Conaculta debe a Diputados informe por restauración de ‘El Caballito’
La Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados espera un documento que revele los usos de ácidos y corrosivos que perjudicaron la superficie de la estatua de Carlos IV, en el Centro Histórico.
(Foto: Cuartoscuro)

La Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados está a la espera de un informe detallado del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) sobre la situación de la escultura de El Caballito, ubicada en la Plaza Manuel Tolsá, en el Centro Histórico de esta capital.

Luego de los daños causados a la monumental escultural por un equipo de trabajadores del Fideicomiso del Centro Histórico del Gobierno del Distrito Federal, la diputada Margarita Saldaña Hernández, presidenta de ese órgano legislativo, solicitó a Rafael Tovar y de Teresa un informe sobre lo ocurrido y la situación que guarda en estos momentos el monumento.

Recordó que la petición formal fue realizada el pasado 30 de septiembre, fecha en la que el titular de la política cultural del país presentó a los legisladores una serie de propuestas para el fortalecimiento de iniciativas estratégicas para el sector.

“Dijo que nos iba a informar al respecto. Ese día, se le hizo la petición formal, de frente; ahora hay que esperar la respuesta, pues nos comentó que estaban en esa parte, de ver, de investigar y deslindar responsabilidades”, señaló.

Y es que para Saldaña Hernández, la polémica desatada en días recientes en los diferentes medios de comunicación respecto a que el monumento habría sufrido daños tras aplicarle ácido nítrico, como parte de un método agresivo de limpieza, los tiene inquietos y preocupados.

“Nos inquietó este asunto, nos preocupa, pues México tiene muchos monumentos y de repente vemos a mucha gente que pretende intervenirlos. Hay que poner mucha atención, cuáles son los procedimientos, quiénes fueron los encargados y en un momento determinado, quiénes son los responsables.

Dedicada al rey Carlos IV de España, la obra en bronce, fue realizada por deseo expreso y con recursos del virrey don Melchor de la Grúa Talamantes, marqués de Branciforte (1794-1798).

La escultura El Caballito se había dispuesto para estar en el corazón de la Plaza Mayor de México por disposición del entonces virrey Miguel de la Grúa y Talamanca, quien le encargó a Manuel Tolsá la ejecución de la estatua ecuestre del rey Carlos IV en 1793 y finalmente fue inaugurada en 1804.

(Con información de Notimex)

 





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]