Verónica Gerber se asoma al interior de un ‘Conjunto vacío’
La escritora y artista visual mexicana, habla en entrevista sobre ‘Conjunto vacío’, su nuevo libro.
Verónica Gerber se asoma al interior de  un 'Conjunto vacío'
(Redacción AN/Almadía).

El cruce entre la palabra escrita y las artes visuales es algo natural para Verónica Gerber Bicecci (Ciudad de México, 1981). A lo largo de su trabajo, ambas disciplinas dialogan e interactúan, el ejemplo más reciente es Conjunto vacío (Almadía), volumen inclasificable para la propia autora  y donde cuenta la historia de una joven que tras la enésima ruptura amorosa, regresa al departamento de su madre, por cierto ausente. A su vuelta, la protagonista deberá enfrentar su memoria con la sensación de ausencia.
Hija de una pareja de sicoanalistas argentinos que llegaron a México vía el exilio y hermana del cineasta, Alejandro Gerber, la escritora emplea la teoría de los conjuntos –sistema prohibido durante la dictadura argentina-, para reflexionar sobre los vacíos que acumulamos a lo largo de la vida.

¿La literatura es cuestión de matemática?
No sé si sea la única posibilidad pero para este libro busqué conexiones entre matemática, escritura y visualidad.

La relación más obvia es con la poesía y su métrica.
En la poesía la métrica sirve para medir los versos y en el caso de mi libro, hago una representación de la teoría de los conjuntos que se conecta más con la lógica dado que es el lado de la matemática que más asocio con la reflexión.

¿Por eso tiene la novela tiene dos pistas narrativas: la visual y la escrita?
Me importaba mucho construir imágenes que contaran parte de la historia, no que simplemente ilustraran los textos. Quería que tanto el dibujo como la palabra completaran las distintas perspectivas de la historia. El libro está pensado alrededor de la idea de vacío, hueco y desaparición.

¿Su faceta como artista visual tiene que ver con el uso de la teoría del conjunto, que resulta bastante gráfica?
Hay varias explicaciones para eso, por un lado el contexto del personaje relacionado con la dictadura argentina. La protagonista es hija de exiliados y cómo en esa época se prohibió el uso de la teoría de los conjuntos en las escuelas, quería explorar porqué ahí podría haber cierto peligro. Por otro lado, creo que no formamos parte de un solo universo, sino que somos muchos interconectados. Esta forma de diagramar ha estado en mi cabeza desde hace bastante tiempo.

Una lectura de su novela apunta a que la vida es un continuo acumular vacíos…
Sí, hay mucho de eso y de pensar en cómo las cosas que pasan a nuestro alrededor producen una serie de agujeros internos.

No menos importante es la espacialidad…
Son importantes en muchos sentidos: el espacio en blanco; la sintaxis visual y verbal; todos son sitios relevantes donde suceden cosas.

No diría que es una novela de educación sentimental, pero la protagonista sí se encuentra en proceso formativo. ¿Había un interés por reflexionar sobre la madurez o el crecimiento?
Sí, está estudiando la licenciatura, es decir está en proceso formativo. No lo había pensado como un proceso de crecimiento pero sí tal vez como la vía para tratar de encontrar caminos que nos permitan entender quienes somos, a dónde pertenecemos y cuál es nuestro contexto.

La identidad finalmente…
Sí, si es que se puede buscar la identidad en un agujero. No suelo usar el concepto de identidad porque no estoy segura de que sea apropiado para mi trabajo. A través del libro quería reflexionar sobre cómo nos asomamos a la idea de la desaparición.

En la historia las figuras paterna y materna están sino ausentes, al menos difusas. De hecho, una interpretación psicoanalítica, diría que cuando ‘Verónica’ vuelve al departamento de su madre hay una intención por regresar a ella aunque no esté…
La casa puede ser vista como la manifestación del personaje pero en realidad no se sabe si está o no. Giro entorno a eso, más que a la imposibilidad de los hermanos por verla, el departamento refleja todo eso que no se puede ver.

¿Cómo coinciden los procesos creativos del escritor y del artista visual?
Yo me formé como una artista visual cercana a la escritura. No veo mucha distancia porque justo esa intersección es desde donde trabajo. Después, cuando sale al mundo hay quien se pregunta, ¿esto qué es: una novela, una pieza? Mientras lo hacía no me lo cuestionaba. Simplemente era un ir y venir. De hecho no estoy segura de que mi libro sea una novela, lo veo como un libro nada más.

libros-banner-pie-de-nota



Temas relacionados:
Cultura
Libros


    Contenido Relacionado


  1. 4 libros básicos sobre la explosión de la bomba atómica en Hiroshima4 libros básicos sobre la explosión de la bomba atómica en Hiroshima
    agosto 5, 2015 6:21 pm
  2. Poniatowska presente en Homenaje a Pita AmorPoniatowska, presente en homenaje a Pita Amor
    agosto 5, 2015 3:09 pm
  3. Angélica Santa Olaya publica 'Bajo la sombra del encino'Angélica Santa Olaya publica ‘Bajo la sombra del encino’
    agosto 5, 2015 2:50 pm
  4. El exilio y la memoria en la nueva novela de Carla GuelfenbeinEl exilio y la memoria en la nueva novela de Carla Guelfenbein
    agosto 4, 2015 7:20 pm
  5. Presentan libros de Nicola Lorusso en Bellas ArtesPresentan libros de Nicola Lorusso en Bellas Artes
    agosto 4, 2015 2:20 pm
  6. El periodista Thomas Kistner exhibe a la FIFAEl periodista Thomas Kistner exhibe a la FIFA
    agosto 3, 2015 5:00 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Agustín Carstens dejará Banxico el 1 de julio de 2017.
Será gerente del Banco de Pagos Internacionales.