran diferencia, salvo alguna en términos de estrategia. Calderón seguía día a día el parte de guerra y se sabía muy bien cuántos muertos caían. En cambio con Peña Nieto ya no se habla tanto de esto.

CI: Tal vez ha disminuido el número de muertos pero parece haber aumentado el número de desaparecidos. Por otro lado, la guerra ha disparado la violencia en los lugares donde se realizan operativos militares. En este sentido se parece lo que han hecho ambos.

¿Por qué no se cambia la estrategia?

CI: El error viene desde el principio. No calcularon los costos y pusieron en marcha algo que es difícil de revertir, deberían hacerlo pero ya no es tan fácil.

TS: Además la manera de cambiarlo sería atacando al crimen por los flujos de dinero; el problema es que por esa vía hay enormes intereses que no se quieren tocar.

Cada vez son más los analistas que señalan que la mejor manera de atacar al crimen organizado es a través del dinero. 

CI: Esto exige una reforma del Estado que no se está dando. Si no se ataca el capital ni se reforma al Estado en los tres niveles es imposible menguar el poder del crimen. En el libro planteamos que esta guerra es la extensión de un Estado autoritario que no se ha ido con la transición.

Una conclusión que se desprende de su ensayo es que todo esto es una secuencia de hechos que viene de tiempo atrás. 

TS: Nos interesa darle una perspectiva  histórica más amplia. El Estado autoritario de la época de Díaz Ordaz y Echeverría no ha quedado atrás. La alternancia no hizo ese trabajo y las mismas estructuras siguen funcionando.  No se trata de caer en una comparación facilona entre la Guerra sucia de Echeverría y ahora, por supuesto han cambiado algunas cosas pero persiste la estructura de un Estado autoritario, que podemos ver en los casos de Tlatlaya y Ayotzinapa.

Si bien los casos de Tlatlaya y Ayotzinapa parecían ser cuestiones locales, ¿en qué momento se convierten en asuntos de índole federal? 

TS: El error del gobierno federal radica básicamente en la omisión. Nosotros lo que vemos es que dejan de pasar las cosas. Lo de Tlatlaya no podemos desligarlo de la fuerza que se le dio al Ejército durante  la época de Calderón. Se le sacó a las calles con mucho presupuesto y desde entonces no se ha podido regresar. Sucede lo mismo con Ayotzinapa, la primera declaración sobre este caso fue que era un problema local, es como dejar que las cosas sigan sin comprometerse demasiado.

CI: Tlatlaya evidencia que tenemos al Ejército en las calles pero sin contrapesos. Sigue el fuero. Mientras sea juzgado por tribunales especiales no hay manera de controlar sus excesos. En el caso de Ayotzinapa, un año antes del 26 de septiembre se había iniciado una averiguación federal contra Abarca pero no se culminó, de modo que no se puede alegar ignorancia.

Cada vez es más común la discrepancia entre el gobierno mexicano e instancias internacionales de derechos humanos o incluso, la ONU…

TS: El gobierno mexicano no quiere reconocer la tortura ni las violaciones a los derechos humanos. La imagen de nuestro país está bastante desgastada por tanto el gobierno actual hace hasta lo imposible por evitar que se desgaste más su imagen y le baja el nivel a lo que se conoce afuera.

CI: Al gobierno mexicano le asusta cuando la prensa extranjera se refiere a nuestro país. En cambio, si el llamado de atención viene de organismos internacionales trata de tapar o encubrir; esto no solo es un error  también genera muchas dudas respecto a la calidad y la entereza con que se enfrentan estos problemas. Es vergonzosa la respuesta del gobierno mexicano contra el relator de Naciones Unidas.

¿Coinciden con quienes se refieren a México como un Estado fallido?

TS: No, preferimos hablar de un Estado atrapado por el crimen en algunas de sus instancias. Un Estado fallido es inoperante y no es el caso de México.

CI: Si fuera fallido estaríamos en un colapso. Lo que es verdad es que no funciona de manera adecuada.

TS: No obstante, en regiones como Tamaulipas, Guerrero o Michoacán sí se puede hablar de Estados fallidos.

En términos de sociedad, ¿qué corresponde hacer al ciudadano frente a una guerra como la que vivimos?

TS: De entrada podríamos pensar que somos una sociedad bastante anestesiada y acostumbrada a la violencia. Esto se liga con que a través de esta guerra se han neutralizado los movimientos sociales. La sociedad tiene miedo.

CI: El 2006 fue un año de grandes movilizaciones sociales. Vino la guerra y las redujo. El único movimiento social importante durante el sexenio de Calderón fue el magisterial. El retorno del PRI opera de manera similar.

De cara a las próximas elecciones, ¿qué clima social predominará?

TS: La democracia llega en entredicho porque no se han creado los mecanismos para frenar que el dinero del crimen organizado llegue a las campañas.

CI: Puede ser que veamos un aumento de la abstención y una desconfianza general hacia la clase política.

libros-banner-pie-de-nota







    Contenido Relacionado


  1. Rendirán homenaje a Ramón Xirau
    Abril 7, 2015 5:23 pm
  2. Actividades para conmemorar el Día Mundial del Libro
    Abril 7, 2015 2:29 pm
  3. Descubre la vigencia de la Carta de Venecia
    Abril 6, 2015 6:24 pm
  4. Último día del Gran Remate de Libros en el Auditorio Nacional
    Abril 6, 2015 5:53 pm
  5. “La renuncia que nunca fue. La trampa de Octavio Paz”, texto de Jacinto Rodríguez Munguía
    Abril 6, 2015 8:36 am
  6. Consejos de Thomas Piketty para combatir la desigualdad #PrimerosCapítulos
    Abril 5, 2015 11:41 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]